Argentina: exministra de Economía es condenada a tres años por el hallazgo de una bolsa con dinero en su despacho

80

La ex ministra de Economía Felisa Miceli fue condenada a tres años de prisión de ejecución condicional por el hallazgo de una bolsa con dinero en su despacho de la cartera de Hacienda en 2007. La condena es lo suficientemente inferior a la que había recibido en 2012 como para evitar que vaya a prisión. Tampoco podrá ejercer cargos públicos por seis años, pero ese parece ser un tema menor: la ex funcionaria anunció al tribunal que nunca más volverá a ocupar un rol en la administración pública. “Estoy arrepentida de haber llevado el dinero, fue un error. Nunca jamás voy a ocupar un cargo público, ya aprendí la lección.” El fallo dispone “el decomiso del dinero que fuera objeto de este juicio, que consiste en la suma de 100 mil pesos”.

El veredicto del Tribunal Oral Federal Nº 1, integrado por Oscar Amirante, Adrián Grunberg y Pablo Laufer, fue el resultado de un fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que había anulado parcialmente la condena anterior, a cuatro años de cárcel. El veredicto mantiene la figura de “encubrimiento por receptación de cosas o efectos provenientes de un delito, agravado por su condición de funcionaria pública y por haberlo cometido en ocasión de sus funciones, en concurso real con el de sustracción y ocultamiento de un documento confiado a la custodia de un funcionario público, agravado por haberse cometido con abuso en el ejercicio de un cargo público”.

Pero al ser una pena de hasta tres años de prisión, el tribunal hizo uso de su facultad de dejarla en suspenso, siempre y cuando Miceli observe normas de buena conducta.

El alivio que significó para Miceli saber que no iría a prisión tuvo, con todo, un momento de tensión y angustia. Fue cuando el fiscal Juan García Elorrio pidió una condena a tres años y seis meses de prisión efectiva. Sus defensores había pedido apenas un año de prisión en suspenso.

Conmovida, la ex ministra pronunció ante el tribunal sus últimas palabras antes de conocer la decisión: “Dije que (el dinero) fue un préstamo personal. ¿De qué delito se me acusa, si la financiera sigue funcionando, si sus directivos tienen falta de mérito? ¿Cómo puede ser que quienes cometieron el delito (NdR: la financiera Cuenca) estén con falta de mérito, y yo los encubrí y voy presa, y ellos siguen administrando esa financiera?” «

“¿De qué delito se me acusa, si la financiera sigue funcionando y sus directivos tienen falta de mérito?”, dijo Miceli, quien deberá devolver los $ 100 mil que le hallaron a la justicia.

Tiempo Argentino

Más notas sobre el tema