Colombia: tras la condena a dos exministros de su gobierno, Uribe anuncia que acudirá a instancias internacionales

62

El expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, del Centro Democrático, afirmó que llevará el caso de los exministro Sabas Pretelt de la Vega y Diego Palacio ante un organismo internacional, luego de conocer la condena que profirió la Corte Suprema de Justicia por la Yidispolítica.

Cabe recordar que Uribe Vélez fungía como Presidente de la República para la época de los hechos por los que la Corte condenó a los exministros por el delito de cohecho propio por dar y ofrecer prebendas a congresistas para que votaran positivamente el proyecto de reelección presidencial en 2006.

En su cuenta de Twitter, Uribe escribió: “Acudiremos a la Comunidad Internacional, ya que las mentiras de Yidis Medina condenaron a mis compañeros, no por delitos sino por oposición a la reelección”.

Cabe recordar que fue el representante a la Cámara Germán Navas Talero, quien junto con 18 congresistas más indicaron en el 2006 que “algunos ministros” se habían reunido a puerta cerrada con Yidis Medina y Teodolindo Avendaño para cambiar su voto.

“Con esta condena, la justicia se da cuenta de que allí operó un carrusel electoral, donde la reelección fue un acto de ilegitimidad”, señaló Navas, tras conocer la sentencia dictada por parte de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

MÁS REACCIONES

Uno de los congresistas que apoya la posición actual de Navas es la representante a la Cámara Angélica Lozano, del Partido Alianza Verde, quien resaltó que “la justicia cojea, pero llega. Creo que se demoro muchos años y claramente Yidis Medina, que confesó que había vendido su voto, incluso ya salió de la cárcel. Ahora le llegó el momento de pagar a los de cuello blanco, aquellos ministros que en mala hora le hicieron el daño al país de corromper la política para ganar la reelección presidencial”.

Lozano hizo un llamado para que la justicia y la condena se cumpla estrictamente. “No queremos que comience el carrusel de rebajas, regalos y prebendas, para que le salgamos a deber a estos delincuentes, porque así los condena hoy la Corte Suprema”.

Por su parte, la senadora Claudia López señaló que “ya habían condenado a Yidis Medina por recibir dádivas, pero la justicia no había podido establecer quien las había ofrecido. Hoy han probado que estos ministros del presidente Uribe, fueron quienes dieron estas prebendas para comprar votos para la reelección”.

A su vez, agregó que “queda comprobado que Álvaro Uribe se eligió y se reeligió con parapolítica y comprando votos con los congresistas. Celebro que este acto se condene como debe ser”.

Otro de los senadores que celebró la decisión por parte de la Corte Suprema de Justicia, fue Iván Cepeda, del Polo Democrático Alternativo, quien recalcó que “esa decisión no agota todavía la responsabilidad en este caso, por supuesto que quien quisiera investigarse y someterse al escrutinio de la justicia puede hacerlo, aunque la verdadera responsabilidad recae sobre quien era el Presidente de la República en ese entonces”.

Adicionalmente, afirmó que “con esta decisión judicial se ha corroborado el hecho de que efectivamente hubo una acción ilegal que permitió la reelección en el país. Debe quedar claro que todo eso debe ser objeto de materia de investigación de los jueces”.

Entre los congresistas que prefirieron abstenerse a opinar referente al caso, estuvo el senador del Partido de la U, Armando Benedetti, quien sólo priorizó que “hay que acatar lo que dijo la Corte”.

Por su parte, el senador Ernesto Macias afirmó que “no es sano hablar de una sentencia, sin conocerla, así que prefiero no comentar nada respecto a este hecho”.

El Universal

Orden de captura a tres altísimos funcionarios del gobierno Uribe

La noticia era una de las más esperadas. Y no era para menos porque se trata de dos exministros y del secretario de la Presidencia, durante el gobierno de Álvaro Uribe.

Se trata de Sabas Pretelt, Diego Palacio y Alberto Velásquez, los dos primeros extitulares de las carteras del Interior y de Salud (respectivamente), por haber tramitado cargos para asegurar la reelección del entonces presidente y ahora senador Uribe.

La Corte Suprema de Justicia condenó Sabas Pretelt y a Diego Palacio a seis años y 112 meses de inhabilidad, mientras para el exsecretario Alberto Velázquez la pena es de cinco años y una inhabilidad de 84 meses.

El alto tribunal ordenó la captura de los tres exfuncionarios por la gravedad de los delitos y porque fueron cometidos contra la administración pública. Por ahora no se conocen los lugares de reclusión, que serán especiales por su calidad de altos funcionarios.

De Pretelt se sabe que se encuentra en Cartagena. Otro dato que ha salido a flote es que la Corte no trasladó copias de su fallo a ningún otro organismo para investigar al expresidente Uribe porque ya existe una investigación por esos hechos en la Comisión de Acusación de la Cámara, juez natural del exmandatario.

¿De dónde se desprende todo? De las declaraciones de varios beneficiarios de haber recibido prebendas del gobierno anterior. Los principales son la excongresista Yidis Medina y Teodolindo Avendaño, quienes fueron beneficiarios de algunas notarías, entre otros cargos, por haber votado la reelección presidencial.

Yidis y Teodolindo fueron condenados por el delito de cohecho (dar u ofrecer) y sirvieron como testigos principales de los exfuncionarios. La propia Yidis dijo en repetidas ocasiones que Sabas Pretelt fue quien organizó la entrega de las notarías. Él negó sistemáticamente el asunto. Incluso hace pocas semanas hizo un recorrido de medios explicando que no había tenido nada que ver con el asunto.

Por su parte, Palacio y Velásquez guardaron prudente silencio la mayoría del tiempo de la investigación. El exministro de la Protección Social esporádicamente se ha referido al asunto.

En una entrevista realizada por Daniel Coronell y publicada por Noticias Uno en el 2008, Yidis Medina explicó sus motivos para votar a favor de la reelección.

Esto fue lo que concluyó la Corte

El siguiente es un extracto del comunicado que la Corte publicó en la tarde de este miércoles: “En el análisis de las piezas que constituyen el voluminoso expediente, la Corte Suprema de Justicia determinó cómo, siguiendo instrucciones del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, el exsecretario General de la Presidencia y los exministros de Protección Social y del Interior y de Justicia dispusieron del poder que les conferían sus altos cargos para pagar, con una serie nombramientos, el voto favorable de la exrepresentante Yidis Medina y la ausencia de Teodolindo Avendaño en la votación de aquella madrugada”.

Para la Corporación, si bien el Acto Legislativo aprobado finalmente por el Congreso de la República obtuvo el respaldo de la Corte Constitucional por no sustituir la Carta Política ni vulnerar, desde el punto de vista formal, el trámite legislativo, su continuación y culminación se lograron gracias a la acción concertada de altos funcionarios del Gobierno, quienes acudieron a prácticas corruptoras frente a dos congresistas de nivel académico básico, pobre estructura intelectual, pero vasta ambición de reconocimiento.

“Los tres acusados –concluye la Corte– actuaron mancomunadamente, guiados por el mismo propósito: procurar disipar el quorum de los 18 congresistas que apoyaban la solicitud de archivo, y prevalidos de su condición de miembros del equipo de Gobierno y conocedores del interés que el Presidente de la República tenía en que la reelección presidencial cumpliera satisfactoriamente el trámite legislativo en el Congreso, le hicieron ofrecimientos a Yidis Medina y a Teodolindo Avendaño de los cargos que podían estar disponibles, para asignárselos en pago, a la primera, con el fin de realizar un acto contrario a sus funciones y, al segundo, para que lo omitiera”.

En relación con el exministro Pretelt de la Vega, la Sala Penal encontró demostrada su responsabilidad frente al cumplimiento de prebendas dadas a Yidis Medina, las cuales se concretaron en la Notaría Segunda de Barrancabermeja y un cargo en el Ministerio de Justicia para su amigo César Guzmán. A Teodolindo Avendaño le asignó la Notaría 67 de Bogotá, donde fue nombrado Luis Camilo O’meara, quien se prestó para la compra de ese despacho.

A Diego Palacio se le demostró la contratación de Vania Constanza Castro Varona, nuera de Teodolindo Avendaño, para atender asuntos de Foncolpuertos en la ciudad de Cali, al igual que el ofrecimiento de la notaría que, un año más tarde, le entregó Pretelt de la Vega. Asimismo, el ofrecer a Yidis Medina la dirección de la Clínica Primero de Mayo de Barrancabermeja, donde fue nombrado el ingeniero químico Carlos Correa Mosquera.

Semana

Más notas sobre el tema