Perú: el Gobierno celebra primer aniversario de La Haya y hace un llamado a la unidad

Con una ceremonia corta, en una Plaza de Armas repleta de militares de las tres armas y policías, el Perú celebró el primer aniversario del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y que cerró el capítulo del diferendo marítimo con Chile.
Aunque inicialmente se convocó a los periodistas a las 10 de la mañana, el inicio se postergó hasta las once.

En circunstancias complicadas para el gobierno –que sufrió una fuerte derrota política el lunes en el Congreso, con la derogación de la ley de empleo juvenil– Humala ofreció un discurso relativamente breve –con una duración de aproximadamente diez minutos– y que planteó la necesidad de promover la unidad en torno a grandes objetivos, como la inclusión y el desarrollo.

Humala destacó, precisamente, que el diferendo marítimo supuso un “aleccionador sentimiento de unidad nacional” que involucró a la sociedad peruana en su conjunto, a sus autoridades y a todos sus ciudadanos en general.

Mencionó, por ejemplo, que tres gobiernos democráticamente elegidos –es decir, el de Alejandro Toledo, Alan García y el suyo propio– le dieron continuidad a un proceso que se entendió como una política de Estado.

Por cierto, el líder de Perú Posible estuvo en el estrado principal como uno de los principales invitados.

El líder aprista también fue invitado a la ceremonia, sin embargo no asistió. Esto en un contexto en el que las críticas de García contra Palacio de Gobierno han aumentado en su intensidad. Recientemente se denunció que el ex presidente sería objeto de seguimiento y reglaje de los servicios de inteligencia.

Como explicación por su notoria inasistencia, García escribió lo siguiente en su cuenta de twitter: “Aclaro: recibí una esquela para una ceremonia castrense a las que normalmente no asisto. Pero no sobre una supuesta ‘reunión de expresidentes'”.

EL DISCURSO

Según el presidente Humala, Perú y Chile le ofrecieron al mundo un ejemplo de “madurez, concordia e integración” al acatar y ejecutar, rápidamente, el fallo de la Corte Internacional de Justicia.

Humala recordó que apenas conocida la sentencia el Perú “tomó plena posición de los derechos soberanos y exclusivos” del amplio espacio marítimo que la Corte le reconoció como propios.

En su discurso, Humala resaltó que la ejecución del fallo se realizó en el “menor plazo posible”, lo cual, añadió, fue reconocido por la comunidad internacional, haciéndole ver al mundo que el Perú es un país respetuoso del derecho internacional y confiable en el cumplimiento de los acuerdos internacionales que suscribe.

Humala destacó, además, que la resolución del diferendo marítimo por la vía pacífica, recurriendo a las herramientas que el derecho internacional provee, ofrece “un marco de seguridad para todas nuestras relaciones diplomáticas y comerciales, sin excepción”, sobre todo para el proceso de integración bilateral con Chile y los demás países vecinos.

“La manera como nuestra sociedad encaró el proceso de La Haya, antes y después del fallo, nos señala una ruta de madurez nacional a la que siempre debemos apuntar”, sostuvo.

Añadió que el fallo es una fecha de “gran importancia y significado para la historia del país” por tratarse de “una gesta pacífica” y del triunfo “de la razón jurídica”, uno de los “legados más trascendentes que los peruanos les entregamos a las generaciones futuras”.

Seguidamente, señaló que habiéndose solucionado cualquier diferencia limítrofe y “teniendo el Bicentenario de nuestra Independencia en el horizonte cercano”, el camino que le toca recorrer al Perú “es el del desarrollo”, junto a toda la región en su conjunto.

PROYECTO DE LEY

Humala aprovechó la fecha para mencionar que la Corte le entregó al Perú el 75% del espacio marítimo que reclamaba como soberanos, esto es, 50 mil kilómetros cuadrados, aproximadamente.

Humala señaló que gracias a ello, “nuestra flota pesquera, artesanal e industrial” que antes trabajaban en Ilo sobre 48 millas, ahora ejercen derechos sobre 200 millas marítimas.

En general, el de Humala fue un discurso conciso, incluso previsible, que no trajo mayor elemento de novedad salvo al final, cuando anunció que enviará al Congreso un proyecto de ley para instaurar, todos los 27 de enero, el día de la soberanía marítima.
Todos los 27 de enero, explicó, debe celebrarse que el Perú fue capaz de tener un horizonte claro. “Esto demuestra lo que se puede lograr cuando hay un norte común”, expresó.

Chile: “El fallo es un antes y un después”

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, inauguró ayer una mesa redonda en la que se analizaron los desafíos de Perú y Chile al cumplirse un año de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. En su intervención, comentó que el fallo produjo”un antes y un después” en las relaciones entre ambos países.

“Acatamos el fallo como corresponde a un país respetuoso del derecho, dijimos que la sentencia debía ser implementada de manera gradual y concertada, y creemos que hemos cumplido con creces, de manera ejemplar, sin roces entre los países”, dijo Muñoz, según recoge el diario La Tercera.

Muñoz destacó también que “los caminos entre Chile y Perú están llenos de futuro” y que ambas naciones presentarán conjuntamente la cartografía a Naciones Unidas, como “ejemplo de los tiempos que corren”.

DATOS

A la ceremonia de ayer asistieron las principales autoridades del Estado, entre ellas el presidente del Poder Judicial, Víctor Ticona, la presidenta del Parlamento, Ana María Solórzano, y ministros de diferentes carteras.

Terminada la ceremonia, los invitados pasaron a Palacio para participar en un brindis ofrecido por el presidente Ollanta Humala.

La República