Bachelet presenta proyecto para despenalizar el aborto terapéutico

La Presidenta Michlle Bachelet firmó el proyecto de ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo.

La mandataria llegó hasta el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda para firmar otro de los proyectos emblemáticos de su administración, la despenalización del aborto terapéutico cuando se cumplen tres causales: riesgo de vida de la madre, inviabilidad del feto y violación.

“Cuando está en riesgo su vida, o fruto de una violación, hay que tomar una decisión y no podemos atropellar la dignidad de las mujeres ni prolongar su sufrimiento”, expresó la Presidenta.

Añadiendo que el Estado, como garante de los derechos y el bien común, debe proteger a esas mujeres y nada ni nadie puede obligarlas a continuar con el embarazo.

Respecto a los embarazos producto de una violación, la mandataria expresó que si bien no se manejan cifras, si “sabemos que existen niñas que quedan embarazadas producto de una violación y sabemos incluso que algunas son menores de 12 años”.

La Presidenta explicó que: “La primera causal es aquella en que la mujer está en riesgo vital presente o futuro; la segunda se relaciona con la inviabilidad del feto y la tercera, en caso de una violación ya que la mujer resultó embarazada en contra de su voluntad y no podemos obligarla si ella no quiere continuar con ese embarazo”.

Bachelet explicó que el límite para interrumpir el embarazo es hasta las 12 semanas de gestación, pero para las menores de 14 años, este plazo se amplía a las 18 semanas. El proyecto contempla, cualquiera sea la causal, orientación médica.

Añadió que para dar cumplimiento a las tres causales de aborto, se requiere el diagnóstico de uno o dos médicos, sin embargo se contempla que en el caso de riesgo de la vida de la madre, se pueda intervenir inmediatamente.

Finalmente llamó a los parlamentarios a apoyar la iniciativa.

NUEVA LEY DE ARMAS

En tanto, la Presidenta promulgó la nueva Ley de Control de Armas, iniciativa que endurece las penas a quienes porten armas y que además sanciona con 10 y hasta 15 años de cárcel efectiva, a quienes se sorprenda y , algo que no estaba contemplado en la legislación.

La nueva ley sancionará con penas que irán desde los 3 años y un día, a los 10 años de presidio, a quienes porten armas hechizas. Además contempla castigar con penas de 541 días de presidio a quienes entreguen armas a menores de edad.

“Esta norma endurece las penas por el uso irresponsable de armas. No queremos lamentar más tragedias”, sentenció la mandataria.

24 Horas

Conoce en detalle el proyecto de aborto del Gobierno

El proyecto de ley sobre aborto firmado por la Presidenta Michelle Bachelet, propone despenalizar el aborto en Chile y respeta la “objeción de conciencia” para los médicos que no quieran ejercer el aborto.

El proyecto de ley fue descrito por la máxima autoridad del país como la oportunidad “de las mujeres de decidir informadamente si interrumpen o no el embarazo frente a tres situaciones extremas, cuando está en riesgo la vida de la madre o el feto, o en caso de violación”.

Así, explicó Bachelet, “la primera causal que permitirá interrumpir el embarazo es cuando la mujer se encuentre en riesgo vital presente o futuro, la segunda causal es la relacionada con el embrión o feto, que padece alteraciones estructurales congénitas o genéticas incompatibles con la vida intrauterina”.

“Finalmente la tercera causal es la interrupción del embarazo producto de una violación. En esta situación la mujer o niña resultó embarazada por un acto realizado contra su voluntad. Es una agresión brutal de su dignidad, por ello, no podemos exigirle la continuación del embarazo si es que ella no quiere mantenerlo debido a su origen”, añadió.

Sobre este último caso, la Mandataria sostuvo que “no reconocer la posibilidad que ella decida en un espacio de discernimiento adecuado y antes de 12 semanas de gestación, perpetua la negación de su voluntad y el dolor que se inició con la voluntad”.

Sin embargo, si la niña es menor de 14 años “aquel límite se amplía a 18 semanas pues debemos -indicó la autoridad- considerar que las niñas y adolescentes muchas veces desconocen su estado”.

La Presidenta también llamó a considerar que en Chile cada año en promedio “se hospitalizan 16.510 mujeres con embarazos de menos de 22 semanas relacionados con el peligro de vida y cuando el embrión o feto presenta alteraciones estructurales congénitas o genéticas graves incompatibles con la vida extra uterina”.

De ese total aproximado, “la estimación del número de muerte en nuestro país por malformaciones incompatibles con la vida sería alrededor de 500 casos al año”.

Una medida con historia

“Chile tuvo una tradición jurídica y de salud pública en este ámbito, interrumpida arbitrariamente en los últimos días de la dictadura”, indicó Michelle Bachelet recordando que las reglamentaciones acerca del aborto no son nuevas en nuestro país.

La Mandataria hizo un recuento de las diferentes normativas que han regido el tema en Chile desde principios del siglo XX, señalando que “en 1989, a fines de ese año, la junta de Gobierno, estableció la prohibición en toda circunstancia, la que rige hasta hoy”.

“La propuesta que presentamos se enmarca en los compromisos que Chile tiene con el derecho internacional en materia de derechos humanos y que no podemos seguir rehuyendo. La penalización del aborto sin excepción en nuestro país constituye un incumplimiento inequívoco de las obligaciones internacionales contraídas por el Estado de Chile”, agregó la autoridad.

En este sentido y ante las críticas que en su momento se emitieron desde el gremio médico, Michelle Bachelet destacó que se respetará la “objeción de conciencia” para los médicos que no quieran ejercer el aborto.

La autoridad concluyó pidiendo “una actitud de diálogo sobre la base del respeto mutuo y la tolerancia”.

Cooperativa Chile