México: el Gobierno anuncia medidas para impulsar la construcción de viviendas

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunció un paquete de medidas para fomentar la construcción de vivienda y hacerla accesible a todas las familias, principalmente aquellas cuyos ingresos mensuales no superan los cinco salarios mínimos.

Estas acciones, afirmó, detonarán una inversión de 370 mil millones de pesos en la construcción de 500 mil espacios habitables en beneficio de más de 6 millones de mexicanos.

En la residencia Oficial de Los Pinos, el mandatario detalló las medidas que se agrupan en cuatro rubros: acciones para respaldar la economía familiar; vivienda digna; apoyos para sectores especiales de la población y respaldo fiscal a la industria de la construcción.

En el primer grupo, dio a conocer la eliminación del cobro de titulación por parte del Infonavit para trabajadores con ingresos menores a 2.6 salarios mínimos. Además, a partir de este año, este Instituto ofrecerá sus créditos en pesos y no en salarios mínimos.

En el segundo paquete se contempla que las familias que se integren a la economía formal tengan dos opciones para adquirir una vivienda: un crédito hipotecario tradicional con subsidio de 30 mil pesos o un crédito de Infonavit para construcción en terreno propio.

Como parte del tercer grupo de acciones, el jefe del Ejecutivo anunció apoyos para sectores de la población que requieren soluciones especiales, como es el caso de los jóvenes y mujeres jefas de familia, migrantes y adultos mayores.

Una cuarta acción son apoyos fiscales para la industria de la vivienda a fin de que tenga certidumbre e incentivos para reducir sus precios.

El presidente Peña Nieto aseguró que durante 2014 el sector de la construcción tuvo amplia recuperación con un crecimiento en su producto del 4 por ciento, lo que permitió generar 135 mil 800 empleos formales, cinco veces más que los generados en 2013 que fue de 25 mil 400.

Al cierre del año pasado, agregó, el inventario fue de 560 mil viviendas, 34 por ciento más que en 2013, lo que permitió superar la meta de 450 mil viviendas.