Indígenas anuncian plan de protestas contra proyecto hidroeléctrico Barro Blanco

Lejos de claudicar en su lucha contra el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco en Tolé, provincia de Chiriquí, la dirigencia indígena anunció una jornada de protestas para evitar que la millonaria obra sea terminada.

‘A partir de este lunes, iniciaremos una serie de acciones de protesta pacífica en diferentes puntos del país, con oraciones, ayunos y otras manifestaciones, llevando un mensaje claro al Gobierno de nuestra decisión sobre Barro Blanco, y dejamos claro que este lunes tendremos una acción de protesta a la 10:00 a. m. en el puente de Las Américas, en coordinación con un importante grupo de dirigentes indígenas’, advirtió la cacica Clementina Pérez.

En un comunicado en el que también firma la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (Coonapip), rechazaron categóricamente las acciones del Gobierno de reactivar el proyecto Barro Blanco y se declararon en ‘alerta nacional’.

Según los dirigentes indígenas, la Empresa Genisa, S. A. violó el derecho ancestral, cultural y espiritual de los pueblos ngäbes y buglés.

‘La Comarca Ngäbe-Buglé exige la cancelación ipso facto del proyecto Barro Blanco y la demolición de la infraestructura del mismo’, sostiene el comunicado de la Coonapip.

Ricardo Miranda, coordinador general del Movimiento 10 de Abril, rechazó que estén pidiendo el 25% o el 100% de las ganancias que genera la empresa Genisa, tal como se ha rumorado.

‘Continuar con esta obra representa el derramamiento de sangre, violencia contra la población vulnerable que se encuentra aledaña al río Tabasará’, advirtió.

Javier Celles, secretario general de la sociedad civil de la comarca, aseguró que ‘si el Gobierno seriamente propone a los indígenas ser copropietario del 25% o 50% de las ganacias, sería otra cosa’, pero asegura que ahora mismo se ha utilizado la fuerza.

Manifestó que lo que desean es que se cancele el proyecto Barro Blanco. ‘Porque lo único que han hecho es poner a los policías en este lugar’, dijo el molesto dirigente.

CLAVES

El proyecto tiene un costo de 130 millones.

95% de avance.

El Siglo