Guatemala: pese a las denuncias por corrupción, el Congreso decide no quitar la inmunidad al presidente

El proceso de antejui­cio en contra Otto Pérez Molina llegó a un final que no era el esperado por los ciudadanos, porque el Pleno del Congreso de la República declaró sin lugar reti­rarle la inmunidad para ser inves­tigado por la denuncia presentada por el diputado del partido Winaq, Amílcar Pop.

Durante la sesión plenaria a la que acudieron más de 110 di­putados, el Pleno conoció el in­forme de la comisión pesquisi­dora que recomendó retirarle la inmunidad al presidente por la posible comisión en varios de­litos, sin embargo, al momen­to de la votación, para la cual se requerían 105 votos a favor para proceder al antejuicio, solo se obtuvieron 88 votos, ante 26 en contra.

El Partido Patriota (PP), pese a la fragmentación interna, salió a la defensa de Otto Pérez Moli­na como bloque parlamentario, y los 23 diputados presentes vo­taron en contra de retirarle la inmunidad. Los otros tres votos en contra corresponden al pre­sidente del Congreso, Luis Ra­bbé, al diputado Alfredo Rabbé, y al congresista independiente, Marvin Díaz Sagastume.

El proceso de antejuicio contra Pérez Molina fue promovido por Pop, quien señalaba posible co­misión de varios delitos de par­te del jefe de Estado en los casos de corrupción investigados en el Instituto Guatemalteco de Segu­ridad Social (IGSS) y en la Super­intendencia de Administración Tributaria (SAT), este último caso conocido como La Línea, y en el que se involucra a la ex vicepresi­denta Roxana Baldetti.

El parlamentario de Winaq ase­guró que se trató de una deci­sión política, y que es posible al momento de existir los con­sensos nuevamente, reactivar el expediente que quedaría en ma­nos de la Dirección Legislativa.

En defensa de Pérez Molina, el diputado oficialista, Estuar­do Galdámez, arremetió contra Pop, poniendo en duda su capa­cidad como congresista, aseve­rando que la denuncia no tenía fundamentos.

La bancada del partido Libertad Democrática Renovada (LIDER) votó a favor de retirarle la in­munidad, al igual que la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), de quien su jefe de bloque, Or­lando Blanco, lamentó que será hasta el otro año cuando posi­blemente se pueda iniciar una persecución penal en contra del mandatario por los hechos anómalos que él catalogó como evidentes.

Diputados del Partido Patriota aplaudieron y se saludaron con sonrisas en sus rostros tras es­cuchar los resultados de la vo­tación, en gesto de celebración por los resultados obtenidos al no darle luz verde a las inves­tigaciones contra Pérez Molina.

Esto ha generado rechazo en la población guatemalteca, y en redes sociales desde ya se han anunciado manifestaciones pa­cíficas para esta semana y fin de semana, con el fin de mos­trar su rechazo al Congreso de la República por no dar el vis­to bueno al antejuicio contra el mandatario.

La Nación