Elecciones primarias en Argentina: cerca del final del escrutinio, el oficialismo amplía su ventaja y principales opositores niegan alianza

El largo y complejo recuento de votos de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo terminó ayer pasado el mediodía con la confirmación de que el Frente para la Victoria (FPV) resultó la fuerza más votada en el diagrama que los ciudadanos dibujaron hacia el recambio presidencial del 25 de octubre próximo. Escrutado el 97,84% de los votos, Daniel Scioli confirmó el liderazgo con el 38,41%, seguido por el frente opositor Cambiemos, con el 30,07. El gobernador bonaerense y candidato del FPV logró finalmente ampliar a 14 puntos la distancia con Mauricio Macri que fue el más votado de su espacio y sumó el 24,28 por ciento.

El frente UNA cosechó en el tercer puesto el 20,63%, con la sumatoria de un 14,23 de votos de Sergio Massa, y otro 6,40 aportado por el cordobés José Manuel De la Sota. Desde ayer, los candidatos que quedaron en los primeros puestos –Margarita Stolbizer por Progresistas; Adolfo Rodríguez Saá por Compromiso Federal; y el FIT, con Nicolás Del Caño, también pasaron el piso del 1,5% que fija la ley electoral para quedar en carrera– dieron las primeras señales para ampliar su base de apoyos. El objetivo compartido es sumar los respaldos que les permitan imponerse en primera vuelta o bien –un escenario más realista para la posición– forzar el balotaje previsto para el 22 de noviembre.

Scioli optó por una primera aparición con su compañero de fórmula, Carlos Zannini. Insistió con que ambos encarnan la propuesta electoral “más previsible” y subrayó que el FPV consiguió el primer puesto en 20 distritos, a excepción de la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y San Luis. Desde ayer, el comando sciolista hace cálculos sobre la potencial migración de los votos de De la Sota y Rodríguez Saá. Y confía en invertir la relación de fuerzas en la provincia mediterránea sobre la base de la buena relación de Scioli con el flamante mandatario, Juan Schiaretti. La elección de Santa Fe concentra una serie de datos que el FPV buscará replicar en otros distritos: una figura ¿nueva? como la de Oscar Perotti –muy activo durante la campaña– logró empujar la boleta Scioli-Zannini en un distrito que hasta no hace mucho tiempo se perfilaba como refractaria al oficialismo.

Macri volvió a elegir la foto de conjunto. Se mostró junto a sus socios Ernesto Sanz y Elisa Carrió y sumó a María Eugenia Vidal, protagonista de la pelea opositora en la provincia de Buenos Aires, primer distrito electoral del país con el 37,01% del padrón. “Más de seis de cada diez argentinos se pronunciaron por un cambio”, sintetizó. El líder del PRO confía en retener los votos cosechados por Sanz (3,45%) y Carrió (2,34%), y capturar de la performance de UNA, el otro espacio opositor al oficialismo. Ayer, sin embargo, negó la posibilidad de un acuerdo electoral con Massa antes de una eventual segunda vuelta.

Tercero, a más de 20 puntos de distancia de Scioli en el recuento individual, el ex intendente de Tigre buscó apuntalar la idea de la tercera vía e insistió con la empresa de buscar una ruptura de la polarización. El massismo se ilusiona con forzar un balotaje de fuerzas opositoras, amparado en el diagnóstico de que el FPV pudo haber alcanzado su piso de crecimiento tanto como el PRO. “Hay un lugar para una tercera vía que no es la vuelta a los ’90 ni continuar por el rumbo de la gestión”, evaluó.

La provincia, la llave

El extenso territorio bonaerense terminó de configurar bien entrada la madrugada de ayer los resultados finales de la gran encuesta nacional del domingo. Allí, donde gobierna desde hace ocho años, Scioli sumó el 39,49 por ciento. El frente opositor Cambiemos logró el 28,99 y UNA el 20,69. Desde ayer, el oficialismo analiza con lupa la perfomance electoral de la alianza del PRO, la UCR y la CC en los 63 distritos –en una clara mayoría del interior del distrito, salvo La Plata y Vicente López– donde logró marcar ventaja sobre el FPV.

En el oficialismo, atribuyen esa performance al “voto castigo” del sector agropecuario y confían en revertir la tendencia con posibles medidas correctivas de gestión en esa materia.

La pelea oficialista que dominó la agenda del último tramo de la campaña cerró finalmente con el triunfo de la fórmula Aníbal Fernández-Martín Sabbatella. En el final del recuento provisorio, el jefe de Gabinete se impuso con el 21,16% de los votos, contra el 19,17 del binomio Julián Domínguez-Fernando Espinoza. Si bien el FPV sumó el mayor caudal de votos sumando ambas listas, la candidata más votada en forma individual fue la macrista María Eugenia Vidal con el 29,4 por ciento. La siguió Felipe Solá, por UNA, con el 19,5 por ciento.

Tras la áspera disputa interna en la que derivó la denuncia mediática contra Aníbal Fernández, el PJ bonaerense buscó dar un inmediato mensaje de unidad. El jefe de Gabinete y flamante candidato abrió las puertas de su despacho a los adversarios y, un rato después, fue recibido, junto a Sabbatella, por CFK en la residencia de Olivos.

A esos signos de distensión se sumarán en los próximos días los puentes de diálogo con los intendentes que sufrieron derrotas en sus pagos, un giro clásico del PJ para aglutinar fuerzas detrás del proyecto de permanencia nacional.

Los oficialismos

La selección de candidatos en los cinco distritos que también definieron postulantes a la gobernación confirmó la tendencia de respaldo ciudadano a los oficialismos. En las provincias de Catamarca, Chubut, Entre Ríos y San Juan, los aspirantes del FPV consiguieron triunfos que los ubican en posición cómoda para disputar en octubre.

Lucía Corpacci (Catamarca) y Martín Buzzi (Chubut) allanaron el camino para la reelección. En San Juan, Sergio Uñac, delfín de José Luis Gioja; y en Entre Ríos, Gustavo Bordet, bendecido por Sergio Urribarri, lograron una clara victoria. En San Luis, en tanto, Alberto Rodríguez Saá confirmó el liderazgo y tradición política del distrito puntano.

“El FPV aumentará los votos”

El dirigente de La Cámpora y candidato a diputado nacional por Santa Cruz Máximo Kirchner cuestionó la interpretación sobre los resultados conseguidos por el frente Cambiemos a nivel nacional, al sostener que ese espacio hizo “una mala elección”, y consideró que “el Frente para la Victoria va a aumentar considerablemente el caudal de votos en octubre”.

“Una diferencia (negativa) de más de 12 puntos para un candidato que cuenta con el apoyo de todo el aparato mediático, es una mala elección”, analizó Máximo Kirchner sobre la diferencia conseguida por la fórmula presidencial de Daniel Scioli y Carlos Zannini sobre el binomio encabezado por Mauricio Macri.

“El Frente para la Victoria va a aumentar considerablemente su caudal de votos. El mayor ruido de la oposición son los microclimas mediáticos y les cuesta aceptar el clima de la sociedad cuando vota”, puntualizó.

En esa línea de razonamiento, advirtió que los dirigentes opositores “salen de los estudio de televisión pensando que van a ganarle a todo el mundo y después en la calle hay otra cosas, la gente quiere calidad de vida quiere vivir mejor”.

Y concluyó: “Hay una gran valoración de lo hecho por el kirchnerismo y si el mismo Macri termina reconociendo las políticas centrales de nuestro gobierno significa que la sociedad lo obligó a hacer eso.”

Tiempo Argentino

Elecciones PASO 2015: datos breves y explicados para entender los resultados

La fórmula del Frente para la Victoria, Daniel Scioli – Carlos Zannini, en el búnker de campaña montado en el Luna Park.

1. Menos participación electoral. Los 22.959.699 votos emitidos representan a casi el 70% de los electores habilitados para votar. En las PASO de 2011 había sido el 81,4%.

2. Seis pasaron a octubre. Los precandidatos que pelearán las elecciones presidenciales son: Daniel Scioli (Frente para la Victoria), Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA), Margarita Stolbizer (Progresistas), Nicolás del Caño (Frente de Izquierda) y Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal).

3. Menos diputados kirchneristas. Si se repiten al pie de la letra los resultados de las PASO, el Frente para la Victoria reduciría su interbloque, que actualmente es de 130 contando a fuerzas aliadas, a 114 legisladores. El número para obtener mayoría simple en la Cámara de Diputados es 129.

 

4. Radicales sin representante. Por primera vez desde el retorno de la democracia en 1983, la Unión Cívica Radical no tendrá un representante orgánico en una elección general a Presidente de la Nación. El actual precandidato de la UCR, Ernesto Sanz, participó en la interna de cambiemos y quedó segundo luego de Mauricio Macri.

5. Por primera vez, Daniel Filmus ganó una elección. El secretario de Asuntos Relativos a Malvinas integró la boleta del FpV para candidatos nacionales al Parlasur.

6. Cambiemos en Buenos Aires. María Eugenia Vidal (Cambiemos) fue la candidata individualmente más votada en suelo bonaerense con el 29,3% del total de votos.

7. Dos internas muy cerradas. En el Frente para la Victoria, la precandidatura a gobernador en la provincia de Buenos Aires se decidió voto a voto entre Julián Domínguez y Aníbal Fernández. Este último, también Jefe de Gabinete, ganó la interna por apenas 4,7 puntos y será el representante del kirchnerismo bonaerense.

Dentro del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, diputado nacional por Mendoza, le ganaba la pulseada a Jorge Altamira, histórico candidato a presidente del Partido Obrero (quien se presentó en 1989, 1995, 1999, 2003 y 2011).

8. Barones del conurbano que se despiden. Mariano West, actual intendente de Moreno, perdió la interna contra el camporista Walter Festa. En Merlo, el histórico intendente Raúl Othacehé (quien gobierna desde 1991) dejará el poder al caer en la primaria frente al sciolista Gustavo Menéndez. También dejarán el poder Luis Acuña (Hurlingham) y Humberto Zúccaro (Pilar).

9. Dos que volvieron al kirchnerismo y perdieron. Los candidatos a intendente que militaron en el Frente Renovador para luego volver al oficialismo, Darío Giustozzi (Almirante Brown) y Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas) dejarán el poder el salir derrotados en la interna.

10. Ciudad de Buenos Aires. Tal como se esperaba, Macri fue el precandidato a Presidente favorito entre los porteños, entre quienes ganó con el 41,6%. Los barrios donde cosechó más votos fueron Recoleta, Palermo, Belgrano, Núñez y Palermo.

11. Distritos inundados. La alianza Cambiemos ganó la primaria presidencial en Luján y San Antonio de Areco, dos distritos fuertemente afectados por anegamientos. Conozca el resultado en todas las categorías.

12. Santa Fe. En la interna presidencial, el Frente para la Victoria terminó en primer puesto (32,95%) con una ajustadísima victoria frente a Cambiemos (31,92%).

La gran sorpresa fue la victoria de la lista a Senador Nacional que encabezaba peronista Omar Perotti (ex candidato a gobernador). Segundo Carlos Reutemann (Cambiemos), 27,63% y tercero Eduardo Romagnoli (UNA), 18,42%. El socialista Hermes Binner terminó golpeado en cuarto local con apenas el 13,1%.

13. Córdoba. El gobernador y precandidato de UNA, José Manuel de la Sota, sacó una clara victoria en su provincia, pero no le alcanzó para ganar la interna. Ahora apoyará a Sergio Massa.

14. Santiago del Estero. Una vez más fue la provincia donde el kirchnerismo ganó por mayor diferencia. El precandidato a presidente Daniel Scioli obtuvo el 66% de las preferencias.

15. Santa Cruz. En su debut electoral como candidato a diputado nacional, Máximo Kirchner (FpV) quedó en segundo lugar tras la lista de Alianza Unión para Vivir Mejor -que encabezada Héctor Roquel-, un espacio liderado por el radical Eduardo Costa.

16. El candidato más votado en la Antártida. Mauricio Macri obtuvo el 67,5% de los votos en este territorio de la jurisdicción de Tierra del Fuego.

17. Chubut. Eduardo Buzzi va por la reelección tras un ajustado triunfo sobre Mario Das Neves. El gobernador kirchnerista consiguió el 40,2% de los votos, seguido por el ex mandatario que obtuvo el 38,75% de la mano de Alianza Frente Unión Chubut Somos Todos.

18. San Luis. El ex gobernador Alberto Rodríguez Saá obtiene el 70% de los votos ante la coalición Cambiemos y el Frente para la Victoria en las elecciones por la Gobernación.

19. Entre Ríos. Con 71% de mesas escrutadas, Gustavo Bordet, el candidato del Frente para la Victoria que apunta a suceder a Sergio Urribarri, supera por amplia diferencia a Alfredo de Angeli, candidato de Cambiemos.

20. San Juan. El precandidato oficialista a gobernador, Sergio Uñac, superó a Ruperto Godoy en la interna del FpV. Tiene altas chances de suceder al actual mandatario José Luis Gioja.

InfoBae

El FpV alcanzó su quinta victoria consecutiva en elecciones presidenciales

El Frente para la Victoria, la fuerza política creada a nivel nacional por Néstor Kirchner para disputar las elecciones de 2003, participó de cinco contiendas presidenciales -dos de ellas primarias- en las que siempre fue ungida ganadora.

En 2003, Néstor Kirchner llegó a la Casa Rosada con el 22,24 por ciento de los votos tras la negativa de Carlos Menem a presentarse a la derrota segura que lo esperaba en la segunda vuelta, y también como una manera de disminuir la legitimidad del propio Kirchner.

Cuatro años después, en 2007, cuando el Frente para la Victoria decidió que la mejor manera de consolidarse en el poder era que Cristina Fernández de Kirchner sucediera a su esposo en la primera magistratura, el resultado fue un triunfo con el 45,29 por ciento de los sufragios, a más de 20 puntos de la segunda en carrera, la diputada Elisa Carrió.

En 2011, con la entrada en vigencia de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), la presidenta de la Nación se enfrentó a una oposición atomizada alcanzando un 50,24 por ciento de las preferencias de los ciudadanos.

Asimismo, dos meses después, en la primera vuelta de octubre, Cristina incrementó el caudal del FPV alcanzado en las PASO y lo llevó al ya histórico 54,11 por ciento, consolidando así una elección histórica en la que obtuvo el voto de casi 12 millones de argentinos y una distancia respecto del segundo de casi 40 puntos.

En 2015 no obstante, pese a la imposibilidad de postular para un nuevo mandato a la Presidenta, el FPV logró una nueva victoria a nivel nacional con la fórmula integrada por Daniel Scioli y Carlos Zannini, quienes con el 38,41 por ciento de los votos se quedaron con el primer lugar a 14 puntos de su principal competidor, Mauricio Macri, y a 24 puntos del tercero Sergio Massa.

De este modo, tras doce años de gobierno, el kirchnerismo vuelve a ser la primera fuerza nacional y mantiene su liderazgo al ganar en el 83 por ciento del territorio argentino.

La buena imagen de la Presidenta -que todos los sondeos de opinión coinciden en ubicarla alrededor del 50 por ciento y prevén que pueda aumentar en sus últimos meses de gestión-, sumado al trabajo que pueda realizar la fórmula Scioli-Zannini de acá a octubre, pueden elevar el voto del FPV, aunque será muy difícil que el kirchnerismo repita el 54 por ciento de hace cuatro años.

Con todo, Cristina Fernández de Kirchner, a meses de finalizar su segundo periodo presidencial, no sólo deja a su fuerza muy cerca de ganar las próximas elecciones en octubre, sino además se encamina a finalizar su mandato con la imagen positiva más alta que haya tenido un mandatario en la democracia.

Télam

Resultados parciales del escrutinio: http://www.resultados.gob.ar/web/dat99/DPR99999A.htm