Ecuador: organizaciones indígenas y sindicales realizan el primer paro nacional durante el gobierno de Correa

Sectores opositores y afines al Gobierno de Rafael Correa organizan para hoy diversas acciones en el marco del denominado “paro nacional del pueblo”. Así lo calificó el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) cuando en julio pasado propuso la medida en rechazo a varias políticas oficiales.

Una de las primeras organizaciones que se sumó fue la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y otras de carácter social se han ido adhiriendo.

Cada una trasladará sus demandas a las calles bajo su propia estrategia “de rechazo”.

El FUT y la Conaie se unirán en una caminata en Quito.

“Nos vamos a mantener en movilización hasta obtener una respuesta del presidente (Correa)”, afirmó Floresmilo Simbaña, dirigente de la Conaie.

En la capital participarán sectores como de los médicos. Los agremiados a la Federación harán un plantón afuera del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en la tarde.

Luego acompañarán a la marcha antes referida. Lo mismo harán los galenos del hospital Metropolitano, quienes durante el día paralizarán de manera parcial sus servicios.

Las actividades serán tanto en la mañana como en la tarde, y no solo en Quito. De hecho se planifica el cierre de carreteras “a nivel nacional”, anunció el presidente del FUT, Pablo Serrano.

Dirigentes indígenas de Tungurahua se adelantaron y, desde el martes hasta ayer, cerraron parte de la Ambato-Guaranda. Anoche se cerró la vía Pujilí-La Maná (en la curva de Maca).

Guayas alista igual medida para hoy, según el presidente provincial del Frente Popular, Luis Chancay. Él refiere que “por estrategia” no puede indicar qué vías serán bloqueadas.

El gremio prepara varias actividades durante el día en Guayaquil. La última será una caminata por el centro, en la tarde, que será la misma medida que otros colectivos empujarán.

En cambio, los simpatizantes del régimen se mantienen hoy en “vigilia permanente” en la Plaza Grande de Quito, en las inmediaciones del Palacio de Gobierno, para evitar “la desestabilización” que, según ellos, pretende el llamado al paro.

Gremios como la Coordinadora de Movimientos Sociales, la Organización Sindical Única de Trabajadores del Ministerio de Salud (Osumtransa), la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Confederación de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocín) anticiparon su participación.

Sus representantes coinciden en que los puntos cuestionados por el otro ‘bando’ deben ser tratados en los diálogos que el régimen auspicia.

El director de la Coordinadora y asambleísta oficialista, Rodrigo Collahuazo, sostiene que son “el único mecanismo para alcanzar acuerdos”.

Otros sectores afines al régimen no prevén ninguna actividad, pero tampoco apoyan el paro. Tal es el caso de grupos afro e indígenas de Ibarra (Imbabura), que ayer expresaron su apoyo a Correa.

A favor
La Précamara de Transporte de Imbabura apoya la convocatoria de hoy, pero no prevé paralizar el servicio.

En contra
La semana pasada, la Federación Nacional de Transporte Terrestre del Ecuador resolvió no plegar al paro.

El Universo

Marcha indígena se instala en el corazón de Quito

La caminata indígena denominada “Por la vida y dignidad” recorrió las calles de Quito, tras una travesía de 800 km que inició el pasado 2 de agosto, con la que buscan el archivo de algunas iniciativas impulsadas por el Gobierno de Rafael Correa.

La formación multicolor ingresó por el sur de Quito y cruzó el centro de la capital, a tres cuadras de la sede del Gobierno, donde simpatizantes de Correa acamparon para “proteger” al mandatario. La Policía Nacional dispuso operativo con numerosos miembros, que vigilaron que el evento se produzca en paz.

Los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Ecuarunari y representantes de las organizaciones sociales y populares firmaron el 11 de agosto el decreto N°3, a través del cual convocan al pueblo ecuatoriano a sumarse al levantamiento y paro nacional de los pueblos y las organizaciones sociales del país.

En el documento exigen al Gobierno Nacional:
Archivo definitivo de las enmiendas Constitucionales.

Devolución inmediata de los Fondos de Cesantía perteneciente a los trabajadores.

Revocatoria de la Ley de Aguas y su reglamento.
Derogatoria del Decreto 16.

Suspensión inmediata de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea.

Detención inmediata de las actividades extractivas en el Yasuní, Cordillera del Cóndor.

Moratoria de todas las concesiones mineras.

La libertad adyacente de todos los defensores de la madre Naturaleza y de los Derechos Humanos injustamente judicializados.

Los participantes de esta marcha se alojaron en el parque de “El Arbolito”, donde realizaron ceremonias típicas.

A favor y en contra
En el norte de Quito también se registran movilizaciones. La marcha de apoyo a la Conaie, encabezada por Blanca Chancoso y Marco Guatemal, salió desde Cayambe, con el fin de llegar hasta el coliseo de Calderón.

Diferentes agrupaciones indígenas buscaban llegar a Quito para participar en el paro nacional . El titular de la Conaie, Jorge Herrera, denunció que en Tungurahua se retuvieron vehículos que buscaban llegar a la capital.

Durante la jornada, la Coordinadora de Movimientos Sociales, que reune a cerca de 100 organizaciones, desarrolló una marcha de respaldo al Gobierno nacional y entregó una lista de pedidos al vicepresidente de la República, Jorge Glas que lo recibió en ausencia del presidente Correa, quien viajó a Surinam para participar en la investidura de su homólogo.

A la Coordinadora de Movimientos Sociales se sumaron las confederaciones interculturales campesina “Amaru” y de Seguro Campesino.

A su retorno al país, el presidente Correa dijo que el paro nacional, convocado por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), iba a ser “un fracaso” ya que “no cuentan con el apoyo popular”.

Ecuavisa

Presidente Rafael Correa prevé fracaso del paro y advierte posible violencia

El presidente Rafael Correa insistió que los opositores quieren desestabilizar el país, destruir todo lo que se ha logrado y hacer “carga montón”.

Correa arribó a las 19:00 del 12 de agosto al aeropuerto de Tababela en Quito, luego de la visita que hiciera en Surinam. En ese país asistió a la ceremonia de posesión del segundo periodo presidencial consecutivo de Desiré Delano Bouterse, quien gobernará esa nación por cinco años más.

A su llegada al Ecuador, el Primer Mandatario dijo que está contento de estar de nuevo en el país y dejó en claro que por su calidad de presidente de la Celac debe estar presente en la posesión de las autoridades. Correa explicó las actividades que desarrolló en Surinam y dijo que aprendió cómo se puede vivir en medio de la diversidad.

Sobre el paro nacional anunciado para el 13 de agosto, dijo que sus mentalizadores van hacer “carga montón” e intentarán generar incidentes y violencia. “El paro va a ser un fracaso” pero igual “van a tratar de concentrarse en Quito; van a tratar de generar violencia”, advirtió.

“Con la tradición de siempre: la izquierda que bota al presidente y la derecha pone el presidente. No lo van a lograr, pero sí van a tratar de crear caos, violencia, van a tratar de generar incidentes. Así que hay que estar atentos”, sostuvo.

Además, recordó que el paro es ilegal y que este jueves el sector público y privado deberán trabajar en respuesta a esa convocatoria. Dijo que los ciudadanos “deben reaccionar ante el abuso” y que se debe tener una posición “democrática y seria”.

Ratificó que los opositores quieren desestabilizar el país y destruir todo lo que se ha logrado. Para Correa el Ecuador necesita trabajar y en democracia es legítimo indignarse. “Por el país no podemos seguir con esas prácticas”. Este jueves, agregó, el Gobierno tendrá un gran desafío e hizo un llamado “a superar los rezagos del viejo país”.

El Presidente criticó las plataformas de lucha de los opositores y dijo que no hay claridad en sus pedidos. Puso como ejemplo que la Ecuarunari pide la nacionalización de los bancos y las telecomunicaciones y que Lasso los apoya. En ese momento, Xavier Lasso se encontraba junto al Presidente y este- entre risas- aclaró que se refería a ‘Guillermo’ Lasso, el hermano del Canciller.

Sobre posibles actos violentos en las manifestaciones, dijo que la instrucción para la fuerza pública fue que no usen la violencia, “pero tampoco dejarse apalear como si fueran costales de papas”.

El Primer Mandatario rechazó los golpes contra los uniformados registrados en manifestaciones anteriores y advirtió que quien los agreda será puesto a órdenes de la autoridad. Alertó además de que los opositores tratarán de tomarse la Asamblea u otro edificio público y llamo a los militantes a estar alertas.

Hoy, el Presidente participará por la mañana en el Encuentro Latinoamericano Progresista de Juventudes y por la tarde estará en la Plaza Grande para participar en el festival de la Juventud y la Alegría organizado por Alianza País.

El Comercio

Ciudadanos instalan vigilia frente a sede presidencial de Ecuador ante intentos desestabilizadores

Simpatizantes del gobierno de Rafael Correa se instalaron este miércoles en una vigilia en la Plaza de la Independencia, frente al Palacio de Carondelet, sede presidencial, frente a intentos desestabilizadores por parte de grupos de la oposición que organizaron una marcha hasta Quito y se disponen a iniciar un paro nacional.

Desde horas tempranas arribaron a la también llamada Plaza Grande un amplio grupo de personas en una marcha que salió desde el parque de Itchimbía, en esta capital, portando banderas de Ecuador y coreando consignas de apoyo al mandatario como “esto no es pagado, Correa se ha ganado”, y se mantienen a estas horas de la tarde, con la llegada constante de refuerzos, entre ellos unos 200 miembros del Ejército de Indígenas del Ecuador.

Unos 200 miembros del Ejército Indígena del Ecuador, entre ellos veteranos de la guerra del Cenepa con Perú, se mantienen “resguardando la democracia”, según su presidente Hipólito Huamanguete. Foto: Micaela Ayala/Andes

El sargento primero en servicio pasivo Hipólito Huamanguete, combatiente de la guerra del Cenepa con Perú, dijo a Andes que llegaron hasta la capital ecuatoriana desde las provincias de Morona Santiago, Puyo (Pastaza) y Tena (Napo), en la región amazónica para “resguardar la democracia” y añadió que como veteranos están dispuestos a tomar las armas “si la Patria lo necesita”para defender a la Revolución Ciudadana.

“No queremos volver al pasado; más antes nos tenían a la Amazonía utilizándonos como títeres, pero hemos dicho basta tenemos que defender la democracia para el Buen Vivir, para hacer el presente y el futuro de nuestros hijos”, aseveró, acompañado de otros veteranos con vestidos con pantalón de camuflaje, camisetas negras y sus rostros pintados de color negro, verde y marrón.

Dijo que los soldados en retiro van a permanecer en vigilia frente a la sede del Ejecutivo ecuatoriano, para hacer respetar la democracia, y que no van a temblar por unos grupos opositores que han venido marchando para manifestarse contra el gobierno.

Con 72 años de edad, Homero Naveda, ha permanecido toda la jornada al lado de un cartel donde se puede leer “Golpistas fuera; estos son los Capriles ecuatorianos y sus corifeos de la comunicación”, y en donde aparecen personajes de la política nacional a quienes se identifica como presumibles candidatos con vista a los comicios de 2017.

“Puedo decir que todos los presidentes no hicieron nada, y si tienen algo que mostrar que lo hagan, como lo hace el señor presidente con los hospitales, las carreteras y muchas cosas más en las Sabatinas” (el programa radiotelevisado Enlace Ciudadano donde el presidente presenta un informe a la nación), dijo a Andes.

“Lo que sí se ha visto son quiebras bancarias y una destrucción total al país”, aseveró en medio de aplausos de miembros de su grupo de jubilados que permanecen organizados para respaldar al mandatario.

De manera espontánea los simpatizantes del gobierno continuaban expresando su apoyo al presidente Correa durante toda la jornada. Foto: Micaela Ayala/Andes

María Gracia Guzmán, de 17 años de edad, aseguró también a Andes que acudió a la Plaza de la Independencia porque como joven puede apreciar “quién está por los derechos” y apuntó que se da cuenta que “este ha sido un gobierno diferente”.

“He tenido muestras vivas; he ido al seguro y varios lugares donde la atención es gratuita. Un país organizado debe ser así con escuelas públicas y hospitales públicos, y este gobierno es el que ha venido a crear la diferencia en Ecuador”, aseveró, mientras su madre se apresuró a comentar que su hija es soprano y ahora continuará estudios de canto.

En esta jornada, algunos de la oposición intentaron hacer provocaciones en la Plaza de la Independencia, entre ellos un ciudadano señalado por los convocados de participar en otras acciones desestabilizadoras en Quito y a quien la multitud le hizo cuestionamientos como “?Cuál es tu bandera?” y “¿De qué estás hablando?” cuando este les invitaba a que hicieran respetar la Constitución de 2008.

Andes