Temporal en el norte de Chile: ya son 14 fallecidos, 20 desaparecidos y más de 10 mil afectados

39

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, informó en que por los efectos del temporal en el norte del país, la cifra de fallecidos se elevó a 17 personas

La Oficina Nacional de Emergencias confirmó el reporte de Aleuy, destacando en el último balance oficial que se mantienen los 20 los desaparecidos en la zona. En ese sentido, el director de la Onemi, Ricardo Toro, comunicó que son 20.720 las personas damnificadas en Atacama y 5.084 en la Región de Antofagasta.

Por otro lado, el ministro de Obras públicas, Alberto Undurraga afirmó que existirán inconvenientes para solucionar qué el suministro de agua potable. “Esto va a demorar meses”, expuso el Ministro. Por esta razón, el secretario de Estado anunció que se ha planteado un sistema de camiones aljibes constante.

El director de la Onemi, ayer, en un reporte en horas de la tarde cifró en 10.996 personas las que están damnificadas como consecuencia del temporal en el norte del país, y de ellos 4.699 están en albergues, según el último informe entregado. Además, Toro anunció que el toque de queda se mantendrá en la región de Atacama, el cual comenzará a regir desde las 21 horas de este domingo hasta las 6 de la mañana del lunes.

En tanto, Carabineros de Chile, a través del capitán jefe de la Subcomisaría de Tierra Amarilla, Marcelo Ramírez, confirmó que en la localidad de San Antonio, el cuerpo de Bomberos encontró una nueva víctima fatal, el que aún permanecería bajo los escombros y el lodo, señaló el funcionario policial al canal 24 Horas.

Con este nuevo fallecido, la cifra de víctimas fatales producto del temporal ascendería a 13 personas.

Más temprano, el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo informó que la cifra de muertos por el temporal en la zona norte se elevó a 12 personas, mientras que los desaparecidos suman 20, lo que marca un incremento en este número, ya que mas temprano se había fijado en 19 personas de las que se desconocía su paradero.

En tanto, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga señaló a CNN Chile que los problemas más importantes se están registrando en los valles interiores, como es el caso de Diego de Almagro y Alto del Carmen en la región de Atacama. De hecho, el secretario de Estado aseguró que es probable que el suministro de agua potable para Diego de Almagro demore meses en ser repuesto, ya que el sistema de conversión falló y “ya no existe”.

En cuanto a la conexión entre las urbes, Undurraga sostuvo que si bien los vehículos pueden llegar a las ciudades y pueblos afectados, los caminos son de emergencia, por lo que es necesario tener máxima precaución.

Por su parte, el subsecretario de Salud, Jaime Burrows manifestó su preocupación por el riesgo de que las infecciones y enfermedades respiratorias puedan afectar a la población que habita en la zona, ante el colapso de los alcantarillados e las ciudades y pueblos que sufrieron las consecuencias del temporal, lo que posibilita la aparición de ratones que buscan comida en la superficie, sumado a la basura que fue arrastrada por los aludes y que ha quedado depositada, y ahora comienza a secarse.

En entrevista con radio ADN, Burrows hizo un llamado a que se haga la limpieza de las áreas afectadas con abundante cloro. El subsecretario señaló que su repartición ha enviado 25 mil litros del líquido, mientras que la Onemi otros 50 mil, que serán repartidos en las zonas que pudieran haber sufrido la inundación con aguas servidas debido al colapso de alcantarillados.

El subsecretario sostuvo que también se trabaja en el manejo de la salud mental de las personas que se han debido enfrentar a esta tragedia, ya que muchas de ellas llevan más de 72 horas despiertas, según Burrows, por lo que equipo de atención psicológica, más voluntarios están desplegados para apoyar en estas labores.

Finalmente, Burrows anunció que el Gobierno envió 10 mil dosis para vacunar a la población contra la hepatitis A y B y 2 mil 500 dosis contra el tétanos, además de las inyecciones contra la influenza.
Jornadas anteriores

Más temprano se dio a conocer la identidad de uno de los fallecidos por esta tragedia: Oscar Guillermo Ledezma Gallardo, de 46 años, quien a esas alturas era la décima víctima fatal a causa del temporal que azotó a las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo, quien fue encontrado en la localidad de El Salado, según confirmó el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy en su último reporte oficial.

En tanto, la Policía de Investigaciones confirmó la identificación de cuatro cuerpos, a través del análisis de sus huellas digitales. Sus nombres son Máximo Alexander Cerezo Benavides, un menor de 4 años de edad, Yang Li-li, de 29 años, ciudadano chino; Jorge Eduardo Flores Ávalos, de 50 años; y Miriam Elsa García Castillo, de 41 años. Todos ellos se encontraban en el Servicio Médico Legal de Copiapó, según manifestó el prefecto Juan Rodríguez.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, sostuvo que en cuanto al toque de queda para la región de Atacama “se mantendrá todo el tiempo que sea necesario”, tras la reunión que mantuvo con el Comité Operativo de Emergencia Regional (COE). En este sentido, se confirmó que esta medida comenzará a regir desde las 21 horas de este sábado, con lo que se adelantará en dos horas con respecto de los días anteriores. La hora de término se mantendrá a las 6 de la mañana, como ha sido hasta ahora.

La Presidenta Michelle Bachelet, luego de la reunión del Comité de Emergencia en el Palacio de La Moneda, expresó que es probable que hayan más fallecidos y desaparecidos producto de esta tragedia, y calificó como “desolador” la situación en las regiones afectadas por este temporal: “El panorama es desolador, necesitamos apurar el tranco para llegar a localidades aisladas”

La Presidenta aseguró que la mayoría de los hospitales en las localidades que sufrieron el rigor del evento meteorológico se encuentran operativos, y para cubrir esta necesidad en la comuna de Diego de Almagro, Atacama, se instalará un Puesto de Atención Médica del Ejército (PAME), y agregó que se trabaja para asegurar la conectividad terrestre entre las localidades.

Ante las críticas que se han vertido sobre la Onemi, en las que se ha cuestionado su procedimiento para enfrentar esta crisis, la Presidenta si bien sostuvo que el organismo ha respondido bien a la emergencia, aseguró que se busca dotar el Estado de una institucionalidad más fuerte para hacer frente a este tipo de catástrofes: “La Onemi ha funcionado muy bien, yo he visto en terreno la gente trabajando, pero queremos tener un servicio más potente”.

Finalmente, Michelle Bachelet señaló que no existe evidencia sobre la posibilidad de que un contenedor con trabajadoras agrícolas en su interior -que es utilizado como dormitorio-, que habría sido arrastrado por un alud en Tierra Amarilla, según denunciaron familiares de estas trabajadoras a TVN. La Presidenta dijo que Carabineros envió a dos brigadas a la zona las que, hasta ahora, no han encontrado evidencia de esta situación.

Un informe evacuado por el Ministerio de Vivienda señala que en la región de Atacama son más de 14 mil las viviendas que presentan daños producto de la emergencia meteorológica, tanto por las lluvias como por los aluviones, de las cuales 5 mil se encuentran con daños mayores, y corresponden a viviendas que “estarían en el paso de la bajada de la quebrada Paipote”, sostuvo el subsecretario de Vivienda, Jaime Romero.

Más temprano, la Mandataria informó que se iniciará el proceso de vacunación contra la influenza, no obstante en las regiones afectadas por el temporal, además se administrarán inyecciones contra la hepatitis, el tétano, entre otras enfermedades e infecciones que pudieran aparecer como consecuencia de la emergencia meteorológica.

Por su parte, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) en su último informe, señaló que la cifra de albergados es de 5.584. La región de Atacama es la que más personas en situación tiene con 5.450, mientras que la región de Antofagasta presenta 132 refugiados y en Coquimbo se contabilizan dos personas albergadas.

En cuanto a los damnificados por el temporal, son 3.824 personas las que sufrieron algún daño en la región de Antofagasta, que es la que presenta los mayores prejuicios hacia la población. En Atacama son 748 personas, mientras que en Coquimbo se contabilizan 620 damnificados.

Al igual que en la jornada de ayer, el director de la Onemi, Ricardo Toro, expresó que en cuanto a la situación meteorológica, las temperaturas podrían llegar a los 30 grados durante la jornada, lo que representa otro problema, ya que el barro y lodo acumulados en las calles, se transforma en tierra y polvo afectando la salud de las personas, sobre todo a nivel respiratorio.

Además, Toro sostuvo que una de las principales preocupaciones para el Gobierno es poder restablecer los servicios de electricidad y agua potable en la zona, así como los caminos para poder llegar a zonas que están aisladas.

Este viernes a las 8.00 de la mañana, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy entregó el primer balance del día con una noticia adversa. La muerte de un niño de 13 años en Calama sumaba una nueva víctima por el temporal que afecta al Norte.

“La familia tenía una instalación eléctrica irregular y el niño sufrió una descarga eléctrica. Fue un accidente”, reconoció el Subsecretario.

En la tarde del jueves, se confirmó que el Gobierno decretaría toque de queda para la región de Atacama, el que comenzará a regir desde las 23 horas hasta las 6 de la mañana del viernes, producto de los problemas generados por las inundaciones, las que han dejado a 4.500 personas damnificadas que han debido acudir a albergues, según manifestó el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo.

La Presidenta Bachelet, durante una visita a un albergue en la ciudad de Chañaral, sostuvo que Carabineros e infantes de marina serán los encargados de mantener la seguridad en las zonas que han sido afectadas por las inclemencias del tiempo. “La primera prioridad hoy, es rescatar personas y salvar vidas”, aseguró la Mandataria durante la visita, en donde algunas de las personas que están alojando en el lugar le plantearon algunas inquietudes.

Más temprano, desde la oficina de la Onemi, el subsecretario del Interior, emitió el último reporte oficial hasta ahora, en el que señaló que aumentaron las víctimas fatales por la catástrofe, que hasta antes de este informe estaba cifrado en cuatro muertos y 22 desaparecidos en la Región de Atacama, ahora aumentó a siete víctimas fatales y fijó en 19 el número de desaparecidos: “A esta hora se han encontrado tres cadáveres adicionales, el primero es un hombre no identificado ubicado frente a la universidad de Atacama, y otros dos cadáveres en el ingreso a Copiapó”. Además, sostuvo que 20.651 personas se encuentran sin electricidad en la región de Atacama.

Otra de las catástrofes que se confirmaron durante la tarde fue un nuevo alud en Taltal. “Estimamos que esto se pueda mantener por tres o cuatro horas más. (El alud) está siguiendo un curso, que es el que tuvo anoche”, señaló el comandante de Bomberos de Taltal para un medio televisivo, y añadió que esta emergencia podría prolongarse por varias horas ya que son dos las piscinas decantadoras las que colapsaron.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo señaló a CNN Chile que la situación en Taltal es de “extrema gravedad y extremadamente crítica” producto del alud, y señaló que hasta el momento son 6 mil las viviendas destruidas por este temporal.

Peñailillo hizo un llamado a ser solidarios y no realizar especulación de precios, por ejemplo con el agua. De todas maneras la Intendencia de Atacama, a través de la Junaeb llevará alimentos hacia las zonas que han sido afectadas por las lluvias, mismo llamado que realizó la Presidenta Michelle Bachelet ante la denuncia de algunos habitantes de la zona sobre el alto costo que estaban alcanzando los alimentos de primera necesidad.

Por su parte, la ministra de Minería, Aurora Williams aseguró que los relaves mineros activos, que han motivado la preocupación ante los posibles colapsos que se pudieran generar en ellos, con la consiguiente contaminación de las aguas, están controlados y no hay problemas con ellos.
Preocupación por desborde del río Elqui

En la región de Coquimbo, en las últimas horas habitantes del valle del Elqui han reportado el desborde del río en algunas áreas, y las autoridades regionales han pedido que las personas se alejen de la ribera del curso de agua ante el peligro, y bomberos de La Serena han evacuado a familias que habitan cerca del cauce. Además existe preocupación por la posible contaminación de las aguas por el colapso de relaves mineros.

La empresa Aguas del Valle comunicó esta noche que las aguas del río Elqui aumentaron su turbiedad, debido a un alud que cayó al cauce, por lo que el corte de suministro de agua potable en algunos sectores de La Serena y Coquimbo se mantendrá.

En el reporte de la mañana, el subsecretario del Interior declaró que no existe una cifra clara de damnificados, no obstante reconoció que en Antofagasta hay 684 albergados y en Atacama, 800 personas. Alto del Carmen, Tierra Amarilla y Diego de Almagro son las zonas más críticas.

Otro de los puntos que destacó Mahmud Aleuy fue que este “es el mayor desastre pluviométrico que hemos tenido en los últimos 84 años.” Durante el día se espera las lluvias declinen en Antofagasta, no así en la zona cordillerana.

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, arribó a la región alrededor de las 21:30 horas, ante el violento temporal de lluvia que ha afectado a las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo, y que ha dejado prácticamente bajo el agua a ciudades como Chañaral y Copiapó, entre otros poblados de la zona.

Cerca de la medianoche, el subsecretario del Interior Mahmud Aleuy confirmó la muerte de dos personas como consecuencia de las intensas precipitaciones que ha caído en las últimas horas. El primero fue identificado como Cristián Cortés, de 34 años, quien falleció electrocutado en su hogar. La segunda víctima no ha sido identificada, y se trata de una mujer, de 45 años, que fue encontrada en las inmediaciones del río El Salado.

En plena madrugada fue el intendente de la región de Antofagasta quien informó de una nueva víctima fatal producto de la caída de un muro de contención.

Además, se confirmó que existen 22 desaparecidos: 8 en la localidad de Diego de Almagro, 8 en Chañaral y 6 en Tierra Amarilla.

Mientras, la Presidenta debió ser trasladada en helicóptero desde el aeropuerto Desierto de Atacama, hasta la Intendencia de Atacama, ya que los caminos están intransitables para arribar a Copiapó.

A primera hora de este viernes se espera un nuevo reporte oficial de las autoridades, mientras se prevé que la Presidenta visite algunas de las zonas afectadas, verificando la entrega de ayuda, según indicó el ministro vocero, Álvaro Elizalde.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, señaló en un reporte a las 21.30 hrs. desde la Onemi, que existen 1.700 albergados en la región de Atacama, mientras que en Antofagasta la situación se encontraría controlada por la reducción de las precipitaciones en las últimas horas. Además, acotó el número de desaparecidos en Chañaral a seis personas.

Aleuy hizo un llamado a la población a que no arriesguen sus vidas en el proceso de autoevacuación que han ordenado las autoridades, y enfatizó en que “las zonas que pueden ser afectadas por aluviones deben ser evacuadas y hay que seguir las instrucciones militares”.

Por su parte Sernageomin publicó un informe con los potenciales riesgos que existen en las tres regiones, que concentran gran cantidad de actividad minera. El servicio hizo un listado con los tranques y relaves que se están monitoreando ante posibles colapsos:

Más temprano, la Presidenta decretó el Estado de Excepción Constitucional en la Región de Atacama y en la comuna de Antofagasta. Asimismo se ha decretado alerta sanitaria en las comunas de: Copiapó, Tierra Amarilla, Alto del Carmen y Diego de Almagro y se determinó que las Fuerzas Armadas tomen el control de la región.

La Mandataria dispuso que viajaran a la zona la subsecretaria de redes asistenciales, el ministro subrogante de vivienda y el ministro Rodrigo Peñailillo quien encabezó a la delegación que emprendió el viaje hacia la Región de Atacama a las 16:30 horas desde Santiago, quienes debían evacuar un informe a la Presidenta detallando el estado de las zonas afectadas por la catástrofe, no obstante, la Presidenta resolvió viajar para recabar información en terreno.

El alcalde de Copiapó, Maglio Cicardini, señaló que el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, no había podido llegar a la ciudad de Copiapó y se encontraba varado en el aeropuerto Desierto de Atacama, misma situación que pasó a su llegada a la zona, la Presidenta Bachelet- debido a los estragos que han causado las lluvias en la zona.

Por su parte, la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, señaló que los seis albergues que el municipio dispuso para los damnificados por este sistema frontal, están colapsados, por lo que pidió que los colegios particulares y subvencionados puedan facilitar sus instalaciones para recibir al resto de las personas que necesitan albergue. Mientras que el intendente de la región, Valentín Volta, dijo que en las próximas horas podrían ser evacuadas cerca de 30 mil personas desde las zonas de riesgo, situación que en horas de la noche fue descartada.

En este mismo sentido, el titular del Interior hizo un llamado a la población de las comunas de Diego de Almagro, Chañaral, Copiapó y Tierra Amarilla a autoevacuar.

Además las comunicaciones estuvieron cortadas por la caída de la fibra óptica que abarca desde la región de Atacama, en el norte de Copiapó hasta Arica y Parinacota, en una situación que el gobierno catalogó de grave.

Respecto de las vías de acceso, existen diez rutas cortadas entre la región de Antofagasta y la región de Coquimbo, además de cortes en el suministro eléctrico que afecta a 38 mil 500 clientes y corte un agua que golpea a 48 mil 500 clientes de la zona norte, de los que 41 mil pertenecen a la región de Coquimbo.

La situación es más compleja aún porque según el Ministro Peñailillo, se registrarán más precipitaciones intensas en la región de Atacama y de Coquimbo que se prolongarán por 12 horas más y por lo tanto serán precipitaciones entre 20 a 25 milímetros, por lo que el Comité de Operaciones de Emergencia está constituido desde las 15:00 horas en la Onemi.

Poblado El Salado

El fuerte temporal de lluvia que afecta a las regiones de Antofagasta, Copiapó y Coquimbo ha causado severos estragos en distintos poblados de comunas de la zona. Según comentó el alcalde de Chañaral, Víctor Volta, “nunca se pensó la magnitud con la que venía” a propósito del desborde del río El Salado, que arrasó con el poblado del mismo nombre.

Víctor Volta relató que “el río pasó por el medio de El Salado y se trajo algunas personas y tenemos a seis bomberos arriba del cuartel de bombas y tenemos gente agarrada de unos rieles”.

El Salado es una localidad que se encuentra a 35 kilómetros de Chañaral, donde “el aluvión se llevó casas, jardines infantiles”, señaló el alcalde.

Víctor Flores, un habitante del pueblo dijo a Canal 7 que la situación es crítica porque la crecida del río llegó de manera inesperada, se dio la alerta para evacuar pero en un momento en que no se pensó que el cauce crecería de manera gigantesca por lo que muchos habitantes permanecieron en sus casas.

El hombre dijo que se necesitan helicópteros para poder evacuar a las pesonas que han quedado aisladas en el centro de la pequeña localidad, instalada en la mitad del lecho del río e indicó que por lo menos hay unas cien viviendas afectadas.

En Chañaral, propiamente tal, continúan las lluvias y la mitad de la ciudad se encuentra prácticamente inundada.

Radio U Chile

Más notas sobre el tema