Canciller se reunió con Ban Ki-moon para defender la deportación de migrantes

Andrés Navarro garantizó al secretario de la ONU, Ban Ki-moon, que se han respetado los derechos humanos de los miles de extranjeros que han regularizado su estatus migratorio en el país.

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores, Navarro se reunió con Ki-moon en su despacho de la Organización de las Naciones Unidas, y le explicó que a través del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros más de 288,000 personas han logrado regularizarse.

Navarro encabezó una delegación que desarrolló una intensa jornada de trabajo en los Estados Unidos, la cual estuvo integrada, además, por la viceministra Alejandra Liriano, encargada de Política Exterior; Luis Henry Molina, viceministro de la Presidencia; y Miguel Medina, director de Comunicaciones de la Cancillería.

La cancillería señala que Navarro explicó a Ban Ki-moon que la nueva política migratoria de la República Dominicana, precisándole que la misma no tiene precedente en la historia del país ni de otros países de América Latina.

Precisa que Navarro afirmó ante el secretario general de la ONU que el Gobierno dominicano ha dado sólidas demostraciones de su compromiso con la democracia, al mostrar una actitud de transparencia y diálogo, frente a los sectores que han expresado preocupaciones sobre la política migratoria y el proceso de regularización de extranjeros.

Sin embargo, explica la nota, Navarro observó que los dominicanos “no podemos permitir bajo ninguna circunstancia, que se intente vulnerar nuestro orden constitucional y dañar la imagen del país con imputaciones infundadas”.

Asimismo, Navarro dijo a Ki-moon que “el gobierno del presidente Medina no permitirá nunca que se violenten los derechos humanos de ningún ciudadano dominicano o extranjero”, y que en tal sentido se prevé el fortalecimiento de los mecanismos de protección de los derechos fundamentales de las personas, a través del plan nacional de derechos humanos.

El Caribe

Martelly cree R.Dominicana y Haití “deben tratar” de resolver sus problemas

El presidente de Haití, Michel Martelly, dijo en Puerto Príncipe que los gobiernos de su país y de República Dominicana “deben tratar” de resolver los problemas que existan entre ellos, a propósito de las diferencias en el tema migratorio, principalmente.

El gobernante trató de rebajar las dimensiones del conflicto surgido entre las dos naciones, a propósito de la ejecución por parte del Gobierno dominicano de un plan de regularización de extranjeros, cuyos resultados son defendidos por las autoridades locales.

El Gobierno local destaca que casi 300.000 personas se han beneficiado de ese plan, que les permitirá regularizar su estatus migratorio en el país y con ello también beneficiar a sus descendientes.

Haití, sin embargo, acusa a República Dominicana de provocar una supuesta crisis humanitaria con las repatriaciones que se esperan se produzcan al término del plan regulador, y ha exigido que este país vecino reconozca como dominicanos a todos los haitianos que han nacido en su territorio.

“Los pueblos y los gobiernos de República Dominicana y Haití deben tratar de resolver sus problemas; el hecho de que existan diferencias no quiere decir que esos problemas no se resolverán”, apuntó el gobernante haitiano en declaraciones a la televisión dominicana que da cobertura a las elecciones legislativas que celebra su país este domingo.

En cuanto al proceso electoral, Martelly defendió su celebración al considerar que se ha realizado con buena participación de votantes y un orden “bastante” civilizado.

Aunque admitió la ocurrencia de incidentes violentos, como la interrupción de las votaciones y algunos enfrentamientos en varios puntos del país, estimó que a nivel general las elecciones legislativas han “demostrado” el interés de la población en sostener la democracia y la libertad en el país.

El jefe de Estado habló tras ejercer el sufragio junto a su esposa en una escuela de Petionville, en la capital.

Los haitianos acudieron hoy a las urnas para elegir a 20 de los 30 escaños del Senado y a la totalidad de los 119 cupos de la Cámara de Diputados.

7 Días