A pedido de Maduro, llega a Caracas el secretario general de Unasur para mediar en conflicto con EEUU

El secretario de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, visitará este miércoles Venezuela para asumir una nueva iniciativa diplomática con Estados Unidos.

Samper irá a Caracas (capital) a solicitud del presidente de esa nación suramericana, Nicolás Maduro, quien promueve la búsqueda de otros mecanismos de diálogo con el país norteamericano a fin de evitar nuevas injerencias .

“He hablado con Ernesto Samper y le solicité que asuma una iniciativa diplomática para evitar que EE.UU. se meta en un callejón“, manifestó el mandatario venezolano durante su programa En Contacto con Maduro transmitido por el canal estatal VTV.

Se espera que Samper arribe a la capital venezolana en horas de la mañana de este miércoles y posteriormente se dirija a Miraflores (sede de Gobierno) para reunirse con Maduro.

El dignatario dijo que también conversó con el presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), Rafael Correa, acerca de la iniciativa diplomática con EE.UU., y el mandatario ecuatoriano le reiteró su apoyo.

No deje de leer: Obama sabe que hay planes contra Venezuela

“Llamo a hermanar a Unasur y CELAC en defensa de Venezuela y nuestra soberanía”, recalcó Maduro.

El mandatario venezolano recordó que ​ambos organismos multilaterales son clave para la normalización de la relaciones con Estados Unidos a propósito de las “políticas de la mafia mayamera” para desestabilizar económicamente al país suramericano.

Carta a Obama

Maduro expresó el martes su deseo de enviarle una carta al presidente de EE.UU. Barack Obama, “para explicarle lo que está haciendo su embajada en Venezuela”.

“Venezuela quiere a través del diálogo y la diplomacia conversar estas sanciones, me parece que Obama no maneja el tema“, sostuvo Maduro.

La misiva tiene la intención de hacer reflexionar a Obama sobre las sanciones contra funcionarios y exfuncionarios y el Gobierno Bolivariano por ser presuntos “responsables o cómplices” de violaciones contra los derechos humanos.

Maduro apuntó, por otro lado, que la CELAC debe formar formar parte de las iniciativas ante las pretensiones de injerencia por parte de Estados Unidos en Venezuela.

En contexto:
El presidente, Nicolás Maduro, rechazó las sanciones que aprobó el Congreso estadounidense, firmadas por el mandatario Barack Obama, contra Venezuela.

Las medidas, que incluyen la congelación de activos y prohibición de visado, afecta a los funcionarios venezolanos que supuestamente incurrieron en violación a los derechos humanos en las protestas golpistas registradas entre febrero y mayo en ese país suramericano.

En las protestas con fines golpistas en Venezuela, que iniciaron con el plan “La Salida” (en alusión a “la salida” de Nicolás Maduro de la presidencia), fallecieron más de 40 personas, la mayoría por disparos en la nuca y la cabeza.

Como respuesta a esas acciones vandálicas, se instaló el Comité de Víctimas de las Guarimbas, para exponer ante el mundo sus historias, en vista a que los medios de comunicación social las ocultan.
Estados Unidos ha mantenido una política hostil contra Venezuela y apoyó el golpe de Estado de 2002 contra el Comandante Hugo Chávez.

Telesur

EE UU retiró ayer la visa a 32 venezolanos: 7 por violar DD HH, 9 por corrupción y 16 familiares

La cantidad de venezolanos a los que Estados Unidos les suspendió visas ascendió a 56 con la ronda de sanciones anunciada esta semana, según pudo conocer The Associated Press.

Un funcionario público, conocedor de los detalles de la medida, dijo a la AP que la suspensión de visas anunciada esta semana por el Departamento de Estado afectará a un total de 32 personas.

El funcionario, que solicitó el anonimato porque los reglamentos de su despacho le impiden hablar con periodistas, dijo que los 32 sancionados incluyen a siete funcionarios acusados de violar derechos humanos durante las protestas callejeras que dejaron 43 muertos el año pasado en el país sudamericano y a otros nueve funcionarios acusados de incurrir en actos de corrupción.

Del grupo de 32 hacen parte 16 parientes directos de estos funcionarios.

The Associated Press solicitó el martes detalles de la medida al Departamento de Estado, pero no lo obtuvo de manera inmediata.

Los 32 sancionados la víspera se suman a los 24 funcionarios venezolanos a los que Estados Unidos suspendió la visa en julio pasado.

El presidente venezolano Nicolás Maduro repudió el anuncio y afirmó que no acepta imposiciones de ningún gobierno extranjero.

Recordemos que el día de ayer el Gobierno de los Estados Unidos emitió un comunicado, en el que informaba de nuevas sanciones contra funcionarios acusados de corrupción y violaciones de derechos humanos.

Durante la emisión, el presidente Nicolás Maduro se encontraba ofreciendo un discurso en el Tribunal Supremo de Justicia en donde aseveró que hay que investigar a quiénes firman ese comunicado donde piden que Venezuela sea declarada “un narcopaís” y calificó el hecho como un acto de “traición a la patria”.

Maduro dijo, además, que “es necesario un dictamen, una opinión, una orientación” del TSJ en relación “a las pretendidas sanciones legales aprobadas en el Congreso de los Estados Unidos” y pidió al máximo tribunal que se declare en defensa de la soberanía “y en contra de cualquier intento de golpe de Estado o de destrucción de la constitucionalidad”.

Noticias 24

Gobierno Bolivariano rechaza medidas coercitivas unilaterales de EE. UU. contra Venezuela

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores

COMUNICADO

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y el Presidente Nicolás Maduro Moros rechazan de forma categórica el comunicado emanado del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, en el cual, mediante mecanismos lesivos de derechos humanos se reincide en la violación del Derecho Internacional.

La reiteración de las medidas coercitivas unilaterales en los términos expuestos, contravienen la voluntad de todos los gobiernos y pueblos de América Latina y el Caribe, en nuestras organizaciones de integración y unión, recién expresada en la declaración “de profundo rechazo a la aplicación de medidas coercitivas unilaterales contrarias al Derecho Internacional” suscrita el 29 de enero de 2015 en la III Cumbre de Jefes de Estados de la CELAC. En el mismo sentido, los recientes pronunciamientos tanto de MERCOSUR como de UNASUR exhortaron al Gobierno de los Estados Unidos de América a “abstenerse” a aplicar sanciones unilaterales que además “no contribuyen a la estabilidad, la paz social y democracia”.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela lamenta la continuidad de las agresiones por parte del Gobierno de los Estados Unidos de América que atentan contra un diálogo de respeto que rige la actuación internacional del gobierno venezolano, y en cambio opte por continuar violentando los principios de soberanía nacional, igualdad de derechos y no injerencia en los asuntos internos intrínsecos al Derecho Internacional.

El pueblo de Venezuela ratifica su independencia y soberanía. No reconocemos bajo ningún concepto la pretensión imperialista de imponer una jurisdicción extraterritorial ni injerencia de ningún tipo por parte de potencias extranjeras. Recordamos a Simón Bolívar cuando señalaba: “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la Libertad” y levantamos el grito libertario del Comandante Eterno Hugo Chávez cuando sentenció: “Venezuela no será una colonia norteamericana nunca más”.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela se reserva todas las acciones que en el campo diplomático y del Derecho Internacional fuesen necesarias para defender la soberanía e independencia de nuestra Patria, y permitan rechazar éstas medidas de agresión contra Venezuela.

MPPRE