Multihomicidio en DF revive una presión sobre México que no se veía desde Ayotzinapa – SinEmbargo, México

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

El asesinato de cinco personas en un departamento de la colonia Narvarte en el Distrito Federal ha provocado una reacción unánime de rechazo y reclamo a las autoridades mexicanas como sólo se ha visto, en los últimos años, con la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Organizaciones de derechos humanos, de defensa a la libertad de expresión y el libre ejercicio del periodismo, así como entidades gubernamentales y ciudadanos de México y otros países se han manifestado en los últimos días para exigir a México que sea resuelto el crimen del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, de la activista chiapaneca Nadia Vera y de otras tres mujeres, y que se garantice el libre ejercicio de la prensa mexicana.

Tanto el periodista como la activista asesinados señalaron, antes de su muerte, al Gobernador veracruzano Javier Duarte de Ochoa como responsable de cualquier ataque a su integridad física.

En México han sido asesinados 88 periodistas desde el año 2000, de acuerdo con cifras de Artículo 19 que incluyen el homicidio de Espinosa Becerril. La organización ha criticado que en este contexto, “las autoridades se atreven a decir que están haciendo todo lo que pueden para proteger al gremio”.

Veracruz se considera una de las regiones más peligrosas del mundo para ejercer la profesión. Durante el sexenio del Gobernador priista Javier Duarte de Ochoa la situación se ha agravado. En cinco años de su administración más de una decena de comunicadores han sido asesinados.

NACIONES UNIDAS

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) dijo que “si las investigaciones confirman que este aberrante múltiple homicidio tiene relación con la labor periodística de [Rubén] Espinosa, estaríamos en presencia de un acto gravísimo contra la libertad de expresión”. En tanto, Amnistía Internacional pidió a las autoridades agotar “todas las líneas de investigación posibles a fin de esclarecer los hechos”.

La representante de ONU Mujeres en México, Ana Güezmez García enfatizó: “estamos hablando de violencia sexual asociada, de crímenes que tienen un grado de atrocidad y terror asociado con el simple hecho de ser mujeres. Cuando insistimos tanto en tipificar los crímenes de odio como el feminicidio es porque tienen estas características que los hacen peculiares”.

UNIÓN EUROPEA

“La Unión Europea recalca la importancia de hacer una investigación profunda y eficaz de estos cinco asesinatos considerados, entre otros motivos, los ligados a la libertad de expresión y al feminicidio”, destacó la representación europea en un comunicado.

La Delegación de la Unión Europea y las Embajadas de los Estados Miembros de la Unión Europea exhortaron a las autoridades mexicanas a disponer de todos los medios a su alcance para asegurar la protección eficaz de las personas que ejercen la labor periodística, y señaló que seguirá apoyando la libertad de expresión y a las instituciones públicas.

COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

La CIDH, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), urgió a las autoridades a “investigar de manera exhaustiva la hipótesis según la cual estos crímenes estarían asociados con el ejercicio de la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos”.

El organismo consideró que “cuando tales delitos quedan impunes, esto fomenta la reiteración de actos violentos similares y puede resultar en el silenciamiento y en la autocensura de los comunicadores”.

UNESCO

La UNESCO condenó el asesinato de Rubén Espinosa y exigió que esos intentos de “reprimir la libertad de prensa” sean investigados de manera firme y exhaustiva y sus culpables procesados y castigados.

“Debemos apoyar de manera clara a los periodistas valientes que trabajan para mantener informados a los ciudadanos”, añadió en un comunicado la directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova.

COMITÉ PARA LA PROTECCIÓN DE LOS PERIODISTAS

Carlos Lauría, coordinador senior del programa de las Américas del CPJ, dijo que “ya es hora de que las autoridades federales y locales adopten las medidas necesarias para combatir la grave crisis de libertad de prensa que atraviesa México. Esto significa investigar en profundidad el asesinato de Espinosa y todos sus posibles motivos, como en particular que pudiera haber sido asesinado en represalia por su trabajo”.

El Comité recordó, mediante un posicionamiento público, que Rubén Espinosa “huyó [de Veracruz] luego de haber sido amenazado en una de los estados más letales para periodistas en la región y fue asesinado seis semanas después en un lugar antes considerado como un refugio seguro en el país”.

“En julio, Duarte afirmó ante la prensa: ‘No hay que confundir libertad de expresión con representar la expresión de los delincuentes a través de los medios’ y acusó a los periodistas locales de colaborar con los grupos criminales”, dijo que el CPJ.

REPORTEROS SIN FRONTERAS

Para la organización internacional Reporteros Sin Fronteras “el asesinato cobarde” de Rubén Espinosa Becerril obliga a las autoridades mexicanas a esclarecer este caso a través de una investigación imparcial, independiente y a profundidad que permita encontrar a los autores materiales e intelectuales de este crimen.

“RSF expresa su profunda indignación y su consternación por el asesinato de Rubén Espinosa Becerril. Por desgracia, el caso de este periodista ilustra la escalada de la violencia en el país […] Consciente de la gravedad de las amenazas que enfrentaba en Veracruz, Rubén Espinosa Becerril había decidido exiliarse en la ciudad de México, donde pensó podía refugiarse, ponerse a salvo. No obstante, se convirtió en el octavo periodista asesinado desde el inicio del año 2015″, lamentó Emmanuel Colombié, responsable del Despacho Américas de esa organización.

FREEDOM HOUSE

Carlos Ponce, director para las América de Freedom House, sostuvo que “con el nivel de violencia contra periodistas en México aumentando a un ritmo alarmante, esperamos que este caso no se convierta en el último ejemplo de la impunidad generalizada que impera en México, que para los periodistas es casi del 90 por ciento”.

“Las autoridades federales, en ejercicio de su poder y bajo el artículo 73 Constitucional, deben llevar a cabo una investigación a fondo y considerar este asesinato como un ataque a la libertad de expresión”, dijo Ponce.

AMNISTÍA INTERNACIONAL

Amnistía Internacional (AI) también se pronunció al respecto y pidió a las autoridades agotar “todas las líneas de investigación posibles a fin de esclarecer los hechos”. Dijo que es necesario que las líneas sean el ejercicio de la labor periodística de Espinosa y desde una perspectiva de género por las cuatro mujeres.

“México es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo; de conformidad con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, de 2010 a enero de 2015, al menos 97 periodistas han sido asesinados”, exigió AI en un comunicado.

FRENTE POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y LA PROTESTA SOCIAL

Las once organizaciones sociales que conforman el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social dijo que los asesinatos del fotoperiodista Rubén Espinosa, de la activista Nadia Vera y de las otras tres mujeres ocurre en medio de un contexto de violencia contra los periodistas, y con especial incidencia en Veracruz, en el que las autoridades estatales y federales han sido incapaces de cumplir sus funciones.

La impunidad generalizada, y la propia participación de autoridades son elementos característicos de la gran mayoría de las agresiones. También las agresiones contra personas defensoras de derechos humanos se han convertido en una constante en los últimos años, especialmente en el marco de la represión violenta a las protestas sociales”, manifestaron los organismos civiles.

EDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE PERIODISTAS DE ESPAÑA

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) manifestó este martes su repudio por el asesinato de Rubén Espinosa y expresó su solidaridad con los periodistas mexicanos.

En un comunicado, la FAPE recuerdó que ya son 64 los periodistas que han perdido la vida en 2015 en todo el mundo con la muerte de Espinosa, que habitualmente desempeñaba sus labores en el Estado de Veracruz y se había refugiado en la capital mexicana tras recibir múltiples amenazas.

ROBERTO SAVIANO

El escritor italiano Roberto Saviano, autor de varios libros que desvelan el entramado de la mafia y por los que ha sido amenazado, condenó en su perfil de Facebook la muerte de Rubén y el hecho de que los crímenes contra periodistas en México queden impunes.

“Se llamaba Rubén Espinosa y era un fotoperiodista. Desde el sábado, su nombre aparece en la larga lista de periodistas y trabajadores de los medios muertos en México, porque hicieron su trabajo.Rubén colaboraba con la revista de investigación Proceso. Recientemente había abandonado el estado de Veracruz, donde vivía, porque había recibido amenazas: alguien lo había seguido y le había tomado fotos. Rubén había entendido que estaba en peligro. Veracruz es uno de los estados más peligrosos para los periodistas: Según el CPJ, la organización internacional para la protección de los periodistas, desde 2010, al menos 11 periodistas asesinados sólo en este estado. Por esto Rubén se había trasladado a la ciudad de México, donde creía que era más seguro. Pero esto no fue suficiente: el sábado su cuerpo fue hallado sin vida, con dos heridas de bala, en la capital mexicana. Sus enemigos lo siguieron hasta allí, donde se había visto obligado a exiliarse. México es uno de los países más difíciles para la prensa. Según datos de las autoridades mexicanas son más de 100 periodistas los asesinados en el país desde 2000. Los asesinatos siguen creciendo, así como continua creciendo el nivel de impunidad: a pesar de que casi la totalidad de estas muertes se pueden atribuir a la delincuencia organizada, en la mayoría casos los perpetradores permanecen sin rostro”, escribió Saviano.

FIRMAS EN CHANGE.ORG

Ciudadanos lanzaron una petición en Change.org para que se investigue al Gobernador Duarte de Ochoa la cual suma hasta el momento casi 60 mil firmas. “Hay numerosos reportes y testimonios sobre las amenazas que Rubén recibió por parte del gobierno de Veracruz cuyo titular, Javier Duarte, deber ser investigado. Por ejemplo, la revista Proceso da cuenta de que mientras [Rubén] cubría las protestas estudiantiles contra el gobernador Javier Duarte por el asesinato de la corresponsal de la revista Proceso en Veracruz [Regina Martínez], se le impidió tomar fotos de cómo la policía golpeaba a unos estudiantes. En ese momento una persona de ayudantía del Gobierno del Estado le sujetó y le dijo: ‘Deja de tomar fotos si no quieres terminar como Regina’”.

Otra de las víctimas, Nadia Vera, “es una activista del Estado de Veracruz, participante en el movimiento Yo Soy 132, entre otros espacios. Si las autoridades de la Procuraduría del DF y de la PGR no investigan a Javier Duarte, estarán desconociendo la muy probable relación de estos asesinatos con las amenazas recibidas por Rubén a consecuencia de su labor, el contexto de agresiones a la prensa en Veracruz y la labor como activista de otra de las víctimas”, dice la petición.

PROTESTAS EN MÉXICO Y EL MUNDO

Periodistas, activistas y ciudadanos han salido a las calles del Distrito Federal y en ciudades de los estados de Veracruz, Baja California, Sinaloa, Chiapas, Tlaxcala, Oaxaca, Zacatecas y Puebla para manifestarse y exigir justicia por el multihomicidio de la colonia Narvarte. Desde el pasado domingo, centenares de manifestantes recorrieron el Paseo de la Reforma en el Distrito Federal, donde señalaron al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, entidad donde Espinosa radicó durante ocho años, hasta hace un mes que decidió autoexiliarse en esta ciudad luego de constantes amenazas.

El lunes, el martes, y este miércoles, las protestas por este crimen no han dejado de replicarse en distintos estados del país y en el extranjero. Este miércoles, nuevamente un grupo de manifestantes arribó a la representación del Gobierno de Veracruz en la Ciudad de México. Ahí colocaron fotografías de Rubén Espinosa y de Nadia Vera.

Medio centenar de personas se concentraron ayer delante de la Embajada de México en Madrid, España, para rendir homenaje al fotógrafo mexicano y las demás víctimas. En el Consulado de México en Londres, manifestantes colocaron también fotografías de Espinosa y exigieron justicia por el multihomicidio de la Narvarte.

SinEmbargo