Crisis fronteriza: en medio de acusaciones cruzadas entre Maduro y Santos, se reúnen las cancilleres de Venezuela y Colombia

El presidente Nicolás Maduro Moros aseguró que Venezuela exigirá a Colombia este miércoles que “reactive” las labores de seguridad en las zonas fronterizas, pues a juicio del primer mandatario nacional, el gobierno de Bogotá ha abandonado la frontera en materia de seguridad.

“Yo quisiera escuchar la opinión del presidente (Juan Manuel) Santos de todos estos fenómenos que hemos demostrado nosotros, Colombia tiene que reactivar todos sus organismos militares y policiales contra el paramilitarismo en la frontera, porque Colombia ha abandonado la frontera desde el punto de vista de la seguridad”, aseguró.

Durante su programa En Contacto con Maduro N° 37, aseguró que “mañana la canciller (Delcy Rodríguez) debe exigir firmemente en Cartagena (donde se celebrará un encuentro con delegaciones de ambos países para tratar el tema de la problemática en la frontera) que Colombia retome los planes policiales, de investigación y militares contra estos asesinos de las bandas criminales paramilitares, de los traficantes de droga, del lado de allá, porque nos lo echan todo para acá, ya basta, vamos a seguir con mucha firmeza”.

“Estamos poniendo orden y le corresponde a las autoridades de Colombia atender las necesidades de su pueblo allá no echarnos el carro a nosotros, ahora me está echando la culpa a mi porque había cola en las bombas de gasolina de Cúcuta, para que ustedes vean lo que es el mundo al revés y la manipulación”, aseguró el presidente venezolano.

SI URIBE SE METE CON VENEZUELA TENDRÁ RESPUESTA

“Si se mete con Venezuela, tendrá respuesta, a mi nadie me va a callar, si (Álvaro) Uribe se mete con Venezuela, tendrá respuesta contundente del Gobierno”, enfatizó el jefe de Estado, en referencia a las recientes declaraciones del ex presidente colombiano contra Venezuela y contra la Revolución Bolivariana.

Maduro aseguró que Uribe viajó a la frontera colombo-venezolana “porque le trancamos el plan de sabotaje y de guerra contra Venezuela que él tenía desde Cúcuta, por eso se vino desesperado botando sapos y culebras, con todo su veneno, allá como un loquito pues, da lástima Uribe, con un megáfono pegando gritos contra Venezuela”.

Correo de Orinoco

Al gobierno de Venezuela le exigimos respeto por todos los colombianos: Santos

Este martes el presidente Juan Manuel Santos, calificó de inaceptable el trato que han recibido los ciudadanos colombianos que resultaron afectados como consecuencia del cierre de la frontera decretado unilateralmente por el Gobierno de Venezuela y la posterior declaración de Estado de Excepción en cinco municipios del Estado Táchira.

“Lo que más nos preocupa, por supuesto –lo que es absolutamente intolerable–, es el maltrato a nuestros compatriotas, y la afectación a la población en la zona de frontera”, dijo Santos al término de una reunión con la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, a la que le informó en detalle sobre las acciones que ha tomado el Gobierno.

Así mismo, el mandatario exigió al gobierno de Venezuela respeto por todos los colombianos: “desde los más humildes hasta los más poderosos; desde los más cercanos a nuestro gobierno hasta los que nos critican ferozmente”.

“Allanar las viviendas, sacar a la fuerza a los habitantes, separar las familias, no dejarles sacar sus pocos bienes y marcar las casas para luego demolerlas, son procedimientos totalmente inaceptables y recuerdan episodios amargos de la humanidad que no pueden repetirse”, dijo el Jefe de Estado al explicar que el Gobierno está haciendo todas las gestiones necesarias para que los colombianos deportados puedan rescatar los bienes y enseres que tuvieron que dejar.

“Ya hay un principio de acuerdo para que entren a Venezuela camiones colombianos, con los deportados, para que ellos mismos recojan sus pertenencias”, puntualizó.

De acuerdo con cifras oficiales, hasta este momento, 1.071 compatriotas han sido deportados, de los cuales 608 fueron trasladados a albergues –tanto en Cúcuta como en Villa del Rosario–, y el resto se está quedando con sus amigos o familiares.

“Hoy podemos decir que no hay un solo colombiano deportado que no esté durmiendo bajo techo, con un colchón, con alimentación, elementos de aseo y las condiciones mínimas necesarias para su bienestar”, dijo.

Reiteró que actuando con diplomacia y firmeza se buscarán soluciones conjuntas y para sentar también nuestra protesta por la forma en que han sido maltratados nuestros compatriotas.

“No es momento de hacer sonar las trompetas de guerra que algunos quisieran escuchar. Es momento de obrar con firmeza, con sensatez y eficacia para solucionar esta situación y defender las vidas y la dignidad de nuestros compatriotas”.

Por último, advirtió que no permitirá la especulación con el combustible en la frontera, por lo que le dio instrucciones al Ministro de Minas y Energía para que se garantice el suministro, ampliando los cupos de la gasolina subsidiada si fuera necesario.

“No podemos permitir que los especuladores hagan su agosto con esta situación, y le pido a la ciudadanía que nos ayude a controlar y denunciar. Si el problema es el contrabando y las bandas delincuenciales, como aduce Venezuela, nada más ineficaz y contraproducente que cerrar los sitios legales de acceso fronterizo”, sentenció.

El Espectador

Gobierno comienza este miércoles censo integral en municipios de la frontera colombo-venezolana

El Gobierno nacional comienza este miércoles un censo integral en los seis municipios del estado Táchira donde se decretó Estado de Excepción, luego del cierre de la frontera colombo-venezolana anunciada el pasado miércoles por el Presidente Nicolás Maduro para restablecer la paz y la seguridad en la zona.

Durante la emisión número 37 de su programa semanal “En Contacto Con Maduro”, el Presidente señaló que “mañana arranca un censo integral poblacional, comercial, económico en los seis municipios del Estado de Excepción fronterizo y vamos a determinar todo para saber quién vive allí, quién es el dueño de esto, dónde están los almacenes”, a fin de erradicar el contrabando con el cual grupos organizados extraen de Venezuela alimentos, enseres y medicinas para revenderlas en Colombia.

Más temprano, el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, informó que este censo integral se realizará “en todos estos municipios y en los municipios que corresponda a futuro también activar para atacar estos problemas, un censo integral, demográfico, poblacional, social, pero también productivo, comercial para saber exactamente quiénes son los actores, quiénes están allí, los venezolanos, los colombianos, la legalidad de todos estos procesos”, señaló en transmisión de Venezolana de Televisión, desde la sede de la Cancillería de Venezuela, en Caracas.

Arreaza indicó que este censo permitirá precisar quiénes son los dueños de los comercios y tener una visión general de cara al nuevo mapa productivo y de trabajo, que bajo la Constitución Nacional y las leyes venezolanas regularizará esta zona fronteriza.

También adelantó que en el área social se activará un despliegue especial del sistema nacional de misiones con jornadas especiales de salud y de la Misión Alimentación, para atender de manera integral al pueblo colombiano y venezolano que hace vida en estos municipios tachirenses.

Recordó que en el país habitan 5,6 millones de colombianos, quienes disfrutan de las políticas sociales garantizadas por el Estado venezolano, como es el caso de la salud y educación pública, lo cual no ocurre en Colombia.

A modo de balance, igualmente detalló que debido al cierre de la frontera se vendieron, este lunes, 1 millón de litros menos de gasolina en estaciones de servicio de Táchira, lo que contrasta con los 3 millones de litros que se expendieron el lunes pasado cuando estaba abierta al paso de ciudadanos colombianos que cruzan a Venezuela para llenar sus tanques de combustible.

Al hacer referencia a las constantes agresiones que recibe el presidente de la República, Nicolás Maduro, por las colas que se forman en espacios de servicio de Colombia, el vicepresidente manifestó que Venezuela no exporta gasolina al vecino país, por lo que esto no es responsabilidad del Gobierno nacional.

Nueva política fronteriza

El vicepresidente ratificó el compromiso del Gobierno venezolano de trabajar en la construcción de una nueva política fronteriza “que sea justa, que sea sana, que sea equilibrada, productiva y que sea legal”.

La idea, dijo, es que a través de acuerdos, ambas naciones puedan convivir bajo un sistema productivo, de trabajo y de complementariedad.

“Estos dos modelos que se encuentran en las zonas fronterizas, por su diversidad, deben aprender a convivir de manera pacífica, equilibrada, justa, para generar el bienestar y la tranquilidad en ambos pueblos, con respeto a la ley, con respeto al derecho internacional. Ya basta de que Venezuela sufra las consecuencias de circunstancias que le son ajenas. Nosotros estamos dispuestos a llevar de la mejor manera, la relación con el Gobierno del presidente Santos, al que queremos y respetamos, pero debemos hacerlo con mucha franqueza, con la verdad por delante”, manifestó.

Fue el pasado viernes cuando el jefe de Estado activó un Estado de Excepción constitucional por 60 días en los municipios fronterizos del estado Táchira, luego que dos días antes tres efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) resultaran heridos mientras cumplían funciones de seguridad para evitar el contrabando de productos básicos hacia Colombia.

AVN

Cúcuta admite que no está preparada para atender deportación masiva de colombianos

Ante la deportación masiva de colombianos de Venezuela –luego de que el presidente Nicolás Maduro decidiera prorrogar el cierre de la frontera con Colombia y adoptar medidas para expulsar a los nacionales que supuestamente residen de forma ilegal en ese país– la Alcaldía de Cúcuta admitió que no está preparada para atender a deportados que ahora se cuentan por centenares.

Según cifras oficiales de Migración Colombia, hasta el momento han sido deportados 1.085 colombianos desde Venezuela, entre ellos 241 son menores de edad, quienes permanecen en viviendas de allegados o en los cinco albergues dispuestos por el Gobierno.

“Ninguna ciudad está preparada para recibir, de manera desbordada, una cantidad tal de deportados y expulsados como le ha tocado a Cúcuta en los últimos días y meses (…) esta ciudad ha recibido gente durante 60 años y ya está saturada de tantas personas. Ya no damos abasto para seguir recibiendo y recibiendo personas que deberían más bien volver a sus lugares de origen”, admitió el alcalde de Cúcuta, Donamaris Ramírez, en declaraciones recogidas por el diario La Opinión.

Ante la deportación masiva de colombianos de Venezuela –luego de que el presidente Nicolás Maduro decidiera prorrogar el cierre de la frontera con Colombia y adoptar medidas para expulsar a los nacionales que supuestamente residen de forma ilegal en ese país– la Alcaldía de Cúcuta admitió que no está preparada para atender a deportados que ahora se cuentan por centenares.

Según cifras oficiales de Migración Colombia, hasta el momento han sido deportados 1.085 colombianos desde Venezuela, entre ellos 241 son menores de edad, quienes permanecen en viviendas de allegados o en los cinco albergues dispuestos por el Gobierno.

“Ninguna ciudad está preparada para recibir, de manera desbordada, una cantidad tal de deportados y expulsados como le ha tocado a Cúcuta en los últimos días y meses (…) esta ciudad ha recibido gente durante 60 años y ya está saturada de tantas personas. Ya no damos abasto para seguir recibiendo y recibiendo personas que deberían más bien volver a sus lugares de origen”, admitió el alcalde de Cúcuta, Donamaris Ramírez, en declaraciones recogidas por el diario La Opinión.

Uno de los temas que más preocupa a las autoridades municipales es el futuro de los colombianos expulsados, quienes –según el alcalde– son gente humilde, por lo que no se descarta que puedan invadir terrenos en la periferia de la ciudad.

“El gran desafío para las autoridades es qué hacer con toda esa gente una vez la emergencia inmediata se supere. (Muchos nacionales) están diciendo que una vez se abra la frontera ellos se van a venir para Colombia porque no quieren ser maltratados ni encarcelados. Este es un grupo muy grande de potenciales colombianos retornando en condiciones muy difíciles a la región y pensando en establecerse en Cúcuta”, señaló por su parte Óscar Calderón, coordinador del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) en Norte de Santander.

Como una medida de prevención, la administración municipal acondicionó dos centros de albergue más ante la llegada de un número mayor de deportados; no obstante, el alcalde de Cúcuta pidió la asistencia del Gobierno para hacer más cómoda la estadía de los colombianos repatriados.

“Hay que hacer más cómoda la estadía de nuestros compatriotas, despojados de sus bienes y traídos a Cúcuta sin la menor consideración, en muchos casos llegados solo con la ropa que visten (…) no entiendo cómo pueden decir que podrían pertenecer a bandas criminales cuando lo que veo son niños”, precisó.

El Espectador