Periodistas hondureños protestan frente a la Casa de Gobierno contra atentados a la libertad de expresión

Mediante un plantón en las afueras de la Casa de Gobierno, periodistas y comunicadores sociales de Honduras se solidarizaron este jueves con su colega, David Romero Ellner y protestaron por los constantes atentados a la libertad de prensa y expresión.

La acción de protesta se mantuvo por lo menos dos horas, tiempo mediante el cual sus participantes vestidos de negro en su mayoría, se pusieron cintas adhesivas en la boca para simular la censura de la que, según ellos, están siento objeto desde las instituciones del Estado.

APOYO A DAVID ROMERO
“Mi delito es haber estado y estar denunciando los actos de corrupción del gobierno anterior y de este gobierno y eso lo estamos pagando caro”, dijo Romero Ellner.
Añadió que lo que está sucediendo con su caso, no es algo en contra de su persona, sino que un atentado contra la libertad de expresión, que le puede pasar a cualquier otro periodista que se atreva a hacer denunciar la corrupción.
El comunicador reclamó al Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) y a la Asociación de Prensa de Honduras (APH), por no alzar su voz de protesta.

El juicio de David Romero Ellner está envuelto bajo una estela de irregularidades, según declaró el juez José Dimas Echenique, quien el pasado 28 de junio denunció que el presidente Juan Hernández había instruido al vicepresidente del Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla, para que incidiera ante los jueces y lograra la condena y enviaran a prisión al director de Radio y TV Globo.

Dichas declaraciones sirvieron para que los periodistas y comunicadores, que participaron en la acción de protesta, condenaran la forma en la que se ha desarrollado el juicio y demandaran imparcialidad en la aplicación de la justicia.

Los protestantes consideraron que hay una clara persecución política en contra de Romero Ellner, por el simple hecho de develar varios actos de corrupción que salpican al anterior y presente gobierno.
“A David Romero no se le ha respetado el debido proceso, por lo tanto no podremos saber si en el transcurso del juicio pudo haber desvanecido las acusaciones que se le hicieron”, dijo la periodista Sandra Maribel Sánchez, quien agregó que la censura y la persecución política se ven encarnadas en el caso de su colega.

“En este caso no nos cabe la menor duda, que el gobierno está usando la persecución penal para sancionar a David Romero, por la divulgación del escandaloso saqueo que ha habido de los fondos del Seguro Social”, expresó.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Los comunicadores sociales, también, acusaron al gobierno del presidente Juan Hernández, de estar promoviendo leyes que atentan contra la libertad de expresión que, según ellos, atentan no solo a quien está ejerciendo el periodismo a través de un medio de comunicación, sino que a todos los ciudadanos, porque esta libertad es inalienable a todo ser humano.

Precisaron que los atentados comenzaron desde que se aprobó la Ley de Escuchas, seguida de la Ley de Secretos Oficiales y ahora con un proyecto de ley que será presentado en las próximas horas para regular el contenido de las redes sociales.

Al respecto el periodista, Felix Molina, apuntó que hay un paquete de leyes atentatorias contra derechos y garantías, entre las que citó a la Ley de Intervención de las Comunicaciones PúblicaS y Privadas, Ley del Sistema Nacional de Inteligencia, Ley de Secretos Oficiales, Ley Antiterrorista, Ley de Extradición y las reformas penales que buscan el control de las redes sociales.

En tanto el director ejecutivo del Comité para la Libre Expresión (C-Libre), Edy Tábora, señaló que después del golpe de Estado de 2009, las violaciones a la libertad de expresión han venido en ascenso en Honduras.

De acuerdo a los informes de violación a la libertad de expresión de Reporteros sin Fronteras, Honduras se ubicaba en el 2008 en la posición 98, sin embargo en el 2014 pasó a la 132, lo que refleja un considerable ascenso a la violación de este derecho fundamental, apuntó el director ejecutivo de C-Libre.

“Esa es una situación grave y nos preocupa la cantidad de leyes que se han aprobado que restringen y violentan la libertad de expresión”, acotó Tábora.

El plantón de los periodistas fue acosado por un pelotón de policías y militares, que poco a poco fueron copando la zona y exigiendo el desalojo, pese a ser una acción de protesta pacífica y que no obstaculizaba el tránsito de vehículos y de personas.

Asimismo se observó sobrevolar un drone haciendo tomas de la protesta, que culminó cuando Romero Ellner fue sorprendido por agentes de inteligencia de Casa de Gobierno, quienes con propósitos desconocidos le tomaron fotografías.

Al darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, el comunicador increpó a uno de los sujetos para que le explicara por qué le tomaba las fotografías, sin embargo éste huyó a veloz carrera y se introdujo en la sede del Poder Ejecutivo.

Honduras Tierra Libre