Morales y Bachelet retomarán “agenda de 13 puntos” que incluye demanda marítima

El presidente Evo Morales sostuvo un encuentro bilateral con su homóloga chilena, Michelle Bachelet, donde “se abordó la posibilidad de retomar la agenda de 13 puntos, sin exclusiones”, informó el canciller boliviano, David Choquehuanca.

Dicho temario incluye 13 puntos eje en la relación entre Bolivia y Chile, incluyendo la reivindicación marítima boliviana, ubicada en el punto sexto. Esta agenda fue establecida entre ambos mandatarios en 2006.

Choquehuanca afirmó, en declaraciones a la radio Patria Nueva, que el encuentro fue de carácter privado y se efectuó a pedido de Bachelet.
La reunión duró alrededor de 15 minutos, y entre otros temas Morales y su homóloga chilena conversaron sobre la agenda de los 13 puntos, sin excluir el asunto marítimo.

Ambos jefes de Estado participaron en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se realizó en Costa Rica.
El Canciller boliviano recalcó que en la reunión se tocó el asunto sin excluir el tema marítimo, desmintiendo las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, que afirmó a medios de comunicación de su país que se había acordado retomar el temario bilateral sin abordar la demanda marítima boliviana.

“Las declaraciones del canciller Heraldo Muñoz no tienen relación con la verdad. Efectivamente nuestros presidentes, Morales y Bachelet, han sostenido una reunión, donde tocaron varios temas, entre ellos la posibilidad de retomar la agenda de los 13 puntos”, señaló el Canciller boliviano.
La autoridad afirmó que Bolivia le manifestó a Chile su apertura al diálogo. “Somos de la cultura del diálogo y siempre vamos a estar abiertos al diálogo”.
La agenda de los 13 puntos marcó la reanudación de relaciones bilaterales entre Bolivia y Chile, además de que incluye por primera vez el reclamo boliviano de una salida soberana al mar, pero el avance de ésta se paralizó durante la gestión del presidente Sebastián Piñera.
Bolivia y Chile sostienen esta contienda desde 1879, cuando nuestro país fue objeto de una invasión por tropas chilenas, que derivó en la Guerra del Pacífico, la cual culminó en la pérdida de 400 kilómetros lineales de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.
El Tratado de 1904, que buscó zanjar la problemática entre naciones vecinas, estableció una serie de compromisos asumidos por Chile para con Bolivia, pero que no fueron cumplidos a cabalidad.

A raíz de esta situación, el presidente Evo Morales decidió anunciar, en 2011, su decisión de llevar adelante una demanda contra Chile por el diferendo marítimo ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), hecho que se consolidó en 2013 con la presentación del proceso en La Haya, sede del máximo estrado judicial.

Nuestro país demanda a su vecino trasandino ofrecer una solución real y concertada a la mediterraneidad a la que fue confinada por más de cien años.

Visita pastoral 
Sobre la visita del papa Francisco a Bolivia, fijada para julio de este año, el presidente Morales afirmó que ésta tiene estrictamente fines pastorales
Morales afirmó que él decidió invitar al Sumo Pontífice y descartó cualquier implicancia con el diferendo sostenido entre Bolivia y Chile.

“El año pasado me confirmó que este año nos va a visitar, evidentemente es con fines pastorales. Ahora si Chile tiene temor, es su problema”, afirmó el mandatario boliviano en conferencia de prensa durante la III Cumbre de la Celac.

Señaló su esperanza en que la visita sirva para mejorar la fe religiosa, “es el gran deseo que tenemos”, afirmó.

Cambio