Guatemala: diagnostican demencia al exdictador Ríos Montt y el Tribunal decidirá el próximo martes si se realiza el juicio por genocidio

El exjefe de Estado, Efraín Ríos Montt, fue diagnosticado con un tipo de demencia que podría incapacitarlo para enfrentar la repetición del juicio por genocidio en su contra. El Tribunal B de Mayor Riesgo citó a las partes el próximo 25 de agosto, día en que dará a conocer si el general retirado enfrentará debate.

El equipo de médicos psiquiatras nombrados para evaluar al militar retirado explicó al Tribunal, así como a las partes involucradas, que Ríos Montt padece de demencia vascular mixta cortical y subcortical, un trastorno que disminuye las capacidades mentales de forma crónica, progresiva e irreversible.

El doctor Walter Rinze Turton, del Hospital Nacional de Salud Mental Carlos Federico Mora, no quiso emitir opinión acerca de la capacidad de Ríos Montt para enfrentar proceso judicial, pero señaló que la demencia es una de la causas por las cuales se suele declarar a personas en estado de interdicción.

“Es un cerebro que tiene un daño grave y esto no se va a detener, va a ser progresivo”, indicó Rinze Turton.

La demencia vascular afecta a Ríos Montt en diferentes áreas, como la memoria, el cálculo, la capacidad de abstracción y la orientación en tiempo y espacio, según dijo el especialista.

De acuerdo al informe presentado este lunes al órgano jurisdiccional, las lesiones cerebrales observadas en las resonancias magnéticas practicadas al acusado son resultado de los padecimientos cardiacos que ha sufrido por varios años, ya que la sangre no llega normalmente a los tejidos del cerebro.

Los médicos también concluyeron que “la presencia de dolor crónico en la espalda baja del paciente, aunada a la disminución de la agudeza visual y auditiva, contribuyen al deterioro de las capacidades cognoscitivas del paciente”.

En horas de la tarde el Tribunal suspendió la audiencia y citó a las partes el próximo martes 25 de agosto, día en que dará a conocer si Ríos Montt enfrentará debate.

Ríos Montt permaneció una semana en el Hospital Privado Los Pinos, donde fue monitoreado por médicos del Hospital de Salud Mental Carlos Federico Mora y el Hospital General San Juan de Dios.

Las evaluaciones fueron solicitadas por los jueces luego de que el Ministerio Público (MP) pusiera en duda los resultados de un dictamen anterior, del departamento de psiquiatría del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), según el cual, el militar retirado está incapacitado para enfrentar juicio.

Los resultados del instituto forense fueron utilizados por la defensa de Ríos Montt como argumento para solicitar la suspensión del juicio contra su cliente, programado para el pasado 23 de julio. Sin embargo, el MP señaló al tribunal que los exámenes del Inacif se realizaron cuando el paciente estaba bajo los efectos de tres medicamentos, cuyos efectos secundarios incluyen somnolencia y alucinaciones.

Sobre esta sospecha del MP, el perito Jorge de la Peña, a cargo de la reciente evaluación, aseguró ayer al Tribunal que existió “mala práctica” por parte del médico de cabecera de Ríos Montt, quien le diagnosticó de forma errónea y le suministró medicamentos que pudieron causarle episodios de delirio.

Los problemas de salud de Ríos Montt han evitado su presentación a tribunales desde inicios de este año, cuando por orden del Tribunal fue trasladado hasta la sala de audiencias en camilla, tras ser diagnosticado con una enfermedad en la columna vertebral llamada osteomielitis, que consiste en una infección del hueso que provoca dolores, inflamación y fiebres.

El segundo acusado, José Rodríguez Sánchez, tampoco asistió a la audiencia de este martes, pues según informó el Tribunal, permanece hospitalizado.

Efraín Ríos Montt y José Rodríguez Sánchez enfrentan juicio por los delitos de genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad.

De acuerdo con el Ministerio Público, durante los 17 meses que duró el gobierno de facto de Ríos Montt, entre 1982 y 1983, se ejecutaron al menos 266 acciones militares contra la población del triángulo Ixil, donde murieron más de 1 mil 700 personas, se registraron 1 mil 400 violaciones sexuales y unas 29 mil personas fueron desplazadas.

El caso llegó a sentencia el 10 de mayo de 2013, cuando el Tribunal A de Mayor Riesgo absolvió a Rodríguez Sánchez y condenó a Ríos Montt a 80 años de prisión; sin embargo, diez días después la Corte de Constitucionalidad ordenó repetir el debate por supuestos vicios en el procedimiento. Desde entonces, la causa no ha avanzado debido a las distintas acciones legales interpuestas por la defensa del exjefe de Estado.

La Hora

MP insiste en que Ríos Montt se someta a juicio

El Ministerio Público (MP) reconoció que el estado de salud del general retirado José Efraín Ríos Montt es crítico, luego que las evaluaciones clínicas determinaran que sufre de “demencia vascular mixta cortical y subcortical”. Sin embargo, Hilda Pineda –fiscal a cargo del caso– solicitó al Tribunal B de Mayor Riesgo que el proceso penal en contra del ex Jefe de Estado sea representado por un familiar o por sus abogados defensores.

Asimismo, los fiscales de la Unidad de Casos Especiales del Conflicto Armado Interno, del MP, pidieron a la presidenta del tribunal, María Eugenia Castellanos, que separe los juicios de Ríos Montt y José Mauricio Rodríguez Sánchez y que “certifique lo conducente en contra del médico de cabecera de Ríos Montt, el doctor Mario Bolaños Duarte, ya que según los estudios podría incurrir en delitos de negligencia médica, por lo tanto es conveniente que se ordene una investigación en su contra”.

Las evaluaciones clínicas practicadas al ex Jefe de Estado durante nueve días fueron realizadas por tres médicos psiquiátricos, un cardiólogo y un médico internista, cada uno determinó por separado que la salud de Ríos Montt es crítica, debido a que la demencia es degenerativa y en su momento perderá la memoria por completo, aunado a otra serie de complicaciones.

“Se determinó que también tiene disminución de la agudeza visual y auditiva, pero lo más grave es que el cerebro lo tiene muy atrofiado con un proceso degenerativo”, dijo el psiquiatra Walter Rinze, lo que le ocasionará que en un momento pierda hasta la capacidad de manejar sus esfínteres y su movilidad por sí solo.

Jaime Hernández, abogado defensor de Ríos Montt, solicitó que se desista en la persecución contra su defendido.

Aplazan resolución

La audiencia fue reprogramada para el martes 25 de agosto, donde se conocerá la resolución del tribunal quien decidirá si José Efraín Ríos Montt enfrentará nuevamente un juicio por los delitos de genocidio.

El Periódico