Profesores se declaran en desobediencia civil luego de violenta represión en Guerrero

216

En respuesta a la “represión brutal” con que la Policía Federal sometió al magisterio disidente en Acapulco, Guerrero, la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) advirtió que radicalizará sus protestas y se declaró en “alerta máxima de resistencia civil y desobediencia”.

A horas de enterarse del fallecimiento de su compañero Claudio Castillo Peña, maestro jubilado de 65 años, muerto a raíz del enfrentamiento entre la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y las fuerzas federales, líderes del gremio en Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán, estados donde la Coordinadora se ha hecho más fuerte, improvisaron una conferencia de prensa en el Monumento a la Revolución, donde advirtieron que aumentarán su presencia en la capital del país e intensificarán sus “jornadas de lucha”.

“Vamos a radicalizar las acciones, pero lo vamos a hacer con inteligencia, con unidad, informando a la sociedad qué es la CNTE y cómo queremos transformar al país desde la educación. Ante la represión nosotros tenemos una gran arma: la conciencia acompañada de la organización”, dijo Juan José Ortega Madrigal, dirigente de la sección XVIII, de Michoacán.

Encendidos los ojos, continuó: “El gobierno está desesperado y la represión es la única arma que le queda. Ya no tienen condiciones de diálogo. Se quedaron sin argumentos ni iniciativas. Sólo el sometimiento, el fascismo y la fuerza bruta (…) Mandan granaderos. Si es necesario seguir siendo reprimidos para alcanzar la abrogación (de la reforma educativa), lo vamos a ser.

“Condenamos las acciones que el gobierno ha estado desatando,  particularmente en el estado de Guerrero, con la intención de acallar la protesta social. Hacemos un llamado a las organizaciones a estar firmes y preparados porque esta es una estrategia del Estado para desestabilizar la movilización para exigir con vida la aparición de los normalistas”.

Exigieron un alto a la “violencia” del gobierno en contra de las organizaciones sociales, libertad inmediata de los detenidos la noche del martes en Acapulco y el esclarecimiento del “asesinato” de su compañero.

“Esa no es una salida a la grave crisis política, económica y social en nuestro país. Pero ellos ya la están aplicando. Estamos condenando la política represiva y de provocación en contra del pueblo. En Guerrero se ha desatado la violencia por parte del Estado. Solamente con la unidad del pueblo podremos lograr la transformación de un país tan maltratado”, dijo un maestro del estado de Chiapas.

Por su parte, Rubén Núñez Ginez, cabeza de la sección XXII, de Oaxaca, convocó a organizaciones sociales, sindicales y “al pueblo de México en general” a sumarse a las manifestaciones del día de mañana para protestar en contra de la desaparición de estudiantes normalistas de Ayotzinapa, a cinco meses de ser perpetrada, y en contra de la represión del estado “que no cesa”.

“Tenemos que unir voces en contra de este gobierno fascista y exigir el esclarecimiento del caso de los estudiantes de Ayotzinapa”, dijo.

Núñez Ginez llamó a que las protestas se lleven a cabo de manera pacífica y recriminó la actitud fascista de autoridades del GDF y federales que les ha impedido llegar al Zócalo, por lo que la movilización del jueves en la capital del país, encabezada por familiares de los normalistas desaparecidos, marchará del Ángel de la Independencia hacia la residencia oficial de Los Pinos. “No es de su propiedad. Es de todos los mexicanos”,

La CNTE anunció que en las próximas horas decidirán el plan de acción y el futuro de sus negociaciones con la Secretaría de Gobernación. Entre tanto, advirtieron, decidieron reforzar el campamento que mantienen en la Ciudad de México articular una “huelga nacional” de la que no dieron mayor información.

Proceso

 

Un profesor jubilado murió en el desalojo de Acapulco, confirma Protección Civil de Guerrero

Un profesor jubilado murió la madrugada de este miércoles 25 de febrero a causa de un traumatismo craneal, lesión que sufrió durante el desalojo violento que anoche terminó con una jornada de protesta de los maestros de la Ceteg (Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero) en Acapulco, quienes intentaron tomar las instalaciones del aeropuerto internacional del puerto turístico.

En entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva, de Grupo Fórmula, el vocero de la Ceteg, Manuel Salvador Zúñiga, informó este miércoles por la mañana que Claudio Castillo Peña, de 65 años, murió a las 4 de la madrugada “a consecuencia de los golpes que sufrió” durante el desalojo de ayer en el Boulevard de las Naciones, el cual ocurrió luego de que un autobús –supuestamente conducido por un profesor– embistiera a elementos de la Policía Federal.

La muerte de Castillo Peña fue confirmada más tarde por el subsecretario de Protección Civil de Guerrero, Raúl Domingo Miliani Sabido, en el mismo espacio informativo.

“El maestro (fallecido) tiene muchos años de lucha, es egresado de la Normal de Ayotzinapa y es papá de una compañera muy combativa. En lo personal lo conocía de manera cercana. Es triste y lamentable que la acción de gobierno haya sido contra los más desprotegidos”, dijo este miércoles Tonatzin Beltrán, miembro de la Ceteg, en la Radio Universidad Autónoma de Guerrero.

“Lo que nos preocupa más y por lo que estamos haciendo la movilización es por los compañeros que aún no aparecen. Aun no hay una cifra de la organizaciones pero muchos compañeros ya están siendo atendidos en el ISSSTE y se están integrando el día de hoy”, agregó.

De acuerdo con autoridad federales, 12 personas resultaron lesionadas ayer 24 de febrero, cuando elementos de la Policía Federal impidieron a al menos 4 mil maestros e integrantes del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) –que protestaban para exigir el pago de salarios y la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa– llegar a la terminar aérea del puerto. 

La Secretaría de Gobernación (Segob) informó anoche que, alrededor de la 1 de la tarde del martes, los integrantes de la Ceteg y del SUSPEG bloquearon el Boulevard de las Naciones, a la altura del Forum Mundo Imperial, en la zona conocida como Acapulco Diamante.

Después de más de seis horas de bloqueo, alrededor de las 7:30 horas, la Policía Federal le pidió a los manifestantes que se retiraran del lugar; sin embargo, presuntamente los integrantes de la Ceteg y del SUSPEG usaron un autobús para embestir a los policías federales y atropellaron a siete. En respuesta, la Policía Federal comenzó con el desalojo de los manifestantes.

Este hecho fue desmentido por la Ceteg. Este miércoles por la mañana, el vocero de la Coordinadora dijo al periodista Ciro Gómez Leyva, de Grupo Fórmula, que los maestros “nos deslindamos totalmente de este camión que llegó a embestir no tan solo contra la Policía Federal, sino con las compañeras que hicieron la valla”.

Animal Político

Más notas sobre el tema