Perú: mineros de la localidad de La Oroya suspenden paro por ocho días

Al cierre de esta edición, la población de La Oroya decidió suspender por ocho días su medida de fuerza en vista de que ayer la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, anunció un comité técnico que tiene como objetivo hallar una solución al problema del cierre del complejo metalúrgico.

El anuncio de conformación de este comité se produjo luego de seis horas de diálogo entre la titular de dicho ministerio junto con el gobernador regional de Junín, Ángel Unchupaico; el alcalde de La Oroya, Carlos Arredondo, y representantes de los sindicatos de trabajadores mineros.

El comité técnico –informaron– estará formado, además, por representantes de los ministerios del Ambiente y del Trabajo, de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS), del Gobierno Regional de Junín, del municipio de Yauli-La Oroya y de tres miembros de los sindicatos laborales.

Rosa María Ortiz aclaró que se espera que los dirigentes no insistan en que se flexibilicen los estándares ambientales para atraer nuevos inversionistas en la licitación de los activos de Doe Run Perú, la cual quedó desierta días atrás ante la ausencia de postores.

“En la mesa de mañana (hoy) se verán las propuestas alternativas que permitan que el complejo metalúrgico siga desarrollándose”, adelantó Ortiz.

Según Amid Yangali Arrieta, secretario del sindicato de la mina Cobriza –quien estuvo presente en la mesa de diálogo de ayer–, una de las propuestas alternativas sería ampliar el proceso concursal, pues, caso contrario, el 27 de este mes se estaría cesando a los 800 trabajadores de Cobriza.

Otro de los acuerdos que se discutirán en el comité de hoy es que se permita la comercialización de ferrita de zinc, la cual no se vende debido a una partida arancelaria de la Sunat.

“En enero sacaron una resolución, indicando que la ferrita es un residuo, lo cual no es cierto. Bajo esta denominación a los países que comercializan este producto nadie les querrá comprar”, explicó Luis Castillo, representante de los mineros. Agregó que con la ferrita se podría obtener 50 millones de dólares que servirían para el pago de los trabajadores hasta por cinco meses.
Estándares inflexibles
Respecto a los estándares ambientales que han desanimado a los postores de los activos de Doe Run Perú, el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, advirtió que no pueden ser flexibilizados debido a que forman parte de un arbitraje internacional y corresponde al Estado salvaguardar la salud de la población.

“Es un estándar absolutamente razonable. El estándar del año 2001 no se puede mover por el arbitraje y porque al Estado le corresponde proteger la salud de las personas”, aclaró.

Agregó que si el Estado le otorgara a un operador mayor flexibilidad del que se le exigió a Renco Group, el Perú perdería el arbitraje al que está sometido el Estado por 500 millones de dólares.
Humala se pronunció
En tanto, el presidente Ollanta Humala felicitó que se haya celebrado la mesa de diálogo entre el Ejecutivo y los dirigentes mineros. Anunció que no se permitirá “que se vulnere el libre tránsito” en La Oroya.

Asimismo, lamentó la muerte de Edwar Soto de la Cruz y que hayan resultado heridas 61 personas, producto del enfrentamiento con la policía. Indicó que los cinco puntos obstruidos de la Carretera Central fueron despejados.
Rechazan presencia del Ejecutivo
El Ministerio del Interior autorizó el ingreso de las Fuerzas Armadas a La Oroya para asistir a la Policía ante la ola de violencia en la ciudad donde permanecerán hasta el 10 de setiembre.

La presencia de militares no fue bien recibida por el gobernador regional de Junión, Ángel Unchupaico, y el alcalde de La Oroya, Carlos Arredondo. “Es una pésima actitud del gobierno al tratar de intimidar a la población con el Ejército. A nada bueno puede llevar esto”, criticó la autoridad edil.

Arredondo también culpó al ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, por la muerte de Edwar Soto de la Cruz, quien recibió un fatal impacto de bala durante los disturbios del martes. Entre una gran multitud los restos de Soto de la Cruz fueron velados ayer.

La República