Policía desaloja bloqueos de carreteras contra la corrupción

Desalojos violentos y manifestantes golpeados fue el resultado que dejó la acción de protesta que la oposición Indignada realizó en varios puntos del territorio nacional, con el objetivo de urgir al presidente Juan Orlando Hernández la solicitud para la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).

La acción, que consistió en tomas de calles y carretera, comenzó a tempranas horas de la mañana en diferentes sectores del país, principalmente en la Capital donde al menos seis zonas fueron bloqueadas por los manifestantes, quienes minutos después fueron desalojados por la policía, militares y antimotines de manera violenta.

En la zona del bulevar Los Próceres de la Capital a eso de las 7:30 de la mañana la fuerza de seguridad del estado desalojaron violentamente a los manifestantes que eran encabezados por el dirigentes de las antorchas Miguel Briceño, quien fue fuertemente golpeado por la espalda por los policías y militares, que eran dirigidos por el comisario de policía Wilmer Suazo.

Aquí, para despejar la vía, los antimotines procedieron al uso de bombas lacrimógenas y a reprimir con sus escudos y toletes a los manifestantes que exigen la instalación de la CICIH y un alto a la corrupción.

Impotente por la fuerza bruta utilizada en el desalojo, una persona de la tercera edad que participaba en la acción de protesta, rompió en llanto frente a los policías y militares cuando estos sin tocarse los hígados los reprimían, para despejar la vía de comunicación.

Anteriormente, en el Anillo Periférico, a la altura de la colonia La Cañada, al sur de la Capital, los uniformados habían desalojado a los protestantes que se apostaron en ese sector. La Policía utilizó grúa para despejar la vía, luego que los manifestantes colocaran vehículos para obstruir el paso.

El grupo de indignado no se dispersó en ese sector y se trasladó a la primera entrada de la colonia Kennedy donde se apostaron para obstaculizaron el tráfico vehicular por espacio de una hora. Luego de sostener un diálogo con los antimotines, despejaron la vía.

El grupo de indignados interrumpieron por más de una hora los accesos en el sector de La Laguna, desvío que conduce Olancho; en el Anillo Periférico a la altura de La Cañada; en la primera entrada de la colonia Kennedy, bulevar Centro América; en la salida que lleva a Valle de Ángeles, a la altura del bulevar Los Próceres y el tramo salida a Danlí.

Asimismo en otras ciudades del país se reportaron tomas, como fue en La Ceiba, donde se realizaron dos acciones de protesta; en Choluteca en la carretera la Panamericana y el sector de Las Benjaminas; en Santa Rita en el departamento de Yoro a la altura de la aldea Las Minas, y en San Pedro Sula un grupo de ciudadanos se apostó en la caseta de peaje en la salida a Choloma, y, aunque no impidieron el tráfico, evitaron que los empleados de la alcaldía cobraran los 12 lempiras de peaje.

Uno de los manifestantes expresó que la acción de este miércoles fue un ensayo para medir la actitud e indiferencia de la población y el accionar de las fuerzas de represión del régimen del gobierno de Juan Orlando Hernández, para cuando se tome en serio la decisión de paralizar el país.

“Es un primer ensayo, en Honduras hace tanto tiempo que no hay un paro nacional y es lógico que todavía hay temor en la gente y la desconfianza que había si se iba a hacer o no se iba a hacer, y el movimiento a partir de ahora va a continuar con este tipo de acciones y va a ser cada vez más fuertes”, expresó Tomás Andino, miembro activo de las organizaciones sociales.

Señaló que estas acciones van a seguir creciendo y que si el gobierno no se va, el pueblo lo tendrá que sacar con acciones de este tipo.

Andino fue uno de los que resultó golpeado, luego que fueran desalojados del Anillo Periférico, cuando los militares y los policías lo arrastraron por el pavimento cuando no era necesario hacer eso, porque los manifestantes ya estaban despejando la vía.

Por su parte Ariel Varela, uno de los que lidera el movimiento los indignados, y que su vehículo fuera dañado cuando una grúa de la policía intentaba llevárselo, señaló estar conforme con el paro que se hizo y anunció que seguirán con las acciones y que estás cada vez serán más fuertes.

“El Gobierno que no crea que le vamos a dar respiro y si quiere el gobierno tomar acciones en contra de nosotros que lo haga, ya nos dañó el vehículo, pero nosotros no estamos aquí por intereses personales ni por cosas materiales, sino que estamos aquí por la justicia”, expresó Varela.

Las acciones que se realizaron este miércoles son parte de la lucha que inició desde mayo anterior, cuando jóvenes indignados comenzaron con las marchas de las antorchas para pedir el castigo a los responsables del saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y la instalación de la CICIH en el país.

De acuerdo a las denuncias, el IHSS fue saqueado por más de 7 mil millones de lempiras y buena cantidad de ese dinero fue utilizada por el Partido Nacional en su campaña electoral, así lo reconoció el presidente Juan Orlando Hernández en una comparecencia con tres periodistas que dirigen diferentes foros en horas de la mañana, en tres diferentes canales de televisión.

En un comunicado público el movimiento los indignados le dio un plazo de 20 días al presidente Juan Orlando Hernández, a partir del 22 de agosto, para que solicite formalmente ante las Naciones Unidas la instalación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en el país, para luego iniciar un proceso de diálogo que busque soluciones a los graves problemas que aquejan al país.

Honduras Tierra Libre