Víctimas denuncian impunidad a 26 años del fin de la dictadura

Asociaciones de víctimas de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989) denunciaron ayer en Asunción la “impunidad” de que gozan los responsables de los crímenes cometidos en aquel período.

La ceremonia tuvo lugar en el Panteón de los Héroes, en el centro de la capital paraguaya, donde bajo los sones del himno nacional fueron depositadas varias coronas en homenaje a las víctimas.

Entre los presentes se encontraban víctimas como Martín Almada, quien fue torturado y en 1992 descubrió los llamados “Archivos del Terror”, que prueban los crímenes de lesa humanidad perpetrados por los regímenes dictatoriales del Cono Sur de América durante las décadas de los años 70 y 80 en el marco del Plan Cóndor.

“Se fue Stroessner, pero quedó el stronismo, la ponzoña. Se fue el dictador, pero quedaron impunes los represores y los ladrones”, dijo Almada a Efe.

Premio Nobel Alternativo, Almada criticó además que las reparaciones económicas a víctimas de la dictadura provengan “de los bolsillos del pueblo”, en lugar de venir “de los asesinos y ladrones”, refiriéndose a quienes participaron en ejecuciones o se enriquecieron de manera ilegítima bajo el mandato de Stroessner.

Por su parte, la directora de la Comisión de Verdad y Justicia, Judith Rolón, declaró a Efe que de los países que sufrieron el Plan Cóndor Paraguay es uno de los más “atrasados en el combate contra la impunidad”.

En 2013, las víctimas de la dictadura de Stroessner presentaron una querella en Argentina, donde se aplica la jurisdicción universal para esos delitos de lesa humanidad, justificada por el nulo avance en las investigaciones por parte del Ministerio Público paraguayo.

Desde 2008 no ha habido ninguna imputación por crímenes de lesa humanidad contra los victimarios ya identificados, según los abogados de las víctimas.

“La justicia es una deuda”, dijo Rolón, quien insistió en la “falta de enseñanza de ese período en Paraguay en escuelas” como parte de un “trabajo de concienciación para no volver a repetir los hechos de la dictadura”.

Una de las víctimas, José Gil Ojeda, activista agrario que estuvo en prisión entre 1976 y 1979, señaló a Efe que en los 26 años transcurridos desde la caída de Stroessner, “lo único que ha cambiado es que ahora hay libertad para expresarse, peroParaguay está aplastado por una dictadura económica”.

Lamentó además que la Defensoría del Pueblo, una de las entidades encargadas de tramitar las denuncias de las víctimas, “siga torturando con las dificultades que opone a la posibilidad de una indemnización que es mínima e insignificante”.

Otro de los colectivos reunidos en el acto fue la Asociación de Excombatientes, que exige indemnizaciones para los militares que tomaron parte en el golpe de Estado que derribó a Stroessner.

En la noche del 2 al 3 de febrero de 1989, un golpe comandado por el general Andrés Rodríguez (1923-1997), consuegro de Stroessner, acabó con una de las dictaduras más larga de Latinoamérica.

El régimen dejó una secuela de 425 desaparecidos o ejecutados, detuvo a casi 20.000 personas que en su mayoría padecieron torturas, y forzó el exilio de 20.814 paraguayos, según un informe de la Comisión de Verdad y Justicia publicado en 2008.

Tras el golpe, Stroessner se refugió en Brasil, donde murió en agosto de 2006, a los 94 años, sin haber sido nunca juzgado por su responsabilidad en estos hechos

Paraguay

Los vicios que perduran

Los 35 años de dictadura de Alfredo Stroessner dejaron muchos vicios que hasta ahora siguen imperantes, desde el Estado y el sector privado.

Hoy 3 de febrero se recuerda el 26 aniversario del derrocamiento del tirano que estuvo en el poder en Paraguay durante 35 años.

El 4 de mayo de 1954 Stroessner llegaba al poder a través de un golpe, de la misma manera fue echado de la Presidencia de la República.

Un documento elaborado por la Dirección General de Verdad, Justicia y Reparación resume la historia reciente del Paraguay. Una de las partes principales del documento hace referencia a la dictadura de Stroessner.

El gobierno del tirano fue beneficiado por la situación favorable del mercado internacional de productos agrícolas y también por la considerable cantidad de empleos ofrecidos por las obras de la Hidroeléctrica de Itaipú, de acuerdo al informe publicado la institución mencionada.

Pero Stroessner también recurrió a mecanismos económicos que actuaban a favor del mantenimiento de su régimen. Varios de ellos aún siguen vigentes, si bien ya no son impulsados desde el Gobierno tan abiertamente, se puede decir que tampoco se hace mucho para que los ilícitos dejen de realizarse.

-La corrupción promovida desde el poder:

Paraguay, es junto con Venezuela, el país considerado más corrupto de la región, de acuerdo al estudio elaborado por Transparencia Internacional.

El múltiple impacto del contrabando produjo que gran parte de la población se encuentre en la pobreza.

A diario se conocen casos de corrupción en instituciones del Estado, sin embargo se debe mencionar que esto se produce por la complicidad de otras personas.

-El contrabando:

Se ha convertido sin dudas en uno de los mayores males para la economía. Hay que mencionar que el gran caudal que se observa actualmente se da por las diferencias cambiarias con la Argentina.

Sin dejar de tener en cuenta los factores exógenos se debe decir que el contrabando siempre estuvo presente en el país. Cuestiones coyunturales hacen que el ingreso ilegal de productos, principalmente de la Argentina, ponga contra las cuerdas a la industria nacional y a los importadores legales.

-El tráfico de drogas y de armas:

Uno de los mayores problemas que se notaron en los últimos meses en Paraguay es el narcotráfico.

Actualmente el país es el mayor productor de marihuana de la región y sitio de paso de cocaína. A diario se conocen casos de decomisos de droga en la capital y en el interior del país.

Los que operan en el narcotráfico lograron escalar un peldaño y pudieron trascender en la política.

Desde hace unos meses se viene hablando de que narcotraficantes sustentan campañas políticas y mediante esto acceden a cierta “paz para trabajar”.

-El negociado con divisas:

En el negociado de divisas no hay mucho que decir, al menos de lo que se conozca y haya trascendido en medios en los últimos años.

La labor de control del Banco Central del Paraguay (BCP) ha sido destaca no solo a nivel local sino internacional, permitiendo a Paraguay tener una macroeconomía estable.

-Las comisiones recibidas de los contratistas de obras públicas:

A inicios de 2014 el Presidente de la República Horacio Cartes reconocía que no hace mucho tiempo las comisiones para los contratistas seguían implementándose.

“Hoy ya no se paga ninguna comisión”, dijo Cartes en el mes de marzo de 2014.

Reconoció que “por décadas y décadas” cualquiera que tenía una adjudicación debía pagar una comisión.

“Hoy no se cobra nada. Tampoco se cobra para cobrar cuando se terminan las obras”, aseguró en su momento Cartes.

Transformación

Otros puntos que son señalados como los puntales de la tiranía son la la triangulación en las fronteras y la creación de una oligarquía en la construcción de las hidroeléctricas de Itaipú y Yacyretá.

Cuestiones similares se siguen dando a nivel local, actualmente la triangulación de productos a través de Ciudad del Este se da legalmente gracias al Mercosur.

Las riquezas ya no se generan con la construcción de las grandes obras sino de los altos salarios en los entes binacionales.

Lo que cambió

Una cuestión que es de público conocimiento fue la fuerte represión que tuvieron los medios de comunicación durante la dictadura de Stroessner.

“No había censura previa de lo que se debía publicar en la prensa escrita o decir en la radio y la televisión, pero los comunicadores sabían cuáles eran los temas prohibidos o las palabras que no debían usar”, menciona el documento de la Dirección Genera de Verdad, Justicia y Reparación.

Actualmente, el ejercicio del periodismo es libre y la posibilidad de reservarse las fuentes está garantizada por la Constitución Nacional de 1992.

La dictadura

Stroessner pudo permanecer casi 35 años en el poder mediante la unidad de estos tres estamentos: las Fuerzas Armadas, la Asociación Nacional Republicana (ANR-Partido Colorado) y el Poder Ejecutivo.

El dictador era, al mismo tiempo, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación, Presidente de la República y Presidente Honorario de la ANR. En su persona se unían todas estas fuerzas y poderes.

Represión

El uso de la violencia tenía por objetivo la defensa del Régimen, de esta manera se buscaba destruir todo lo que pudiera poner en peligro al gobierno.

Como el régimen de Stroessner identificaba Gobierno con Estado, también identificaba Defensa del Gobierno con defensa del orden jurídico del Estado.

La represión era realizada de muchas formas. Algunas de las modalidades denunciadas por las víctimas incluyen:

-Detención arbitraria.

-La tortura.

-Desaparición forzada.

-Ejecución extrajudicial

-El exilio.

Debido las modalidades mencionadas muchas personas tuvieron que dejar el país, en algunos casos, otros fueron torturados y hasta perdieron la vida.

Uno testimonio que retrata el salvajismo de la época de Stroessner es el de Guillermina Kannonnikoff, quien perdió a su marido estando recluída y fue tortura aún estando embarazada.

Paraguay