Compromiso histórico del Consejo Mundial de Iglesias con la justicia tras encuentro en Argentina con organismos de DDHH

Le debemos mucho en Argentina, a la acción del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) en plena dictadura y su lucha a favor de la vida.

Con estas palabras, el obispo (E) de la Iglesia Metodista Argentina, Aldo M. Etchegoyen, dio comienzo al espacio de encuentro del Secretario General del CMI, Dr. Olav Fyske Tveit, y la presidenta del CMI para América Latina y Caribe, Rev. Gloria Ulloa, con organismos de Derechos Humanos en Argentina. La reunión fue organizada por el Obispo (E) Etchegoyen y la Sra. Ana de Medio, miembro del Comité Central del CMI.

Se recordó en el concurrido encuentro- desde el histórico templo de la Primera Iglesia Metodista de la ciudad de Buenos Aires, lugar que entre otros, sirvió para albergar a las Madres de Plaza de Mayo en sus primeras reuniones en clandestinidad en los años 70 en plena dictadura militar-, el significativo compromiso del CMI en defensa de los derechos humanos en Argentina.

Dicho compromiso abarcó toda América Latina y Caribe ya que en Argentina comenzó con el cuidado y reubicación de miles de refugiados provenientes de Chile al comenzar la dictadura en ese país. Al no contar con infraestructura local para esta emergencia, el CMI a través de personalidades influyentes a nivel internacional, como el Rev. Charles Harper, pudo proveer de los medios necesarios para esto, asumiendo el costo de exponerse al terrorismo de estado.

El obispo Aldo Etchegoyen concluyó su presentación diciendo: “Hoy no estamos en la noche oscura de la dictadura y sus crímenes atroces pero si somos conscientes de la existencia de necesidades insatisfechas y de derechos no alcanzados, lo que comúnmente decimos “los derechos humanos del siglo XXI en democracia” y por esto, seguimos trabajando”.

Como parte del encuentro, tanto la rev. Gloria Ulloa así como el secretario general, Dr. Olav Fyske Tveit, pudieron compartir sus impresiones y certezas sobre los compromisos actuales que el CMI asume en defensa de la vida y contra la vulneración de derechos, entendiendo que este es un tema que exige compromiso y solidaridad entre los miembros no solo de las iglesias del CMI, sino con la sociedad en su conjunto.

A continuación se pudo escuchar el fuerte testimonio de Bella Friszman, Vicepresidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, a referentes de DDHH de la Nación, al pastor Rodolfo Reinich por parte del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, a Nora Cortiñas por Madres de Plaza de Mayo, al Dr. Gastón Chiller, secretario ejecutivo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), al reconocido premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, fundador de SERPAJ en Argentina con acción en otros países de la región y a la licenciada Gabriela Liguori, coordinadora general de la Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes (CAREF).

ALC Noticias