Venezuela: Maduro acuerda con Arabia Saudita estrategia sobre precio del petróleo y sigue gira por Qatar

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, y el príncipe heredero al trono de Arabia Saudita, Salman Bin Abdulazis, acordaron este sábado impulsar una estrategia conjunta para estabilizar el mercado petrolero, ante la caída del precio del barril de crudo experimentada desde mediados de 2014.

De acuerdo a un comunicado difundido por el Ejecutivo venezolano, en la reunión entre ambos líderes “se acordó trabajar para recuperar el mercado y el precio del petróleo con políticas de Estado entre las dos potencias energéticas”.

En el encuentro con el Bin Abdulazis, trataron la situación de las relaciones bilaterales y la cooperación entre los dos países, así como las maneras de apoyarlas y promoverlas.

La delegación saudí en la reunión estaba compuesta por el príncipe heredero Salman, el ministro del Petróleo, Ali al-Naimi, y varios miembros de la realeza, incluyendo al príncipe Muqrin Bin Abdulaziz. El príncipe heredero representó a su padre, el Rey Abdullah, que está hospitalizado.

El jefe de Estado venezolano afirmó que en sus visitas a Argelia y Qatar, tal como hizo en Irán y Arabia Saudita, insistirá en la necesidad de construir un consenso entre socios para detener el derrumbe de la cotización del crudo.

OPEP – En contexto

La OPEP produce el 40 por ciento del crudo y el 14 por ciento del gas natural. Además, posee el 81 por ciento de las reservas probadas de petróleo en el mundo, que ascienden a 1,206.17 millones de barriles (MMB).

Venezuela es el país con mayores reservas de crudo certificadas, con 298 mil 353 millones de barriles (MMB), que constituyen el 20 por ciento a nivel mundial y disponibles para los próximos 300 años.

Mientras, Arabia Saudita es el mayor productor de petróleo a nivel mundial, con 9,6 millones de barrilles diarios.

La caída de los precios del barril de crudo está relacionada con la técnica de fracturamiento hidráulico o “fracking” que es un método de extracción del gas natural y petróleo que implica la perforación horizontal para romper la capa de roca de esquisto profundo para liberar gas natural, empleado mayormente por Estados Unidos, que hace caso omiso a los daños ambientales (contaminación del agua y causar terremotos) y a sus propios ciudadanos.

Telesur

 

Presidente Maduro llegó a Qatar como parte de su gira para fortalecer la Opep

El presidente de la República, Nicolás Maduro, llegó este domingo a la 1:39 de la tarde, hora de Venezuela, al aeropuerto internacional de la ciudad Doha, capital de Qatar, país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), donde impulsará acciones conjuntas que permitan fortalecer a este grupo y  restablecer el equilibrio mercado petrolero, afectado por los Estados Unidos (EE UU).

A su llegada a Doha, el presidente Maduro y la delegación venezolana fueron recibidos por las autoridades como el ministro del petróleo de Qatar, Mohammed al-Sada.

Esta es la primera visita del presidente Maduro a esta nación árabe en funciones de Jefe de Estado.

Maduro llegó a Qatar procedente del reino de Arabia Saudita donde sostuvo encuentros con el príncipe Muqrin Bin Abdulaziz, vice heredero al trono del Reino de Arabia Saudita, con el ministro de Asuntos Petroleros saudita , Alí Al-Naiml, y con el príncipe Turki Bin Abdullah, Gobernador de Riad, capital del reino.

En estas reuniones se acordó la coordinación de acciones conjuntas para recuperar los precios del crudo y estabilizar el mercado petrolero.

La gira del mandatario venezolano por los países que integran la Opep incluyó a la República Islámica de Irán, donde se reunió con su homólogo Hassan Rouhaní para acordar estrategias en defensa del grupo petrolero y restablecer el equilibrio entre las relaciones de países productores y consumidores de crudo.

Luego de Qatar el presidente Maduro se dirigirá a Argelia.

Con estas visitas el Gobierno venezolano promueve el diálogo entre las naciones productoras de petróleo para alcanzar consensos que permitan estabilizar el mercado internacional de hidrocarburos, frente a  la política aplicada por Estados Unidos de aumentar desmesuradamente la producción de crudo de esquisto para inundar el mercado, que también ha sufrido la merma de la demanda energética de las naciones europeas afectadas por la crisis económica.

El de esquisto es un tipo de crudo no convencional que exige la implementación de un agresivo proceso conocido como “fracking” para fracturar las rocas y lograr la extracción de crudo y gas, ocasionando un nocivo impacto ambiental.

Desde junio de 2014, la cotización internacional del barril de petróleo ha experimentado una baja de 40%, como consecuencia de la estrategia estadounidense que pretende ocasionar la caída de los precios, y a la vez, afectar las economías de los países exportadores de hidrocarburos.

AVN