Perú: realizan marcha contra el autogolpe de Fujimori del 5 de abril de 1992

158

El mismo frontis del Palacio de Gobierno que hace 23 años, la noche del 5 de abril de 1992, estuvo protegido con tanques militares tras el anuncio del autogolpe de Estado de Alberto Fujimori, ayer fue colmado por ciudadanos que, provistos de carteles, gigantografías y una variedad de recursos creativos, recordaron la corrupción y las violaciones a los derechos humanos del régimen fujimontesinista.

Una mujer disfrazada de geisha, en recuerdo de mujeres periodistas y congresistas allegadas a la dictadura del gobernante peruano-japonés; un ataúd, en representación de la muerte de la democracia; flores gigantes de cantuta, en memoria de los universitarios asesinados de la Universidad La Cantuta. Todo esto se vio la tarde de ayer en la Plaza de Armas, además de cientos de jóvenes y mujeres que exclamaban frases como “¡5 de abril, golpe genocida!”, “¡Fujimori nunca más!” y otros mensajes en contra de la hija del ex dictador.

CUESTIÓN DE MEMORIA

“Los jóvenes están demostrando que la memoria persiste”. La frase corresponde al sociólogo Alberto Adrianzén, quien concurrió más temprano a la Plaza San Martín, donde se realizó la concentración previa, a iniciativa de la Coordinadora Contra la Impunidad (CCI) y otras organizaciones juveniles.

Adrianzén lamentó que, a pesar de los graves actos de corrupción y las violaciones a los derechos humanos del régimen de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos, un sector de la opinión pública continúe respaldando al fujimorismo.

“Todo esto es la consecuencia de la conciliación de algunos partidos políticos con el fujimorismo. Los partidos no han sabido enfrentar a esta mafia, pues eso es el fujimorismo que corrompió al país y sacó lo peor de los peruanos para poder gobernar”, apuntó.

No obstante, Adrianzén abriga la esperanza de que los jóvenes puedan asumir un rol más protagónico en este ejercicio de memoria.
Pues fue precisamente eso lo que se observó ayer en la Plaza San Martín. Los manifestantes llevaron carteles con mensajes y gráficos para recordar distintos pasajes de lo que significó el fujimontesinismo: el cierre del Parlamento con el autogolpe del 5 de abril, las matanzas de La Cantuta y Barrios Altos, corrupción y captura de los medios de comunicación, cierre del Tribunal Constitucional, compra de jueces, fiscales y congresistas, la revelación de los vladivideos, la fuga de Fujimori a Japón y su renuncia por fax.

En el recuento de la historia no faltó la etapa de la extradición y la condena a 25 años de prisión efectiva contra Alberto Fujimori, por delitos de lesa humanidad, por la matanza de La Cantuta y Barrios Altos.

PUNTO DE PARTIDA

En opinión de Gonzalo Córdova Mío, representante del colectivo No a Keiko, que tuvo un rol protagónico en la campaña pasada contra Keiko Fujimori, la movilización de ayer podría marcar el inicio de una nueva jornada contra el retorno al poder del fujimontesinismo.

Las denominadas Zonas, que lograron la reciente derogatoria de la Ley Laboral Juvenil, también aparecieron ayer en la Plaza San Martín.

Ciro Salazar Valdividia, vocero de la Zona 9, reconoció que la promulgación de la llamada ‘Ley Pulpín’ fue el detonante para despertar la conciencia de los jóvenes “que en realidad tienen una visión más crítica de la realidad del país”.

Según el dirigente, las Zonas ahora se están reagrupando para generar nuevos espacios de debate “para que la ciudadanía conozca más sobre lo negativo que fue el régimen de Fujimori”.

Junto a ellos apareció también Raida Cóndor Sáez, madre de Armando Amaro Cóndor, uno de los nueve universitarios de La Cantuta que fue víctima del grupo Colina.

“Ya no debemos tener otro Fujimori. Con este asesino y ladrón hubo muchas muertes y muchas desapariciones. Dentro de estas desapariciones está mi hijo y hasta hoy todavía no encuentro los restos”, expresó Raida, mientras buscaba en los jóvenes de la Plaza San Martín la memoria de su hijo Armando, secuestrado y asesinado a los 25 años, en el régimen Fujimori-Montesinos.

CLAVES

En la movilización de ayer, los jóvenes también presentaron mensajes alusivos al ex presidente Alan García, a quien acusaron de haber preparado el terreno para la llegada al poder de Fujimori.

En uno de los inmensos carteles se mostró el rostro de García Pérez con un peinado japonés y una frase al final: “fujiaprismo”.
La vocera de la Coordinadora Contra la Impunidad (CCI), Eleming Valle Rey Sánchez, adelantó que la próxima acción colectiva tendrá como objetivo recordar el Baguazo del 5 de junio del 2009, que dejó como saldo 33 personas fallecidas.

La República

Más notas sobre el tema