Chile: gremios de la salud realizan un paro nacional

Alrededor de 90 mil trabajadores de la salud, agrupados en las diferentes organizaciones, paralizarán este martes sus labores entre las 8 y 12 horas, según anunciaron sus dirigentes respectivos.

Gabriela Farías, presidenta de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss), informó este lunes que se trata de “una medida de presión al gobierno que el jueves pasado rechazó la contrapropuesta de la mesa que conforman 8 gremios de la salud que llevamos más de un año conversando con las autoridades del ministerio para intentar dar solución a las condiciones laborales del personal sanitario”.

En conferencia de prensa en la CUT, la dirigente sostuvo que “esta paralización será sólo de advertencia” ya que esperan que “el gobierno recapacite y comprenda que el personal de salud no puede seguir esperando, y que es deber del Estado proveer los recursos necesarios para responder a las necesidades sanitarias de la población y entregar condiciones laborales mínimas a los trabajadores que la prestan”.
“HEMOS SIDO ENGAÑADOS”

Silvia Aguilar, presidenta de la Federación Nacional de Técnicos de los Servicios de Salud (Fentess), dijo que si bien los trabajadores de la salud están concientes de las necesidades en materia de salud que vive el país “nos hemos visto en la obligación de paralizar nuestras labores y llamar a paro porque hemos sido engañados. La ministra nos prometió mejorar el grado de inicio y de término de nuestra carrera, y hoy nos dicen que no hay recursos”.

Y añadió que “no hay trabajadores de primera y segunda categoría”, refiriéndose al acuerdo que el gobierno sí alcanzó con los médicos. “No entendemos por qué para ellos sí hubo recursos, y para nosotros no. Pues bien, le decimos a las autoridades que los hospitales no funcionan sólo con los médicos, y si pretenden terminar con las listas de espera, como anunció la ministra, la gestión se hace con todo el equipo de salud y no sólo con los médicos”.

Respecto a las demandas que plantean los gremios, éstas básicamente “se refieren a mejorar la carrera funcionaria, las remuneraciones y generar un traspaso del personal a honorarios a una calidad contractual más estable”, añadió.

Según destacó, este petitorio “sólo fue recogido en un 12% por parte del gobierno”, motivo por el cual, los trabajadores acordaron llamar a un paro de advertencia, “no descartando una paralización indefinida” si la autoridad no incrementa la oferta para el sector.

“Lamentamos que a estas alturas de la negociación, el gobierno haya sido incapaz de responder satisfactoriamente a las expectativas que él mismo creó en las diversas reuniones de la negociación y comunicados de sus máximas autoridades, dilatando las conversaciones y haciendo propuestas mezquinas”, señalaron los dirigentes gremiales.

En la oportunidad llamaron al gobierno “para que tome conciencia de las condiciones laborales de los trabajadores de la salud, que pese a la precariedad, seguimos cumpliendo con la urgente tarea de entregar una atención de salud de calidad en un sistema con recursos limitados”.

Llamaron también a los usuarios para que comprendan “ la situación de desmedro en la que se encuentran los trabajadores y los servicios de salud de todo el país”. Aseguraron que dejarán turnos éticos durante la paralización.

Son parte de la mesa de negociación la Fenats Unitaria, Fenats Nacional, Confenats, Conafutech, Anchosa (choferes de ambulancia) y la Fenasenf.

La Nación