A 50 años de la invasión a República Dominicana, la OEA pide perdón, ¿y EEUU? -Por Aram Aharonian

Diversas personalidades y funcionarios dominicanos del más alto nivel se habían manifestado públicamente en los últimos tiempos en el sentido de que la Organización de Estados Americanos debía pedir perdón al pueblo dominicano por validar la invasión de los Estados Unidos en abril de 1965.

Medio siglo después de la intervención militar estadounidense, con la anuencia de la OEA y en medio de las fuertes críticas de parcialidad hacia ese organismo en el conflicto entre la República Dominicana y Haití, el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, pidió esta semana disculpas al país por avalar la intervención militar que torció el orden establecido.

Claro, el gobierno de Estados Unidos no ha pedido perdón por la invasión, aunque es miembro “calificado” de este organismo que ellos sostienen.

¿Los consultó Alamgro o se trata de otra torpeza?

Almagro participó en Santo Domingo en la apertura de la Segunda Asamblea General de la Asociación Mundial de Órganos Electorales que, con participación de 78 países, fue presidida por el mandatario dominicano Danilo Medina.

Extrañó la presencia de Almagro que había protagonizado un severo traspié apenas unas semanas atrás, cuando avivó la crisis migratoria entre dominicanos y haitianos, en una entrevista con CNN, en la que dijo que como ambos países están en una isla, la Española, “no hay dos países cuando hay una isla hay un solo país, aunque sea una isla grande como Australia”.

Ipso facto, el canciller dominicano Andrés Navarro subrayó que esta afirmación ”no solamente es una expresión de ignorancia total de la geografía política mundial”, sino “un acto de imprudencia extrema en su condición de ejecutivo de un organismo hemisférico como la OEA”.

Posiblemente para resarcirse del traspié, el funcionario panamericano deploró “los actos de la organización que validaron en el 1965 la invasión a República Dominicana y la intervención en este país torciendo el camino soberano elegido por su pueblo”. En nombre de la OEA destacó el “respeto y congoja por las víctimas que sufriera la República Dominicana por la invasión validada internacionalmente por la OEA y por la intervención que ésta aprobara.

La historia condena a la OEA por estas víctimas, este pasado condena a la OEA por haber intervenido torciendo la historia y el destino político soberano de la República Dominicana”, dijo

Asimismo, Almagro observó que el trabajo del organismo no debe intervenir en los asuntos internos de los Estados “para que nada de lo que hagamos pueda ser interpretado como injerencia”, y señaló que “es esencial apegarnos al principio de autodeterminación de los pueblos, es esencial que la OEA sea consecuente con estos enunciados, no como valores abstractos sino como guía permanente y por lo tanto es imprescindible que la Secretaría General cumpla con los postulados fundamentales de asumir responsabilidades históricas”

El Presidente del Tribunal Constitucional dominicano, Milton Ray Guevara, indicó que las disculpas llegan tarde, que la acción es insuficiente y llamó al organismo a no entrometerse en los asuntos internos del país porque es una “frescura” (caradurismo) insólita que viola todos los principios del derecho internacional, en referencia a las declaraciones anteriores de Almagro .

Asimismo, reclamó a la OEA que no sea parcial en el tratamiento de los temas migratorios de la República Dominicana y que no se meta en los asuntos internos de su país, tras recordar las condenas que ha recibido el Constitucional por parte de los organismos de la OEA, que han pedido cambiar la Constitución para variar la forma de otorgar la nacionalidad.

A criterio de Ray Guevara, la OEA “está enferma, no tiene credibilidad en el sistema interamericano porque en ella se sentaron representantes de Rafael Leonidas Trujillo, Jean Claude Duvalier, Gustavo Rojas Pinilla, Fulgencio Batista y Augusto Pinochet, todos dictadores y sesionaban en la OEA”.

Asimismo, el Ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, sostuvo que la disculpa de la OEA al país es un acto de reflexión, y advirtió que el gobierno seguirá aplicando las leyes en materia migratoria como lo ha venido haciendo y que las palabras de Almagro no incidirán en la aplicación de las leyes migratorias.

Por su parte, el diputado Vinicio Castillo Semán, de la Fuerza Nacional Progresista, calificó de hipócrita la excusa de la OEA sobre la intervención de 1965, ya que 50 años después de lo acontecido, Almagro está pisoteando nuevamente la soberanía de dominicana en temas cruciales como el de migración y nacionalidad, con el eventual fin de impulsar una fusión de República Dominicana y Haití.

*Magister en Integración, periodista y docente uruguayo, fundador de Telesur, director del Observatorio en Comunicación y Democracia, presidente de la Fundación para la Integración Latinoamericana.