Tension bilateral: Bachelet afirma que dichos de Evo Morales sobre cónsul chileno “son inaceptables”

“Nos parece que actitudes y expresiones que no contribuyen al respeto, al diálogo y al entendimiento entre países o entre vecinos como Bolivia y Chile, claramente no son aceptables”, replicó este miércoles la Presidenta Michelle Bachelet a los dichos de su par Evo Morales.

En una entrevista con el diario boliviano El Deber, el gobernante altiplánico dijo que evalúa declarar persona no grata al cónsul chileno Milenko Skokni, a quien acusó de realizar acciones distintas a su rol diplomático al reunirse con personeros opositores a su mandato.

“Hoy más que nunca América Latina requiere y necesita de la unidad, del diálogo y de la cooperación para enfrentar los desafíos del desarrollo, por tanto, no creemos que tengan cabida declaraciones o actitudes que en nada contribuyen justamente a ese clima”, insistió Bachelet.

Los dichos de Evo Morales también encontraron una dura respuesta del canciller Heraldo Muñoz, quien sostuvo ayer que el Mandatario del vecino país “pasó el límite” y respondió a la oferta de diálogo con una “amenaza”. “Nos vemos en La Haya”, remató.

La Nación

Gobierno toma con “alegría y regocijo” la respuesta de Chile

El Gobierno tomó con “regocijo” que Chile esté dispuesto a presentarse en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, porque eso supondría que le reconoce competencia para tratar el fondo de la demanda marítima boliviana, afirmó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

“Las declaraciones del canciller (de Chile, Heraldo) Muñoz hay que celebrarlas, hay que tomarlas con regocijo, con alegría porque él nos ha dicho que vayamos a La Haya. Nosotros lo estamos esperando en La Haya hace mucho tiempo. Él se resistía a ir a La Haya”, dijo.

Romero ejerce estos días como titular en funciones de la Cancillería del país debido al viaje a Italia del ministro David Choquehuanca para asistir a feria ExpoMilan 2015.

El Ministro de Gobierno subrayó que presentarse en la Corte de La Haya tiene un sentido jurídico, “reconociendo la competencia del tribunal y abordando la temática de fondo que ha sido puesta en conocimiento del tribunal” por parte de Bolivia.

Los equipos jurídicos de ambos países ya se enfrentaron en la CIJ en mayo pasado para tratar la objeción chilena sobre la competencia del tribunal de Naciones Unidas para considerar el litigio de fondo planteado por Bolivia por un acceso soberano al mar.

Las palabras del ministro boliviano aluden a la posición fijada por Muñoz el martes en sentido de que el presidente de Bolivia, Evo Morales, respondió a una propuesta chilena de diálogo con la amenaza de la expulsión del cónsul chileno en La Paz, Milenko Skoknic.

Morales expresó que analizaría si declara “persona non grata” a Skoknic por haberse reunido con políticos y dirigentes, en el marco de una supuesta intención de aportar a un plan de desestabilización.

“Todo tiene un límite y esto ha ido escalando”, apuntó el martes el jefe de la diplomacia chilena, que agregó: “¿Qué más se puede decir? Nos vemos en La Haya”, en referencia a la demanda marítima interpuesta por Bolivia en ese tribunal.

Romero sostuvo que Bolivia precisamente busca en ese tribunal que se resuelva en el marco del derecho internacional su reclamo de una restitución de la salida al mar perdida en una guerra ante las tropas chilenas que ocuparon territorio boliviano en 1879.

Bolivia y Chile no tienen relaciones diplomáticas desde 1962, salvo un paréntesis entre 1975 y 1978, debido precisamente a la controversia por la petición boliviana de un acceso al Pacífico.

Acceso soberano

El procurador general del Estado, Héctor Arce, dijo ayer que Chile siempre ha aprovechado la inestabilidad política del país para negar un acceso soberano al mar, porque “se ha burlado” firmando acuerdos e “incumpliéndolos” a lo largo de la historia.

“El Estado chileno siempre, constantemente, se ha beneficiado de la inestabilidad política de nuestro país (…) desde 1829 Chile se ha beneficiado y se ha burlado del Estado boliviano por su inestabilidad política, firmando acuerdos e incumpliéndolos a lo largo de la historia”, dijo en conferencia de prensa.

A juicio de Arce, Chile se preocupa porque por primera vez se enfrenta a un país políticamente estable y ante un Gobierno respaldado por su población.

Bachelet rechaza advertencias

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, afirmó hoy que las declaraciones de su colega boliviano, Evo Morales, que acusó al cónsul chileno en La Paz de querer desestabilizar a su Gobierno y amenazó con expulsarlo, “no son aceptables” y merman el respeto y el diálogo entre ambos países.

“Hoy más que nunca América Latina requiere y necesita de la unidad, del diálogo y la cooperación para enfrentar los desafíos del desarrollo, por tanto, no creemos que tengan cabida declaraciones o actitudes que no contribuyan justamente a ese clima”, dijo Bachelet en unas declaraciones durante una actividad oficial.

La mandataria agregó que las declaraciones de Morales “no contribuyen al respeto, al diálogo y al entendimiento entre países vecinos”.

Sospechan que Chile hace espionaje

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, reveló ayer que se está investigando las acciones que desarrolla en Bolivia el cónsul chileno, Milenko Skoknic. A su turno, el procurador general del Estado, Héctor Arce, expresó que “es muy probable” que Chile esté realizando espionaje al interior del Estado Plurinacional. Romero se refirió a la declaraciones que hizo el martes el canciller de Chile, Heraldo Muñoz, quien afirmó que la Cónsul de Bolivia en su país tiene la libertad de reunirse con quien desea.

Para el Ministro, las afirmaciones de Muñoz implican que Chile hace un “seguimiento especial” a la representante boliviana y afirmó que el Estado Plurinacional hace algo similar con Skoknic. “(Chile) tiene la potestad de hacerlo (el seguimiento), así como nosotros también tenemos la potestad de investigar las acciones del Cónsul de Chile en Bolivia. Obviamente estamos desarrollando estas investigaciones y las vamos a comunicar en el momento indicado, cuando tengamos los elementos conclusivos suficientes”, explicó.

Ayer, Muñoz rechazó las declaraciones del presidente Evo Morales sobre Skoknic. El Primer Mandatario indicó, en entrevista con El Deber, que el diplomático chileno sospechosamente se reúne con opositores y que estaba pensando en declararlo persona no grata. Romero aclaró que Morales quiso decir que Skoknic debe enmarcar sus acciones en las disposiciones de la Convención de Viena, que prohíbe a representantes consulares inmiscuirse en asuntos internos de los países receptores.

El procurador Arce recordó que Chile fue acusado de espionaje en Perú, durante el litigio internacional que mantenían en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“(Chile) ha llevado a cabo, dentro de Perú, acciones irregulares, acciones de espionaje Esta situación son indicativos de que es muy probable que al interior de nuestro país se estén llevando situaciones similares”, señaló.

Reiteró, a tono con Romero, que Bolivia tiene el derecho a investigar y sacar sus conclusiones sobre estos actos.

EL CÓNSUL SKOKNIC

Se reunió con 3 autoridades

El canciller chileno Heraldo Muñoz dijo ayer que el cónsul de su país en Bolivia, Milenko Skoknic, visitó sólo tres departamentos para reunirse con autoridades institucionales y no tuvo encuentros con líderes opositores. “Se reúne con las autoridades institucionales sean del Gobierno u oposición, la mayor parte son del partido de gobierno. (El Cónsul) va y está con el gobernador, alcalde, con gremios empresariales, con el obispo. No se ha reunido con líderes políticos opositores que se conocen nacionalmente”, según CNN.

SERVICIO EXTERIOR

Siles critica a Chile

El ministro de Autonomías de Bolivia, Hugo Siles, reparó ayer en la ciudad de Trinidad, que el servicio exterior de Chile está determinado por la conocida ‘Ley de Amarre’, expedida en 1989, por el entonces dictador militar Augusto Pinochet. “La mayor parte de los cónsules y diplomáticos chilenos vienen de una tradición pinochetista. Se trata de la ‘Ley de Amarre’ que marcó el servicio exterior de Chile en 1989 y que se extiende hasta la fecha”, precisó el Ministro boliviano de Autonomías.

A CÓNSUL CHILENO

Deben pedir explicaciones

La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, dijo ayer que el Ejecutivo chileno debería “redireccionar” el accionar de su cónsul en Bolivia, Milenko Skoknic, antes de calificar de inaceptables los dichos del presidente Evo Morales sobre el diplomático de ese vecino país.

“Lo que debería hacer hoy Chile no es decir que es inaceptable lo que dijo el Presidente. Lo que debería hacer Chile es pedirle explicaciones a su Cónsul y redireccionar su accionar”, dijo en entrevista con la Red Patria Nueva.

Los Tiempos