Nicaragua: continúa la tensión por rechazo de campesinos a las obras del Canal Interoceánico

Alrededor de diez camionetas cargadas de antimotines llegaron la tarde de este lunes al poblado de Puerto Príncipe, en Nueva Guinea, donde decenas de campesinos mantienen una protesta en rechazo a un censo de sus propiedades que serían objeto de expropiación por la empresa HKND.

El comerciante Santos Alvarado relató vía telefónica que al menos en cada camioneta llegaron 15 antimotines, los que se sumaron a otros cien efectivos policiales en Puerto Príncipe. Las autoridades resguardan en un colegio de la localidad a los encargados del censo. Los campesinos que los funcionarios de HKND se esconden tras una brigada médica.

“Primero nos daban unas pastillas de acetaminofén y después nos preguntaban quién era el dueño de la propiedad, cuántos vivimos en la casa, si tenemos título de propiedad, etc, y por último nos hablaban del canal”, aseguró Reynaldo González.

El vocero de la Policía Nacional, el comisionado Fernando Borge, no pudo explicar nada al respecto, alegando que estaba fuera de sus labores debido a “prescripción médica. El comisionado César Cuadra y la vocería policial tampoco contestaron a nuestras llamadas. El vocero del Canal, el ingeniero Telemaco Talavera, tampoco respondió.

Francisca Ramírez, dirigente campesina de La Fonseca, otra comunidad de Nueva Guinea, sostuvo que los operadores del censo llegaron el sábado a la zona en camionetas blancas escoltadas por policías. Algunos de los recabadores de información dejaron ver un carné que los afiliaba a la consultora International Center for Demographic Studies (ICFDS), la cual no tiene registros en internet ni físicos en Nicaragua.

Raúl Oporta, comerciante de la zona, aseguró que el despliegue policial también se dirige a las comunidades de Los Campamento, La Unión y Quebrada Seca. “Como 30 camionetas repletas de antimotines hemos visto pasar”, aseguró Oporta.

De acuerdo a Alvarado, la caravana policial que arribó a Puerto Príncipe a final de la tarde pasó por el tranque que ellos mantiene. “Los policías nos hicieron señas con los garrotes, pero nosotros no nos vamos a mover porque queremos parar esa mentira de que son médicos cuando son gente del canal los que andan”, dijo el hombre.

Según Ramírez, las protestas pacíficas también se replican en las otras comunidades mencionadas. “No dejamos pasar esas camionetas blancas, solo no hay paso para ellas. El resto de carros, buses, y todos tienen vía libre. No queremos a esa gente en nuestras tierras”, dijo la dirigente campesina.

Los campesinos acompañaron su relato con unas fotografías enviadas en las que se los ve portando una manta que reza “no queremos más encuestas falsas del orteguismo”. Aproximadamente 200 personas en cada punto de protestas están en estos momentos, según los campesinos.

Confidencial