México: maestros instalan plantón en reclamo de salarios y ley educativa

63

En demanda del pago de salarios correspondientes a diciembre y enero, así como la aprobación de una ley estatal de educación, cientos de profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), principalmente procedentes del estado de Oaxaca, instalaron ayer un plantón sobre Paseo de la Reforma, el cual, aseguraron, se mantendrá tres días.

Al cierre de esta edición, los maestros discutían si aceptaban moverse al Monumento a la Revolución, luego de que se alcanzaron los primeros acuerdos en la Secretaría de Gobernación (SG).

La decisión de quedarse en Reforma se dio luego de que el Gobierno del Distrito Federal, desde su ingreso por la mañana a la capital del país a bordo de camiones de pasajeros, les impidió el paso al Zócalo capitalino con la instalación de retenes policiacos.

El plantón, para el que utilizaron tiendas de campaña y carpas de diversos tamaños y colores, abarcó desde el cruce de Reforma y Bucareli hasta el Monumento a Cuauhtémoc, en avenida Insurgentes, lo cual generó un gran caos vial en la zona.

Además obligó a desviar dos rutas del Metrobús y a cerrar algunas estaciones del Metro.

Alrededor de las 14:30 horas una comisión de 35 docentes, encabezados por Rubén Núñez, dirigente de la sección 22 de la CNTE, arribó a la SG en busca de respuesta a sus peticiones.

Sin embargo, apenas a las 18 horas se sumó el subsecretario Luis Enrique Miranda, que era con quien los docentes querían hablar.

Luego de más de tres horas se lograron los primeros acuerdos. El pago de salarios pendientes de la primera quincena de diciembre será resuelto por el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, quien se incorporará al diálogo con la CNTE este martes al mediodía en la SG.

Las remuneraciones no pagadas en enero, que ya corren a cargo de la Federación, se empezarán a entregar el viernes próximo, una vez que se corrijan las inconsistencias de la plantilla.

El siguiente tema de la mesa fue el levantamiento del plantón que los docentes mantuvieron durante el día en Paseo de la Reforma.

El subsecretario Miranda expuso que por decisión del Gobierno del Distrito Federal, con el acompañamiento de la administración federal, los maestros tendrían que liberar la vialidad y, en su caso, trasladarse al Monumento a la Revolución.

Cerca de las 23 horas el maestro Rubén Núñez salió de la dependencia federal para dirigirse a Reforma, con el propósito de informar sobre lo acordado hasta ese momento. Respecto del plantón se limitó a señalar: “Sigue ahí”. Se esperaba que regresara al Palacio de Covián con alguna resolución.

La movilización del magisterio disidente se inició muy temprano, cuando decenas de camiones foráneos de pasajeros, en los que viajaban procedentes de varias regiones de Oaxaca, fueron detenidos por la policía capitalina sobre avenida Ignacio Zaragoza. La orden era impedirles llegar al Zócalo.

Luego de un par de horas de negociaciones los camiones pudieron pasar, pero su destino fue las inmediaciones de la SG y el Monumento a la Revolución, donde finalmente se concentraron los profesores.

Fue ahí donde los dirigentes y representantes magisteriales acordaron que, ante la negativa de las autoridades del GDF a dejarlos llegar y permanecer en el Zócalo durante los tres días que se tiene planeado durará su estancia en la capital del país, el plantón sería instalado sobre Paseo de la Reforma.

Poco antes de mediodía, el nutrido contingente de docentes inició, a paso muy lento, una marcha que tomó por Plaza de la República y luego hacia el sur por avenida Insurgentes para después doblar a la izquierda, en Paseo de la Reforma.

Para las 13:30 horas, con todo el contingente sobre la avenida, los maestros organizados en zonas magisteriales oaxaqueñas comenzaron a instalar sus casas de campaña y lonas multicolores sobre los carriles centrales y laterales de Reforma.

Desde esa hora los dirigentes se trasladaron a Gobernación para iniciar las negociaciones sobre los pagos rezagados. Exigen también la liberación de activistas presos y la aprobación de una ley estatal de educación diferente a la surgida de la reforma educativa del gobierno federal.

Por la noche, luego de que el GDF anunció que procedería al desalojo, hubo incertidumbre y temor entre los maestros por la llegada de policías antimotines y el sobrevuelo de un helicóptero de la policía capitalina. Más tarde llegó personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Para ese momento ya formaban parte del plantón puestos de venta de comida, películas y juguetes, entre otras mercancías.

La movilización del magisterio en la ciudad de México forma parte del paro de 72 horas que realiza la sección 22 de Oaxaca, la cual agrupa a más de 80 mil mentores en la entidad y afecta a 1.3 millones de alumnos.

La Jornada

Más notas sobre el tema