Puerto Rico: 23 empresas licitaron para desarrollar el voto electrónico

187

Un total de 23 compañías se mostraron interesadas en obtener la subasta para llevar a cabo el proyecto de escrutinio electrónico en una reunión celebrada en la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) días atrás.

Las firmas interesadas en el escrutinio electrónico tendrán hasta el próximo 1 de mayo para someter sus propuestas, justo un mes después de que la CEE iniciara el proceso de solicitud de propuesta (“request for proposal”).

El proceso no ha estado exento de controversias porque una de las compañías interesadas, llamada Indra, impugnó el pliego de subasta en una carta entregada a la mano el pasado miércoles a la Junta de Subasta del organismo electoral.

Sin embargo, la impugnación no será atendida por la Junta de Subasta, que determinó que esta fue presentada fuera de término. En la carta de impugnación de Indra, copia de la cual obtuvo El Nuevo Día, la firma argumentó que el pliego de subasta contradice “el espíritu y la letra de la Resolución (Conjunta del Senado) 249, está crasamente parcializado y es patentemente excluyente al favorecer un sistema particular de escrutinio electrónico”.

La resolución 249 fue la que autorizó a la CEE a desarrollar e implementar un sistema de escrutinio electrónico para ser utilizado en las elecciones generales de 2016, y estableció unas guías particulares para la implementación de ese sistema.

Entre otras cosas, Indra argumentó que el pliego de subasta indica que se concederán puntos adicionales a los licitadores con sistemas de OpScan con determinadas certificaciones que solo las poseen ciertas compañías. Además, dijo que se hace alusión a algunas especificaciones técnicas de equipo electrónico en el que se da la interacción con el votante.

“Ello, evidentemente, excluye de la competencia a empresas con equipo de escrutinio electrónico que no requieren interacción con el votante, sino que la votación se efectúa manualmente y no son funcionarios los que tramitan el escrutinio electrónico”, expusieron en una carta firmada por Edenilson Fleischmann y Félix Gil.

Además, Indra planteó que el periodo de tiempo de un mes que estableció la Junta de Subastas para someter propuestas “resulta excesivamente corto ante la envergadura de este tipo de propuesta repleta de detalles y requerimientos técnicos, en su mayoría mandatorios”

El Nuevo Día supo que Indra se apresta a pedir una reconsideración de su impugnación a la presidenta de la CEE, Liza García, quien fue confirmada ayer en su puesto.

Hablan los comisionados

Mientras, el comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD), Guillermo San Antonio Acha, ve bien aspectado el proceso. “Yo te puedo decir que la junta de asesores técnicos y financieros se ha reunido por muchísimos meses para identificar los estándares más rigurosos y que den más confiabilidad al pueblo de Puerto Rico”, expuso el también abogado.

“Hay que tener cuidado de no politizar este tema. En la medida que nosotros mismos, por pequeñeces, estemos arrojando dudas le hacemos daño al proceso”, advirtió San Antonio Acha.

San Antonio Acha dijo que seguirán adelante con el proyecto del escrutinio electrónico porque es importante y vio como parte normal del proceso que una de las compañías haya impugnado el pliego de subasta.

Por su parte, el comisionado electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), Jorge Dávila, destacó que el escrutinio electrónico es el proyecto más importante que haya tenido la CEE en mucho tiempo.

“Yo estoy confiado de que, distinto a lo que ocurrió en el proceso anterior, que fue prácticamente bloquedo por el PPD, esta vez será distinto. Yo no voy a ser de ninguna forma obstáculo para que eso no culmine. Sí voy a estar bien pendiente y vigilante de que el proceso corra como yo confío que va a correr de forma transparente”, expresó Dávila, quien confirmó que la impugnación que hizo la compañía Indra no fue atendida por la Junta de Subastas de la CEE porque se hizo fuera de término.

En el pasado cuatrienio, el proyecto de escrutinio eléctronico quedó paralizado cerca de las elecciones generales en un proceso que llegó a los tribunales.

El precio final de este proyecto de escrutinio electrónico no ha sido determinado todavía. En una entrevista reciente con este diario, la presidenta de la CEE, dijo que el número de cuánto costarán las máquinas será indispensable para saber el coste total del proyecto.

“No sería responsable yo decir un número de la adquisición de las máquinas porque, realmente, esto es para el más competitivo. Yo no sé y desconozco cuál va a ser el mejor postor que cumpla con todos los requisitos que nosotros queremos”, dijo entonces García, al opinar que las compañías vendrán con propuestas razonables dado a que conocen la crisis fiscal del país.

El Nuevo Día

Más notas sobre el tema