Venezuela: opositor Leopoldo López cumple un año en prisión

127

Leopoldo López, coordinador nacional del partido Voluntad Popular, cumple hoy un año detenido en la cárcel militar Ramo Verde con 19 audiencias suspendidas en el proceso de juicio que se le sigue, un parco apoyo opositor, un Comité de Víctimas de las Guarimbas y el Golpe Continuado exigiendo justicia y de La Salida.

Al dirigente opositor, la Fiscalía lo acusa de instigación pública, daños a la propiedad pública en grado de determinador, incendio de edificio público, instigación y asociación para delinquir por los sucesos ocurridos en la marcha del 12 de febrero de 2014.

También le atribuye la muerte de 43 personas y de las más de 800 que resultaron heridas víctimas por la ola de protestas que se generaron en el país con su llamado a La Salida.

Un total de 19 audiencias han sido convocadas, suspendidas y postergadas, unas por el Tribunal 28 de juicio, a cargo de la juez Susana Barreiros, que lleva su causa, y otras por la negativa del mismo López a asistir, lo que a juicio del abogado constitucionalista Jesús Silva de “continuar con esta actitud de rebeldía debería declararse una contumacia procesal de parte del acusado y continuar con la causa penal sin dilaciones y producir una sentencia (…)” .

Sin embargo, para su abogado defensor, Juan Carlos Gutiérrez, “pareciera que hay un interés de acelerar el juicio y conseguir una sentencia lo más rápido posible por razones de índole político”

“El año pasado teníamos 2 sesiones de juicio al mes, y desde enero pasado pasaron a ser 3 sesiones semanales, prácticamente 12 sesiones al mes”, precisó el jurista a PANORAMA.

En cambio, para el Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado, “López está ante la justicia, no por preso político como ellos hacen ver, este señor está preso por haber quebrantado la ley”, sostuvo Luis Durán, padre de una de las víctimas.

“Está tras las rejas por incurrir en el delito de hostigamiento e impartir órdenes a los demás ciudadanos para que promovieran el caos y el desorden público con colocación de guayas y barricadas”, agregó el afectado.

No obstante, su abogado defensor sostiene que, a pesar de la declaración de 36 testigos y la presentación 108 pruebas presentadas, a López “no se le han acreditado los hechos por los que le acusa el Ministerio Público y menos aún se ha determinado su participación en esos hechos.Este caso tiene el signo distintivo de la violación de los derechos humanos”, indicó Gutiérrez.

Para el Gobierno nacional, el coordinador nacional de Voluntad Popular se ha convertido en el punto de ataques de EE UU contra Venezuela, país que a través de sus organismos de derechos humanos ha solicitado su liberación. Esta reacción provocó un nuevo distanciamiento en las relaciones bilaterales entre ambas naciones.

De hecho, en diciembre pasado, el presidente Nicolás Maduro aseguró: “Estados Unidos está enloquecido porque el monstruo de ‘Ramo Verde’ está preso y va a seguir preso, bien preso que está, y la justicia debe ir a fondo, castigar los asesinatos de los cuales es él el actor intelectual, el monstruo de Ramo Verde, el asesino de Ramo Verde”.

Aún así, Lilian Tintori, esposa de López, asumió su defensa ante las instancias internacionales para denunciar “la violación de sus derechos humanos”.

En los 365 días, que han transcurrido, Tintori ha cumplido con una agenda internacional haciendo el lobby en organismos como el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU y el Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Unión Europea, El Vaticano, y recientemente, la semana pasada, la OEA y la Vicepresideni fue recibida por el vicepresidente de EE UU, Joe Biden, quienes ha solicitado la liberación del dirigente.

La estrategia de La Salida planteada por López acompañado de la exdiputada a la AN, María Corina Machado y el alcalde metropolitano Antonio Ledezma, que comenzaba con una marcha para el 12-F no fue muy bien vista dentro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Desde el principio, partidos desde sus trincheras como Primero Justicia, AD y Copei se desvincularon de las intenciones de López por considerarlo “radical”, ya que busca la salida forzosa del presidente Maduro del poder.

La mecha se volvió a encender con las declaraciones de Liliana Hernández, dirigente de Un Nuevo Tiempo (UNT), al señalar que el balance del 12F “a unos les sirvió para movilizar. Otros creemos que no se evolucionó en la lucha del cambio, pues la radicalización implica que va haber más violencia (…). El saldo es negativo por los muertos, por las personas heridas”.

En medio del río revuelto de la MUD, el presidente de la AN, Diosdado Cabello, la semana pasada,denunció que un sector de la oposición encabezado por el diputado y coordinador nacional de PJ, Julio Borges, y el alcalde Ledezma planeaban asesinar a López buscando generar caos en el país, derrocar al Gobierno.

“Entre estos dos personajes, Antonio Ledezma y Julio Borges, existía un plan para eliminar físicamente a Leopoldo López, y así generar un mayor caos que facilitaría la caída definitiva del Gobierno y la oportunidad a Antonio Ledezma de asumir el liderazgo de la oposición”, afirmó Cabello, al ofrecer detalles del presunto plan de golpe de Estado contra Maduro.

Sin embargo, pese a estas revelaciones para Jesús Silva, “el problema es que López es que está impulsando un proyecto personal no solamente contra el Gobierno, sino contra el liderazgo colectivo de la Mesa de la Unidad. Su campaña de lobby internacional es ambiciosa y genera sospecha de lo que pudiera ser su financiamiento. Esa estrategia de publicitarse y de posesionarse ante la opinión pública como una especie de mártir venezolano, de preso político, se ha olvidado de las aspiraciones del pueblo opositor y se ha enfocado más en su proyección propia”.

Mientras el proceso judicial sigue, para hoy la familia del coordinador de VP, partidos políticos y sociedad civil tiene prevista una concentración en la Plaza José Martí de Chacaíto a las 10:00 am.

Panorama

Más notas sobre el tema