Guatemala: la Justicia da plazo de 24 horas para constatar si salud de Ríos Montt le permite o no comparecer

El juzgado de Mayor Riesgo “A” ordenó al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) realizar un tercer peritaje sobre la salud del exjefe de Estado, Efraín Ríos Montt, para verificar la autenticidad de una nueva excusa médica presentada por su defensa para justificar la ausencia del acusado.

Por tercera ocasión el militar retirado presentó una excusa médica para no comparecer en una audiencia del proceso legal en su contra por genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad.

La jueza titular del juzgado, Carol Patricia Flores, suspendió la audiencia y ordenó que un perito del Inacif se apersone a la residencia del acusado para evaluar su salud y comprobar si sus padecimientos le impiden movilizarse.

Hoy, la jueza Flores debía emitir una nueva resolución en la cual dejaría sin efecto un fallo suyo que ordenó regresar todo lo actuado en el proceso por genocidio hasta el 23 de noviembre del 2011.

El Tribunal B de Mayor Riesgo, donde debía dar inicio el juicio contra Ríos Montt y José Rodríguez Sánchez, su exjefe de inteligencia militar, ordenó el pasado 2 de enero una evaluación médica luego de que la defensa del exjefe de Estado presentó una justificación para excusarlo de presentarse al debate. En esa ocasión, según lo resuelto por las juezas, el peritaje del Inacif indicó que el estado de Ríos Montt era estable y podía comparecer en juicio, por lo que ordenaron su traslado inmediato.

Jaime Hernández, abogado defensor de Ríos Montt, indicó a la jueza Flores que como parte del trámite de una exhibición personal interpuesta en el juzgado Tercero de Instancia Penal contra el Tribunal B por supuestamente haber forzado el traslado de su cliente, el Inacif ya había realizado una segunda evaluación. Sin embargo, la togada solicitó examinar al acusado nuevamente.

Una fuente del Inacif, que no quiso revelar su nombre, indicó que el segundo peritaje habría dado los mismos resultados que el primero. La salud de Ríos Montt no sería un impedimento para su asistencia a la audiencia.

Héctor Reyes, abogado querellante, dijo que las excusas médicas de Ríos Montt son una estrategia para retrasar el proceso y señaló que la defensa se contradice al solicitar la presencia del sindicado en una audiencia “de trámite” y a la vez rechazar su traslado para el inicio del juicio en su contra.

Hernández dijo que serían los médicos tratantes los que definirían si la condición del acusado lo obligaría a ausentarse de las vistas a celebrarse en el futuro.

Rodríguez Sánchez, acusado por los mismos delitos, dijo que Ríos Montt, sí se presentó a la audiencia y señaló que espera una pronta resolución del caso, para poder esclarecer los señalamientos en su contra.

La Hora