Crisis fronteriza: Colombia pide misión de OEA y Unasur y crea comisión ministerial para atender deportados. El

Colombia solicitó la convocatoria de un Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) el próximo lunes para decidir si se celebra una reunión de consulta de cancilleres que aborde la crisis fronteriza con Venezuela, informaron a Efe fuentes diplomáticas.

La misión de Colombia ante la OEA envió hoy esta solicitud al presidente del Consejo Permanente, que ocupa en este turno (rota cada tres meses) el embajador de Uruguay ante la OEA, Hugo Cayrús, quien debe decidir si se convoca.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y su canciller, María Ángela Holguín, pidieron este jueves en varias declaraciones públicas que vayan misiones de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la OEA a la frontera, así como una reunión de ministros de Exteriores del continente.

Caracol

Reunión de cancilleres en Unasur sería la otra semana

Así lo dijo la canciller María Á. Holguín, quien aseguró que insistirá en que se dé cuanto antes.

La canciller María Ángela Holguín dijo que ha mantenido conversaciones con el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, país que ostenta la presidencia protempore de Unasur, para que la reunión de cancilleres, en la que se tratará la crisis con Venezuela, se realice la próxima semana.

La petición de este encuentro la realizó este jueves el presidente Juan Manuel Santos, quien ordenó a la Canciller hacer la solicitud a este organismo internacional para que “el mundo sepa lo que está pasando” en la frontera. (Además: conforman grupo especial para afrontar crisis en la frontera)

Al término del consejo de ministros, que se llevó a cabo en la Casa de Nariño, Holguín también se refirió al encuentro que sostuvo esta semana con la canciller venezolana Delcy Rodríguez y afirmó que asistió con la “mayor voluntad” pero encontró “una respuesta que no reflejaba que se quisiera avanzar”.

“Si realmente son problemas que les preocupan, como sé que lo es, la actitud debería ser mirar cómo podemos tener soluciones inmediatas (…) uno ve claramente que no hay voluntad de avanzar en lo fundamental”, agregó.

Finalmente, la Canciller dijo que el anuncio de conformar un frente especial para atender la crisis humanitaria y económica en la frontera responde a la necesidad de crear “una sola coordinación y una sola mesa directiva” para unificar la atención de la institución en la frontera

El Tiempo

Crean frente social y económico para atender a deportados de Venezuela

El presidente Juan Manuel Santos exigió una vez más respeto por los connacionales que fueron expulsados del vecino país.

El Presidente Juan Manuel Santos, aseguró este viernes que frente la situación de la frontera con Venezuela, la prioridad del Gobierno Nacional ha sido y sigue siendo la atención de la emergencia humanitaria.

Al término del Consejo de Ministros, el jefe de Estado anunció la creación de un frente social y económico para atender a los colombianos que han sido deportados de Venezuela -que según el último balance oficial- estaría alrededor de las 1.097, sin contar con las personas que decidieron retornar de manera voluntaria al país.

“He designado a la canciller Holguín, al ministro del Interior Juan Fernando Cristo, al ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas, y a la directora del DPS Tatiana Orozco, para que hagan parte de una junta directiva que se encargará de liderar la atención en el campo humanitario y económico en las regiones afectadas”, explicó Santos.

Asimismo, señaló que para atender la situación de la frontera y evitar un deterioro de su situación, se estableció en la Gobernación del Norte de Santander una Mesa de Acompañamiento Económico y Social de la Frontera, que coordinará toda la oferta institucional.

“Todos y cada uno de los ministerios y entidades públicas seguirán haciendo su labor para acompañar a nuestros compatriotas en problemas. No descansaremos hasta no verlos establecidos y con fuentes de ingreso, en su propia patria”, dijo Santos al retirar su exigencia al gobierno de Nicolás Maduro, de facilitar la reunificación de las familias, y la recogida de las pertenencias que quedaron allá.

Por último, el mandatario exigió a las autoridades venezolanas respeto por los derechos de todos los colombianos que “creían vivir en suelo amigo y han sido maltratados (…) compatriotas que no hacían daño a nadie, y que ahora tienen que sentirse en casa, ¡porque están en casa! Este es su país, un país que los quiere y que no descansará hasta verlos recuperar su vida en esta tierra que los vio nacer”.

El Espectador