Venezuela: Caracas será sede del Primer Encuentro Nacional de Organizaciones Revolucionarias

Diversas organizaciones de la Izquierda Revolucionaria de Venezuela, agrupadas en la Unidad Popular Revolucionaria / UPR, preocupados por la actual situación política del país; nos envían el siguiente documento para ser difundido entre nuestros lectores, camaradas e interesados en participar en el Encuentro Nacional de Organizaciones Revolucionarias. Experiencia la cual sin duda, se convertirá es una interesante oportunidad para agrupar y canalizar las diversas opiniones de las corrientes políticas de izquierda que ven con preocupación el actual destino de la revolución bolivariana. Sobre todo este año 2015, en que al final del mismo, se medirán las fuerzas políticas para ocupar los nuevos escaños de la Asamblea Nacional. Desde este espacio abierto y democrático para la discusión política, se podrán generar las políticas las cuales permitan transformar ese ente, en un consejo popular generador de la profundización de la revolución bolivariana y socialista.

Correo anexo:

Camaradas, compañeros y compatriotas, les enviamos material y a la vez les invitamos a participar en la convención de la izquierda revolucionaria de Venezuela, cuyas características y forma de participar están adjuntas. Para información adicional o aclaratoria pueden llamar a los siguientes números de Teléfonos:

CONTACTOS:

Rubén Mendoza Cel.: (0416) 429.6489

Nadia Mora Cel.: (0426) 906.9202

Carlos López Guevara Cel.: (0412) 396.6373

Correos:

[email protected]

[email protected]

Documento conclusivo del Encuentro Nacional de Organizaciones Revolucionarias:

1). Análisis de la Coyuntura Nacional e Internacional.

En la actualidad el mundo pasa por una agudización de la crisis general del capitalismo, este proceso característico de la fase imperialista profundiza la lucha de las diversas potencias por un nuevo reparto del mundo donde intervienen los gobiernos imperialistas y sus ejércitos defendiendo los intereses de las grandes corporaciones burguesas dominantes, de igual forma se exacerba la contradicción países imperialistas – dependientes especialmente por la apropiación de las riquezas naturales, así como la contradicción capital –trabajo a lo interno de cada país.

La crisis genera efectos económicos, sociales y políticos, que se expresan principalmente en el deterioro de las condiciones de vida de las mayorías, afecta a todos los países, bien sean imperialistas o dependientes, así como a todas las esfera de la sociedad, por ende Venezuela no escapa de esta situación, ya que, seguimos inmersos en la órbita del modo de producción capitalista, con el agravante que nuestra economía depende de los países imperialistas hacia donde exportamos barriles de petróleo o derivados y desde donde importamos tecnología, bienes de consumo o de capital, con el agravante de ser también importadores netos de alimentos por la baja producción y la fuga de lo producido por el contrabando de extracción.

El impacto de la crisis capitalista en Venezuela tiene un elemento importante en la baja del precio del petróleo, disminución de la demanda de minerales como hierro y aluminio, además condiciones internas que generan: desabastecimiento, acaparamiento, contrabando de extracción e inflación inducida, así como pérdida de la capacidad adquisitiva del Bolívar, situaciones que son profundizadas por los monopolios capitalistas que controlan ramas fundamentales como los alimentos, los medicamentos, transporte, con lo cual aumentan sus ganancias especulativas, mientras tratan de crear descontento del pueblo y su respuesta negativa hacia las propuestas revolucionarias

La burguesía busca que el pueblo genere animadversión contra las propuestas socialistas, que rechace al proceso bolivariano, que retroceda a posiciones reaccionarias, para esto se puede prestar la existencia de una capa de burguesía emergente que incluso dirige instituciones, expresando la composición policlasista del proceso, donde factores de la derecha se han enquistado, camuflados de “revolucionarios” y atentan contra sectores de la clase obrera, el pueblo organizado y las propuestas de raíz verdaderamente popular.
Es evidente que por efecto de la crisis y de la guerra económica, existe cierto descontento en algunas capas sociales, que en estos momentos afecta al pueblo chavista debido a los impactos económicos y la propaganda reaccionaria, ese descontento pretende ser capitalizado por factores de la derecha, que generan muchas de las situaciones negativas por medio de sus empresas de producción y la magnifican por los medios, creando el ambiente propicio para intentar volver al gobierno.

Es importante recalcar que el proceso bolivariano ha entrado en un período de ajustes que se han profundizado a raíz de la desaparición física del comandante Chávez, situación que incidirá en las próximas elecciones de las parlamentarias.

Es importante hacer notar que algunas de las empresas estatizadas están por debajo de su capacidad instalada, con problemas por falta de materia prima, gestión ineficiente de mantenimiento, desinversión y luchas internas, cosas que en general, coinciden en obstaculizar la verdadera participación de la clase obrera, impidiendo que la masa trabajadora que apoya y defiende el proceso juegue su papel protagónico, mientras la burocracia hace de las suyas con lenguaje y poses bolivarianas pero con una práctica oportunista mientras la burguesía proimperialista en su afán de derrotar al proceso cierra empresas y baja santamarias bajo el argumento de la falta de divisas.

Ante esta situación se hace necesaria la unidad popular y revolucionaria como mecanismo de defensa y profundización del proceso revolucionario, para construir la capacidad de transformar las estructuras económicas y sociales de nuestro país.

Es fundamental un referente revolucionario de base para consolidar una clase obrera consciente de su papel histórico, un pueblo formado política e ideológicamente, para luchar en conjunto con el campesinado y otros sectores oprimidos de la sociedad como las mujeres, estudiantes e indígenas, para asumir la vanguardia de la lucha revolucionaria y alcanzar el verdadero poder popular revolucionario.

Consideramos que el gran polo patriótico debería convertirse en espacio de debate y participación donde se discutan las grandes problemáticas que afectan al pueblo, donde se capten verdaderamente las propuestas de las bases populares y se decida sobre la ejecución de medidas revolucionarias para derrotar las acciones de sabotaje emprendidas por el imperialismo y sus socios, por tal razón saludamos la realización de asambleas patrióticas regionales y el congreso nacional del Gran Polo Patriótico, esperando logren mantener su acción mas allá de los periodos electorales

Solo derrotando el sistema capitalista y toda práctica que conlleve a alimentarlo, como los acuerdos con sus representantes más recalcitrantes o la complacencia con sus actividades conspirativas, permitirá avanzar por el sendero de la revolución popular y el socialismo. Desde tal perspectiva apoyamos al gobierno del camarada Maduro, con una posición de clase, basada en nuestro aporte diario, pero también en la critica, la autocritica, asi como, la denuncia de toda acción que vaya en contra de los intereses del pueblo.

Es urgente consolidar espacios de encuentro entre el gobierno o con sectores revoluciones del mismo y las diferentes expresiones del poder popular organizado con disposición a asumir las responsabilidades que se requieran en cualquier terreno.

Por ello proponemos la plataforma de lucha popular, antiimperialista, antifascista, anti capitalista y clasista, que busca la acumulación de fuerzas con base en la acción revolucionaria, en función de la unidad de todos aquellos que trabajamos para trasformar radicalmente las estructuras de la sociedad, sustentados en la conciencia de clase, así como en principios de tolerancia y el respeto entre revolucionarios y organizaciones populares.

Proponemos que este proceso unitario desemboque hacia una convención nacional de las organizaciones que desarrollen líneas estratégicas y tácticas para consolidar una estructura nacional para la acción revolucionaria antifascista, anticapitalista, socialista, proletaria y popular.

2). Acerca de la Transición y la Táctica para el periodo actual:

Consideramos, que en general, transición significa la ruptura con un modo de producción y el proceso de paso a otro superior, lo que no es lineal sino que se produce como expresión de la lucha de clases, con diversas variantes, pero siempre afectando las bases materiales del modo de producción que es sustituido, en la sociedad moderna, el capitalista, por eso valoramos que el proceso bolivariano va creando condiciones para la transición del capitalismo al socialismo, y no es la transición es sí misma, ya que se debate en una serie de contradicciones de carácter político e ideológico, en las cuales juegan papel fundamental algunas tendencias democrático burguesas, el social-reformismo, nacionalismo, elementos social-revolucionarios, las posiciones revolucionarias socialistas y marxistas leninistas, que son las verdaderamente consecuentes en llevar adelante la ruptura transicional hacia el socialismo.

En tal sentido entendemos el pensamiento y legado de Chávez como aporte fundamental basado en el desarrollo de la conciencia socialista y la necesidad de destrucción del Estado burgués para construir el Estado comunal, mediante el fortalecimiento del Poder Popular Revolucionario, autónomo y la construcción de la economía socialista, destruyendo la economía capitalista, como la verdadera transición hacia el socialismo mediante el Estado Comunal, expresión del Estado de Poder Popular Revolucionario que tiene como base la alianza obrero-campesino, popular e indígena, estudiantil.

3). Acerca de la Unidad Popular Revolucionaria:

Consideramos la Unidad Popular Revolucionaria como una fase necesaria bajo las condiciones económicas, políticas y sociales actuales, con las siguientes premisas:

1. Impulsar la Unidad Popular Revolucionaria Antiimperialista como un gran frente popular, que aglutine las fuerzas revolucionarias, antiimperialistas, democráticas y antifascistas.

2. Consolidar las conclusiones del Encuentro Nacional de Organizaciones Revolucionarias, difundirlas y debatirlas entre los miembros de UPRA y otras organizaciones nacionales e internacionales.

3. Promover la Realización de una Convención Nacional de las fuerzas de la Izquierda Revolucionaria.

4. Promover la utilización de UPRA como espacio de Formación político e ideológico para el pueblo trabajador.

5. Construir un plan de lucha donde se plasmen las reivindicaciones de los diferentes sectores del pueblo trabajador.

6. Desarrollo de una política comunicacional, donde se defina discurso político, consigna, plan de propaganda en general.

7. Construir y ejecutar de Plan de movilización y Tomas de calles.

8. Crear y desarrollar una Red de Comunicación popular.

9. Avanzar en consolidar UPRA como Instancia Nacional de Articulación.

12. La Construcción de Alianzas con los sectores avanzados del Gobierno.

4). La Plataforma para el Periodo Actual:

1. Apoyamos la política antiimperialista del gobierno bolivariano.

2. Darle continuidad a UPRA como referente político que aglutina diversas fuerzas revolucionarias y que se exprese a través de una coordinación nacional y coordinaciones estadales.

3. Que UPRA sea un instrumento que reivindique las necesidades más sentidas del pueblo, que a su vez tenga la fuerza para defenderlo y atacar al enemigo histórico del proletariado.

4. Convocar la Convención Nacional de la Izquierda Revolucionaria en Venezuela para el primer trimestre del año 2015 y valorar la organización de un amplio encuentro antiimperialista en aras de fortalecer la unidad revolucionaria.

5. Convocar a todas las organizaciones sociales y revolucionarias del pueblo para evaluar iniciativas contra la impunidad, el sicariato, la corrupción y la conspiración.

6. Impulsar un plan de formación política e ideológica.

7. Impulsar el desarrollo productivo e Industrial socialista en el campo como garantía de soberanía e independencia agroalimentaria y la organización del campesino en Consejos campesinos.

8. Impulsar la creación de comunas, conformación de federación de comunas.

9. Apoyar e impulsar la constitución de los consejos presidenciales de gobierno popular de los diferentes sectores de nuestro pueblo.

10. Impulsar el ejercicio del control obrero de los medios fundamentales de producción en mano de los consejos de obreros.

11. Fortalecer la comunicación revolucionaria popular y alternativa y en este sentido, participar en el encuentro nacional de los medios alternativos impresos.

12. Tomar como referencia el Plan de la patria original elaborado por el camarada Hugo Chávez.

13. Formular una política que acabe con la corrupción al servicio de la oligarquía importadora.

14. Promover los elementos teóricos que permitan entender la necesidad de Nacionalizar la banca privada y comercio exterior, así como el control del comercio, eliminación de los monopolios privados.

15. Realizar un pronunciamiento público en cada uno de nuestros espacios de lucha con las conclusiones que arroja este encuentro.

16. Organizar movilizaciones de calle para respaldar nuestras acciones dándole la mayor difusión.

17. Solidarizarnos con los pueblos oprimidos y explotados del mundo, con los combatientes internacionales secuestrados, que luchan enérgicamente contra la dominación imperialista, sionista y por su autodeterminación, como expresión del Internacionalismo Proletario.

Aporrea