Maduro da ultimátum a distribuidores para que frenen desabastecimiento

Todos los distribuidores y mayoristas del país “uno por uno” serán citados para “hacerles firmar un ultimátum de respeto al pueblo”, enfatizó este sábado Nicolás Maduro, presidente de la República, desde el Palacio de Miraflores, tras haber arribado al país de su gira por siete países.

Ordenó al vicepresidente ejecutivo Jorge Arreaza; al de Economía, Rodolfo Marcos Torres, y al de Seguridad Alimentaria, Carlos Osorio, que convoquen a todos los distribuidores mayoristas del país, “y les hagan firmar un ultimátum de respeto al pueblo de Venezuela y a las leyes de Venezuela; si no, actuaré con todo el peso de la ley y de la Constitución”, dijo.

Haciendo referencia al cambio en el modelo político-económico propuesto por el analista Luis Vicente León, Maduro preguntó si el sistema planteado por su Gobierno debe ser modificado. A esto respondió inmediatamente que lo que debe cambiar “es el modelo de distribución y comercialización de la red privada, y hay que cambiarlo ya y tenemos que cambiarlo entre todos, o lo hacemos o le harán daño a la República”.

Señaló que es necesario “derrotar las mafias en las distribuidoras en el sector privado parasitario (…)”.
“¿Hay que cambiar el modelo? No. Hay que profundizar el modelo de distribución justa de la riqueza. Hay que cambiar muchas cosas, hay que producir más en Sidor, en Pequiven, en Pdvsa, hay que mejorar la Red de Abastos y Servicios Bicentenario”.

“Hay que cambiar esa parte del modelo, la distribución está casi toda en la parte privada”, manifestó al agregar que la red del Estado “atiende a casi el 74% hoy por hoy, podrá tener algún problema por aquí y otro por allá pero nuestras redes responden ¿por qué no sucede así en las redes de distribución privada?”.

Sostuvo que producto de “la guerra psicológica, en 4 días más de 18 millones de personas realizaron compras equivalente a tres meses”.

Sobre la rendición de su Memoria y Cuenta de su gestión 2014, ante la Asamblea Nacional (AN) establecida en la Constitución, cuyo plazo venció el pasado jueves 15, Maduro aclaró que envió su informe con el vicepresidente Arreaza, sin embargo, acudirá el martes 20 personalmente para dar a conocer decisiones importantes para el desarrollo del país y “acelerar la transición económica al socialismo productivo”.

“Yo vengo preparando un conjunto de acciones, que había que madurar, decisiones en primer lugar para proteger socialmente al pueblo, a los que trabajan, a los humildes, jóvenes y estudiantes (…) en segundo lugar acciones de carácter económico para promover y estimular el desarrollo y el crecimiento productivo del país (…) En tercer lugar decisiones para optimizar el ingreso de divisas y la inversión de esas divisas tanto del petróleo como nuevas fuentes de divisas”.

Sobre el precio de petróleo, punto central en la agenda de su viaje por China, Rusia, Irán, Qatar, Arabia Saudita y Argelia, que calificó de estrategica, puntualizó que “el petróleo venezolano que en septiembre estaba en 96 dólares, ayer (viernes) llegó a 38,5 dólares el barril. Durante la gira, el barril nuestro estuvo oscilando entre 41 y 48”.

Al respecto, informó que la próxima semana se reunirán en Caracas mesas técnicas con representantes de países Opep y no Opep.

Además, detalló que se cumplieron los dos objetivos principales de la gira: amarrar los acuerdos económicos y garantizar el financiamiento líquido y físico para los planes de desarrollo económico del país. “Fuimos a conectarnos con entes de financiamiento en las bolsas para garantizar que los recursos lleguen en 2015 y 2016 sin importar cuánto caigan los precios del petróleo”.

Panorama