Rafael Correa, presidente de Ecuador: “La relación entre China y Latinoamérica es una relación entre iguales”

Por Wang Xinping, Liu Xuxia y Yasef Ananda

Rafael Correa, presidente de Ecuador, es uno de los líderes más carismáticos y preclaros del actual panorama latinoamericano.

Como economista, sobresale en sus agudos análisis y en la formulación de osadas soluciones para los problemas del continente. Como político, destaca su audacia y lucha por un nuevo orden social con todos y para el bien de todos.

En el marco del foro China-CELAC, Correa dialogó -en exclusiva- con Pueblo en Línea.

Pueblo en Línea:

Con anterioridad, Ud. ha visitado China. ¿Cómo ha sido en esta ocasión?

Rafael Correa:

Primero, muchas gracias por esta entrevista. Un inmenso abrazo y saludo al pueblo chino. Yo quiero decirle algo con mucha sinceridad, siempre he admirado muchísimo la cultura milenaria china, la civilización china, la historia china y las luchas libertarias chinas de Mao Zedong, que es para mi uno de los mayores hombres de la historia de la humanidad. Asi como también admiro un pueblo que ha sabido superar tanto abuso, saqueo y sufrimiento. A China, se los digo muy sinceramente, realmente siempre la he querido y admirado. Por eso para mi fue una gran alegría visitar este maravilloso país en el 2007 donde como siempre nos trataron de forma fabulosa y estuvimos con el presidente Hu Jintao. Pero fue una visita oficial, una visita de Estado y yo recién empezaba el gobierno. Ahora con mucha más experiencia, probablemente hemos podido sacar mayor provecho pues es una visita más larga.

Hemos empezado con una visita de Estado el 6 y 7 de enero y el 8 hemos tenido la inauguración del foro CELAC-China y esa sí es una gran diferencia. Hay una voluntad muy clara del presidente Xi Jinping de acercarse a América Latina y el Caribe como bloque, y gracias a Dios ya existe la conformación de ese bloque por medio de la CELAC, que es la comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe. Creo que es una visión estratégica fundamental de mutuo beneficio, puede incidir incluso en el orden mundial que no sólo es injusto sino, en ocasiones, es inmoral. También puede incidir en la democratización de las diferentes instituciones internacionales como Naciones Unidas, en la búsqueda de una paz verdadera. CELAC más China es una tercera parte de la humanidad. Yo creo que podemos hacer mucho juntos.

Pueblo en Línea:

Próximamente Ecuador se hará cargo de la presidencia pro témpore de la CELAC. ¿Cómo espera que sea el futuro de la cooperación entre China y América Latina?

Rafael Correa:

El presidente Xi Jinping dijo algo que a los latinoamericanos nos agrado mucho: que se trata de una relación entre iguales. ¡Qué humildad! China tiene 32 provincias y es 3 veces más grande que un país promedio de Latinoamérica y si nos fijamos en los países más pequeños, China es 200 o 300 veces más grande. Sin embargo, es ese respeto histórico, esa humildad proverbial que demuestra China cuando expresa: es un tratamiento entre iguales. Porque realmente América Latina está cansada de ser tratada como patio trasero de ciertos países, de ser tratada en condiciones de inferioridad, con sometimiento, con condicionamientos. Eso no lo vemos en la relación con China y esa sí es una gran diferencia.

¿Cómo puede plasmarse esa relación de mutuo beneficio? Hay grandes complementariedades entre CELAC y China. América Latina es una región con muchísimos recursos naturales y energéticos, básicamente con los hidrocarburos que China necesita. Tenemos excedente en producción de alimentos. Podemos ser el granero del mundo, lo que China necesita. ¿Y qué necesitamos nosotros en esta etapa de desarrollo? No necesitamos caridad, no necesitamos donaciones para construir la escuelita. Eso ya lo podemos hacer. Necesitamos financiamiento para proyectos de infraestructura. Se calcula que necesitamos incrementar unos casi tres puntos del PIB latinoamericano hasta el 2020 para completar toda la infraestructura vial de puertos y aeropuertos que necesitamos y China tiene esa capacidad de financiamiento. Necesitamos acumular más talento humano, más ciencia, más tecnología y China nos puede dar esa transferencia tecnológica. Hay importantes complementariedades para el beneficio mutuo. Una visión en conjunto, común, en cuanto a problemas globales.

¿Por qué debemos actuar en bloque? Una de los errores que cometimos en la relación con los Estados Unidos, por ejemplo, en la Organización de Estados Americanos (OEA) es que somos una treintena de países de América Latina y del Caribe contra el gran Estados Unidos, que solo él es 50 estados unidos. Y entonces Estados Unidos siempre ha puesto las condiciones. Por eso lo importante es actuar como bloque.

Pueblo en Línea:

¿Cómo valora el papel de las empresas chinas en Ecuador? ¿Qué han aportado?

Rafael Correa:

Ecuador es un ejemplo para toda América Latina de la relación con China. Ha sido muy exitosa. China ha sido muy cooperativa, muy amable con nosotros. También nosotros hemos sabido aprovechar eficiente y transparentemente este apoyo, sobre todo financiero. Hay datos que reflejan esta realidad. Al inicio de mi gobierno habían 7 empresas chinas trabajando en Ecuador. Hoy son más de 80, empleando miles de trabajadores. Y china ya es parte de la historia del Ecuador porque con el financiamiento de empresas chinas se están haciendo proyectos estratégicos, históricos, que permitirán cambiar la realidad del país. Por ejemplo, dentro del sector energético. En el 2016 se concluye Coca Codo SinClair, a cargo de la empresa china Sinohydro con financiamiento del gobierno chino. Es la mayor inversión en la historia del país. Esto nos permitirá en el 2016 tener la matriz eléctrica más amigable con el medio ambiente y más eficiente del mundo. Y nos permitirá incluso exportar energía. Esto es solo un ejemplo de lo que se ha logrado en la cooperación con China. Por eso repito que China ya es parte de la historia de Ecuador.

Existen muchísimas otras áreas en las que podemos seguir colaborando. Hemos iniciado la etapa de hacer lo que llamamos las industrias industrializantes. Industrias fundamentales para el desarrollo, para disminuir la vulnerabilidad del país y para potenciar otras actividades económicas. Por ejemplo, la petroquímica, los astilleros. Mañana viajo a Shanghai a visitar los astilleros más grandes de China. Y en todo esto, obviamente China y sus empresas pueden colaborar con el Ecuador. Otra cosa importante. Normalmente las empresas chinas ya vienen con financiamiento. Para ciertas obras no tenemos la capacidad nacional para hacerlas, ni la capacidad técnica y tampoco tenemos el financiamiento. No solo viene la empresa, sino que viene con el respectivo financiamiento de su gobierno. Y esto es muy importante para nosotros.

Pueblo en Línea:

El día 15 de Enero del 2007 se inició la Revolución Ciudadana. ¿Hasta la fecha, cúales son sus principales logros?

Rafael Correa:

Hay muchas cosas que se han hecho, pero lo principal es el cambio en las relaciones de poder. ¿Por qué América Latina sigue siendo subdesarrollada? Si un economista hubiera llegado con Cristóbal Colón -en esa época no había economistas, felizmente-, desde el punto de vista económico, habría predicho que América Latina se iba a desarrollar mucho más rápidamente que América del Norte, pues tenía todas las condiciones para hacerlo. Tenía igual o mayor cantidad de recursos naturales, sociedades estructuradas… mucho más estructuradas que las tribus originarias de América del Norte. Los Mayas, los Aztecas, los Incas tenían tecnología importante. Es decir, Perú debía ser el Estados Unidos del siglo XXI. ¿Por qué no lo fue? Hay muchas respuestas y eso uno de los grandes enigmas del desarrollo, pero una de esas respuestas es que siempre nuestros países han sido dominados por unas cuantas élites que jamás distribuyeron los frutos del progreso técnico y siempre lo utilizaron para diferenciarse. Hicieron sus barrios de lujo, sus escuelas de lujo, sus clubes de lujo para casarse entre ellos y siempre mantener el mismo poder. Impusieron sus medios de comunicación porque siempre en América Latina los medios de comunicación están en manos de está élite.

Lo que logró la Revolución Ciudadana, no el 15 de enero del 2007 ya que esto ha sido un proceso porque ganar elecciones en América Latina no significaba ganar el poder. Todo estaba hecho para que continuara lo mismo de siempre. Pero con mucha audacia, con el apoyo del pueblo ecuatoriano, con la Asamblea Constituyente del 2007, con la nueva constitución hemos logrado cambiar esa relación de poder en función de las grandes mayorías. Este es el primer paso para un verdadero proceso de desarrollo. Eso sí, con un Estado que ya no responde a los intereses de unas pequeñas élites sino a los intereses generales y al bien común. Entonces comienza la parte técnica que también la hemos hecho muy bien: asignar los recursos adecuadamente, construir vialidades, escuelas, hospitales. Ahí están los resultados. Y el primer paso es el cambio en esas relaciones de poder en función de las grandes mayorías. Ustedes pueden estar seguros que aunque nos falta mucho por hacer, en Ecuador quien ahora manda es el pueblo ecuatoriano.

Pueblo en Línea:

Se acerca el año nuevo. ¿Qué anhelos quisiera compartir con el pueblo chino?

Rafael Correa:

Nosotros también acabamos de celebrar nuestro año nuevo hace apenas una semana y como siempre todo el mundo occidental, aunque yo nunca he entendido eso de occidental y oriental si el mundo es redondo… pero bueno, esa es una visión etnocentrista. Por supuesto, a nuestros queridos hermanos chinos que tengan un feliz año, de prosperidad, de paz, de armonia, de felicidad.

Pueblo en Línea:

Muchas gracias, señor Presidente y esperamos volver a conversar en su próxima visita.

Rafael Correa:

Gracias a ustedes.

People Daily