Puerto Rico: fuerte rechazo popular al aumento del IVA

105

Una encuesta realizada por la Universidad del Turabo reflejó lo que es evidente para cualquiera que en estos días acuda a una cafetería, se pare a echar gasolina, esté en fila para pagar en una tienda o se baje en la escuela a recoger a sus hijos: son pocos los que favorecen un aumento a 16% en el impuesto.

La encuesta fue realizada entre 541 electores registrados en toda la Isla. El resultado fue que el 90 por ciento de la población mayor de 18 años se opone a este impuesto y solo un cuatro por ciento lo respalda. Los resultados de la encuesta fueron divididos entre ocho distritos senatoriales.

Esta encuesta fue realizada por el Instituto de Investigación y Encuestas en Puerto Rico, establecido por la Escuela de Negocios y Empresarismo y la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad del Turabo. Este instituto, que dirige Carlos Javier Sánchez, se creó para ofrecer información precisa y relevante a través de las encuestas.

Los que participaron en esta encuesta debían responder la siguiente pregunta: ¿Se encuentra a favor o en contra del cambio al IVU actual de 7% por un IVA del 16%, comenzando con un aumento al IVU de 16% a partir del 1 de abril?

Los resultados de la encuesta fueron bastante contundentes. De un total de 541 personas entrevistadas, 21 personas o el cuatro por ciento dijeron estar a favor del IVA más alto, mientras que 486 personas o el 90 por ciento dijeron estar en contra del cambio. De los entrevistados, 33 dijeron no saber sobre el asunto, lo que representa poco más de un seis por ciento de los encuestados.

Al dividir los encuestados entre hombres y mujeres, los porcientos no cambian mucho. De 298 mujeres encuestadas, el cuatro por ciento dijo estar de acuerdo con el IVA mientras que el 90% dijo estar en contra y el cinco por ciento dijo no saber. Entre los 243 hombres encuestados, el 89% dijo estar en contra, el 7% dijo desconocer y solo el cuatro por ciento de los hombres dijo estar a favor de este cambio en la forma en que se pagarán contribuciones.

La encuesta no entró a encuestar otros aspectos de la propuesta reforma contributiva que han formado parte de la discusión. Además de un aumento en el impuesto a los productos, la reforma contributiva propuesta significará un impuesto a servicios que ahora no pagan, como es la educación privada y los servicios médicos. La reforma contributiva incluye además la reducción de las tablas contributivas, aumentando significativamente el número de personas que no tendrán que pagar contribuciones.

Según esta encuesta, son las personas entre las edades de 31 a 45 años los que más rechazan el cambio contributivo con un 92% de los encuestados respondiendo que no favorecen este cambio. Es en el grupo más joven -los que están entre 18 y 30 años de edad- donde se ve mayor respaldo a este cambio. Aun así, de 58 personas en este grupo que fueron entrevistadas, solo cinco aprueban el cambio y 52 lo rechazan.

Entre los distritos senatoriales, Bayamón es el distrito con un mayor rechazo a este cambio. De acuerdo con la encuesta, el 95% de los encuestados dijo estar en contra de este cambio mientras menos de dos por ciento dijo estar a favor.

En el distrito de San Juan, donde la alcaldesa popular Carmen Yulín Cruz encabeza protestas contra este proyecto, el 89% de los encuestados dijo estar en contra mientras el seis por ciento dijo estar a favor y el restante cinco por ciento dijo desconocer el asunto.

El distrito de Mayaguez resultó ser el que tiene más números a favor del proyecto. Según la encuesta, de 59 personas entrevistadas que pertenecen a este distrito, tres dijeron estar a favor, 53 dijeron estar en contra y otras tres dijeron desconocer el asunto.

“No encontramos apoyo al IVA ni al aumento del IVU”, dijo Sánchez. “No hay diferencia en edad, género ni municipio de residencia para el rechazo al IVA”.

Esta encuesta se realizó entre el 18 y el 20 de febrero, justo para la fecha en que comenzaron las vistas públicas en la Legislatura. La encuesta se realizó por teléfono, según se informó.

IVA a la educación privada y los servicios médicos

Entre los asuntos que más ronchas han levantado en la discusión de este proyecto está la imposición del IVA a los servicios médicos y a la educación privada – un renglón que actualmente está exento del IVU. De acuerdo con varios economistas que ya comparecieron a la Comisión cameral de Hacienda, de los países que tienen un sistema de IVA, son un puñado – específicamente dos- los que cobran este impuesto a la educación.

Varios economistas que acudieron a la Cámara aseguraron que el problema no es el IVA. Incluso, varios de ellos aseguraron que este impuesto no es regresivo y no producirá una inflación, aunque si un aumento en el costo de vida. El problema, según dijeron los expertos en economía, es la forma en que se pretende implementar este impuesto aquí. Los países donde funciona el IVA, recordaron, tenían economías más sólidas que Puerto Rico y, aun así, hubo que atravesar varias fases antes de que el sistema funcionara correctamente. La defensa de Hacienda a este planteamiento es que en Puerto Rico ya hay un IVA parcial con el cobro del impuesto en los muelles y con la imposición del IVU. En otras palabras, para Hacienda la rueda ya está corriendo y no debe causar mayores problemas el cambio a un sistema que recoge impuestos en varias partes de la cadena de consumo y que elimina las planillas para miles de contribuyentes.

Según ha dicho el secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, imponerle el IVA a la educación primaria – en escuelas y universidades- significa un recaudo de poco menos de $200 millones. Eliminar esto, dijo Zaragoza en su comparecencia a la Cámara, implicaría tener que buscar el dinero en otro lugar de la reforma para garantizar el ingreso que necesita el gobierno.

Las instituciones de educación privada, agrupadas bajo la Asociación de Colegios y Universidades Privadas de Puerto Rico (ACUP) comparecieron esta semana al Senado para rechazar la propuesta del gobierno. Contrario a otras organizaciones que han llegado a la Legislatura solicitando que se les exima de pagar impuestos, estas organizaciones propusieron pagar el 16%, pero que el Departamento de Hacienda les devuelva 9%. Esto dejaría a las escuelas y universidades privadas pagando un impuesto del 7% sin tener que aplicarlo a los estudiantes.

Manuel Fernós, presidente de la Universidad Interamericana, aseguró al Senado que este acuerdo eliminaría la posibilidad de tener que aumentar la matrícula a los estudiantes.

“Nuestro reclamo, como mínimo, es que se nos exima del aumento propuesto de un 9% y de otros bienes y servicios no contemplados al presente. O sea, los colegios y universidades sin fines de lucro desean continuar aportando al presente una tasa equivalente al nivel presente de 7% y, los estudiantes, exentos”, dijeron en una ponencia escrita leída por Fernós.

Fernós, quien es abogado, no descartó que la imposición de un IVA a la educación sea un asunto que termine en los tribunales. Esto, por entender que la Constitución garantiza la educación. Se supone que el mes entrante las instituciones educativas privadas acudan a la Cámara para presentar su oposición a la propuesta reforma contributiva.

A la vista celebrada en el Senado compareció el presidente de la Universidad de Puerto Rico, Uroyoán R. Walker, quien recordó que el presupuesto de la UPR se nutre en parte de una fórmula basada en los ingresos del gobierno. Esto significaría que la UPR podría beneficiarse de un aumento en los impuestos.

Pero Walker fue excusado de la vista del Senado para dar paso a las ponencias de las instituciones privadas y se informó que será citado nuevamente para contestar preguntas de los senadores.

Fue en esta vista que el presidente del Senado, Eduado Bhatia, recabó ayuda de las universidades para identificar de dónde cortar mil millones al próximo presupuesto. Esto como parte de un reclamo para que la reforma contributiva no llegue sin una reestructuración del gobierno.

La discusión de esta reforma contributiva no ha estado ajena a las controversias y las expresiones de Bhatia provocaron una más a la lista de luchas internas que ha provocado este proyecto dentro del Partido Popular Democrático (PPD). En respuesta a estas expresiones, el presidente de la Comisión cameral de Hacienda, Rafael Hernández Montañez, dijo que Bhatia no demostraba liderato al decir que había que cortar tanto dinero del presupuesto, pero sin mencionar de dónde se cortarían los fondos.

La otra gran controversia que ha provocado la radicación de este proyecto es con los alcaldes populares, particularmente con la alcadesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, quien incluso ha participado en manifestaciones en contra del IVA.

La alcaldesa no se ha escondido para dejar saber su rechazo al proyecto, diciendo una y otra vez que es “bueno para el gobierno y malo para la gente”.

Un proyecto incompleto

Todavía está por verse si este proyecto tiene o no los votos para ser aprobado. En la Cámara todavía hay legisladores populares como Luis Raúl Torres y Manuel Natal, que no han dicho si respaldan o no la medida. Estos dos son parte del grupo de legisladores que en su momento se opusieron al impuesto a la gasolina. El propio Hernandez Montañez anunció, en una vista pública el miércoles, que “a diario” recibe mensajes de texto de representantes que tienen dudas sobre la medida, pero dijo que han tenido “la disciplina” de esperar que continúe la discusión. El portavoz de la delegación popular en la Cámara, Charlie Hernández, dijo a este rotativo que ninguno de los legisladores populares le ha indicado que votará en contra del proyecto, pero reconoció que la discusión todavía es temprana.

Las vistas públicas todavía no han terminado y ya se han discutido varias posibles enmiendas al proyecto que van desde eximir la educación privada y los servicios médicos hasta aplicar diversas tasas a diversos renglones y actividades económicas. Zaragoza ha dicho incluso que el asunto de la educación podría resolverse con un rembolso a las familias.

En medio de la discusión que ha provocado el proyecto radicado, cabe recordar que el mismo todavía no tiene punto final pues Zaragoza adelantó que se radicarán enmiendas para aclarar por ley cómo se realizarán los rembolsos a los contribuyentes. Este asunto no está aclarado en el proyecto radicado por el gobernador y deja el asunto en manos de Hacienda para que lo resuelva a través de un reglamento. El liderato popular en Cámara y Senado ha dicho que el proyecto debe contener la forma y manera en que se realizarán estos rembolsos.

El Vocero

Más notas sobre el tema