Ecuador: tras otro día de protestas e incidentes, Correa llama a rechazar “los chantajes con violencia”

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó este jueves que el país atraviesa una “prueba importante” como el 30 de septiembre (30S) de 2010, en que se registró una intentona golpista con saldo de muertos y heridos, tras una insubordinación policial que el pueblo unido enfrentó para preservar el estado democrático y constitucional.

“Estamos en una prueba tan importante como el 30 de septiembre de 2010”, señaló ante varios miles reunidos frente a la sede presidencial, donde en las últimas semanas simpatizantes de la Revolución Ciudadana hacen una “vigilia democrática” frente a las pretensiones desestabilizadoras por parte de grupos de oposición, con marchas, paros y actos violentos en las calles.

El mandatario se preguntó cuántos gobiernos en la historia contemporánea del país habían aguantado una insubordinación policial como la del 30S y recordó que en esa ocasión “salieron por miles a defender a su gobierno, cuando antes salían por miles a apoyar a los insubordinados”.

Desde el balcón del Palacio de Carondelet, donde estaban apostados ciudadanos con banderas, carteles, tambores, que asistían a una jornada cultural, llamó a continuar con la “Revolución de la alegría” y a rechazar todo tipo de violencia.

“A rechazar tanta prepotencia, a rechazar tanta violencia”, instó a sus seguidores, mientras expuso que los opositores podrán ejercer sus derechos en las urnas, como en el 2013, en que resultaron derrotados “20 a una”.

Con micrófono en mano, ante una multitud que coreaba “reelección” y “fuera golpistas, fuera”, señaló que los grupos contrarios “no pueden chantajear así al país”, generando incidentes violentos o hiriendo cobardemente a los policías.

Pero eso, apuntó, no tiene que rechazarlo solo Correa, el gobierno, la fuerza pública o la policía nacional, sino toda la sociedad. A continuación expresó su “respeto y solidaridad” por la labor de los miembros de los cuerpos de seguridad, entre quienes por lo menos

116 miembros de la fuerza pública resultaron heridos, entre policías y militares. Como resultado, mienttas 60 están detenidas y tienen prisión preventiva por paralizar servicios públicos y por arremeter con violencia contra los uniformados.

Otra vez varios miles de ecuatorianos fueron a la Plaza de la Independencia en vigilia democrática frente a los actos opositores. Foto: Carlos Rodríguez/Andes

El jefe del Estado ecuatoriano deploró los hechos registrados en el país y dijo que “nos conocemos de memoria el libreto”, y señaló que buscan generar violencia e incidentes para luego victimizarse y acudir a organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la que, reiteró, tiene su sede en Washington y es financiada por ese país que no ha ratificado el Pacto de San José, lo cual consideró un “intolerable neocolonialismo”.

“Nos vemos en las urnas porque aquí hay democracia, aquí hay una Constitución, tenemos gobierno y todo un pueblo que apoya al Presidente”, aseveró, y apuntó que “no permitiremos que los mismos de siempre quieran imponernos sus caprichos, sus abusos y las mismas políticas”.

Dijo que los grupos de la oposición se han unido en su propósito de querer imponer sus agendas y “las mismas políticas que fueron derrotadas en las urnas”.

“Ya nos conocemos el mismo libreto, hipocresías, mentiras, con la complicidad de sus medios de comunicación”, añadió.

Refirió que pese a que líderes opositores que dicen representar a los indígenas, “la inmensa mayoría callada de ese pueblo indígena está con la Revolución Ciudadana” y remarcó que “el verdadero pueblo indígena está con su Revolución”, tras lo cual enumeró los beneficios que han recibido como educación, salud, universidades, becas, entre otros.

“Aquí nos encontrarán más firmes que nunca”, aseveró al despedirse saludando a la multitud; entre ellos María Alejandra Quispi, y César Gualfa, ambos del Partido Socialista Ecuatoriano. La joven señaló a Andes que “hay que defender este proceso político porque ha sido diferente, con obras sociales para las mayorías”, mientras Gualfa opinó que “estos grupos opositores no han comprendido que el país cambió para siempre y se comportan así porque están recibiendo dinero”.

María Alejandra Quispi, del Partido Socialista Ecuatoriano, con solo 26 años, está decidida a defender a la Revolución Ciudadana por todas las obras que ha hecho para las mayorías

Andes

Manifestantes retoman las movilizaciones en las calles

Al menos cuatro ciudades del país registraron ayer marchas de rechazo al Gobierno de Rafael Correa, en respuesta al “paro nacional” que varias organizaciones sociales iniciaron la semana pasada.

Las personas se movilizaron en Quito, Cuenca, Pastaza y Guayaquil para expresar su inconformidad con ciertas políticas del régimen. Fue en horas de la tarde y en el marco del estado de excepción que Correa dispuso a nivel nacional, por el proceso eruptivo del volcán Cotopaxi.

En la capital, participaron migrantes, jubilados, estudiantes, trabajadores, entre otros. Ellos se concentraron en los exteriores de la Caja del Seguro y avanzaron por la av. 10 de Agosto, hasta el centro histórico.

A su paso, lanzaban consigas contra el Gobierno o levantaban carteles con mensajes como “Derecho de huelga no se toca”, “La lucha sigue”, “Retiro de enmiendas”, “Migrantes indignados y abandonados”. Junto a ellos circularon policías en motocicletas. Otros bloqueaban ciertas intersecciones viales.

Mujeres indígenas encabezaron la marcha, que regresó al parque El Arbolito, donde convocó para el viernes, a las 17:00. a nueva jornada de protesta.

En la Plaza Grande, simpatizantes del Gobierno continuaron con la “vigilia por la democracia”. A la reunión asistió el presidente Rafael Correa quien rechazó las protestas violentas de los últimos días y criticó a la vicealcaldesa de Quito, Daniela Chacón, por participar en la manifestación opositora.

Hasta el cierre de esta edición no registró incidentes con la fuerza pública, como sí ocurrió el jueves de la semana pasada. En Cuenca, varios indígenas y campesinos empezaron a reunirse al mediodía en la Y de Cumbe. Hasta ese punto llegaron manifestantes desde los cantones Nabón, Girón y Santa Isabel, y de las parroquias Tarqui y Victoria del Portete. Y empezaron a caminar por la Panamericana Sur; a la capital azuaya llegaron a las 17:00.

Robertina Vele, yachac de la parroquia Tarqui, propuso efectuar un ritual por la paz.

“Queremos que todos los espíritus de la vida cuiden a nuestros dirigentes, heridos y detenidos y que el entendimiento nos dé paz”, declaró la curandera, mientras los dirigentes sindicales e indígenas pedían la libertad de los detenidos.

La Fiscalía General informó ayer en un boletín, actualizado a las 14:00, que hay 123 detenidos a nivel nacional, entre las diferentes protestas que se han realizado en el país.

En Guayaquil, el Frente Popular organizó ayer una movilización por el centro. Sus dirigentes se concentraron en el parque Centenario, y luego caminaron por la avenida 9 de Octubre hasta la plaza Rocafuerte, al grito de “Fuera, Correa, fuera”.

En Pastaza, los transportistas también se movilizaron, informó la filial en la Amazonía de la Conaie, vía @confeniae1.

Aval a jueza que negó deportación de Picq

El presidente del Consejo de la Judicatura (CJ), Gustavo Jalkh, avaló ayer la actuación de la jueza Gloria Pinza, quien negó el lunes pasado la deportación de la brasileña Manuela Picq, pareja del líder de la Ecuarunari y a quien el Ministerio de Relaciones Exteriores le revocó la visa tras las manifestaciones del jueves pasado.

Según Jalkh, la jueza actuó con convicción jurídica, en Derecho, sin afectar ninguna norma, de manera fundamentada y motivada. “¿Por qué habría de someterle a un procedimiento disciplinario?”, sostuvo al ser consultado sobre esta posibilidad.

FE aclara que no participa de protesta

El Partido Fuerza Ecuador aclaró que no se ha adscrito a las protestas del 18 de agosto afuera de la Gobernación del Guayas, ni a otra. “FE no nace para pedir la renuncia del presidente Correa sino para derrotarlo en las urnas el 2017”, indicó Abdalá Bucaram Pulley, presidente nacional de esta agrupación que tramita su inscripción, ante el plantón realizado ese día por grupos que piden la salida del mandatario y en el que ondearon banderas con el nombre de la organización. Dijo que el partido cree que la vía de solución a los conflictos políticos “siempre será el camino democrático en elecciones libres y transparentes”.

El Universo

Más miembros de la fuerza pública heridos que manifestantes detenidos por protestas en Ecuador

Un total de 116 miembros de la fuerza pública (11 militares y 105 policías) han resultado heridos desde que se iniciaron las violentas protestas contra el gobierno de Ecuador, en tanto 60 personas permanecen detenidas, según un reporte del Ministerio de Justicia.

La mayoría de detenidos están sindicados por paralización de servicios públicos y por ataque con violencia contra la fuerza pública, de acuerdo a los artículos 346 y 283 del Código Integral Penal (COIP), informó a ANDES la ministra de Justicia, Ledy Zuñiga.

Las protestas fueron convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y por centrales sindicales de oposición y se focalizaron el pasado jueves en Quito y posteriormente en la localidad indígena de Saraguro, en la provincia de Loja y en Macas, provincia de Morona Santiago (sur).

En esta última localidad ocho policías resultaron heridos tras ser atacados con lanzas por indígenas Shuar.

Ledy Zuñia, ministra de Justicia, rechazó las agresiones contra miembros de la fuerza pública. / Micaela Ayala-Andes

La ministra de Justicia llamó a los ciudadanos a rechazar ese tipo de violencia pues “le hace daño a la estabilidad y la paz de nuestro país”.

“Es totalmente indignante ver cómo se ha atacado a los miembros de la fuerza pública, que lo que hacen es tratar de mantener el orden”, dijo la ministra a ANDES.

Zuñiga descartó que el Estado de Excepción, decretado por el gobierno por el proceso de eruptivo del volcán Cotopaxi, apunte a bloquear las protestas.

“Al margen del Estado de Excepción, el Estado tiene la obligación de garantizar la seguridad de los ciudadanos, en ese sentido, tiene la obligación de intervenir para evitar actos de violencia, para evitar que estos actos queden en la impunidad, para evitar que la paralización de servicios pueda afectar el normal desarrollo de actividades”, recalcó.

“Lo uno no tiene nada que ver con lo otro”, dijo al ser consultada sobre las insinuaciones de la oposición sobre el motivo del decreto de Excepción.

Andes