Organizaciones denuncian que el Consejo Electoral actuó de una forma “no democrática”

Cinco días después de la publicación de los resultados preliminares de las elecciones legislativas del pasado 9 de agosto, organizaciones de la sociedad civil haitiana denunciaron ayer las decisiones “no democráticas” tomadas por el Consejo Electoral Provisional (CEP).

Tras los episodios de violencia que se produjeron durante los comicios, el CEP decidió validar solamente los resultados de las circunscripciones en las que pudieron recuperarse, al menos, el 70% de los procesos verbales de los centros de votos. Los comicios para elegir diputados y senadores volverán a organizarse en las 25 de las 119 circunscripciones en las que no se alcanzó ese mínimo.

“En un sistema democrático vinculado al sufragio universal, no podemos validar los resultados si falta el 30% de los procesos verbales”, se indignó Gédéon Jean, director del Consejo Nacional de Observación Electoral. “Esto puede influir en el resultado de la votación”, deploró.

Las organizaciones haitianas de defensa de los derechos humanos piden unánimemente al CEP que castigue a quienes perturbaron la votación. “Los grandes beneficiarios de los resultados publicados por el CEP son los responsables de la violencia”, declaró Pierre Espérance, secretario general de la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH). “Su estrategia, con la complicidad de las fuerzas públicas y de la justicia, es que allí donde no se encontraban en una posición de fuerza, destruyeron los centros de votación”.

Los tribunales electorales examinan las impugnaciones de resultados formuladas por los candidatos y partidos políticos. Los fallos se entregarán al CEP, que publicará los resultados el 8 de septiembre.

Hoy