Nicaragua: denuncian amenazas a líder campesina que se opone a construcción del Canal

Llegaron en una camioneta, tiraron piedras a mi casa por varios minutos, me gritaron barbaridades y me dijeron que ahora sí iban a cumplir la orden de matarme y desaparecerme, para que no ande levantando a la gente contra el Canal, pero yo me quedé encerrada hasta que llegó la comunidad a rescatarme”, dijo aún nerviosa Heylin Góngora Monjarrez, de 21 años.

La joven Góngora Monjarrez es una de las líderes comunitarias de Tolesmaida que han alzado su voz de protesta contra el Canal y dijo a LA PRENSA que ella se encontraba con su niña de 3 años y una adolescente de 15 cuando escucharon los golpes en las puertas de madera de su casa y cuando contestaron, quién es, sus agresores gritaron —“Aquí está”— y comenzaron a tirar una lluvia de piedras sobre la casa, narró la joven.

“Yo comencé a gritar y a llamar por teléfono a toda mi familia y ellos mientras tiraban las grandes pedradas decían: ‘ahora sí te vamos a matar zorra, para que no andés mal informando a la gente’. Eran como 11 hombres vestidos de camisas azules, andaban en una camioneta azul y cinco de ellos subieron hasta mi casa a golpearme las puertas a ver si yo estaba aquí”, precisó Góngora Monjarrez.

Tras el incidente todos los vecinos cercanos, con machetes y garrotes, fueron a auxiliar a la joven, pero sus agresores ya se habían dado a la fuga. La afectada dijo que no tiene miedo a las amenazas y que van a seguir protestando contra el Canal.
NO ES LA PRIMERA VEZ

Octavio Ortega Arana, coordinador del Comité Nacional para la Defensa de la Tierra, el Lago y la Soberanía, repudió las provocaciones que se le están haciendo a dirigentes comunitarios que protestan contra el Canal.

“Esta es la tercera vez que lanzan piedras sobre la casa de un dirigente de las protesta contra el Canal en Rivas. Ellos ya apedrearon la casa de Augusto Campos, en Buenos Aires, la casa de Henry Ruiz, en Altagracia (isla de Ometepe) y ahora la casa de esta joven de Tolesmaida”, explicó Ortega Arana.

Según Ortega Arana, con estos actos de provocación a líderes de quienes no quieren vender sus propiedades “el Comité Nacional para la Defensa de la Tierra, el Lago y la Soberanía no se hace responsable de cualquier reacción violenta que tomen las comunidades al ver que les agreden y quieren intimidar a sus dirigentes, las comunidades han estado actuando pacíficamente, pero no respondemos porque los están llegando a provocar hasta sus territorios”, afirmó Ortega.

Durante tres días consecutivos los habitantes de las comunidades de Los Ángeles, Sacramento, y parte de San José del Sur, de Moyogalpa, isla de Ometepe, no permitieron el ingreso de la brigada, a pesar de los refuerzos de antimotines que llegaron a la zona.

Octavio Ortega Arana detalló que los isleños han quemado llantas, lanzados cohetes y bombas en señal de protesta y ayer celebraban que la brigada se había retirado del lugar.

La Prensa