Tras inicio del default, Gobierno ultima plan de ajuste para reunirse con bonistas

Luego que agencias internacionales de noticias y diversos diarios estadounidenses reseñaron en primera plana el impago de Puerto Rico -primero en la historia de la Isla- la administración de Alejandro García Padilla pareció minimizar la cobertura y el efecto que pueda tener en los mercados financieros y en la situación fiscal del país.

El diario USA Today tituló ayer: “Puerto Rico defaults on $58M debt” (Puerto Rico incumple un pago de $58 millones), en referencia al incumplimiento con el pago a la Corporación de Financiamiento Público (CFP).

Mientras, la cadena internacional de noticias Deutsche Welle publicó “Puerto Rico fails to make loan payment; Moody’s calls it a default” (Puerto Rico no realiza el pago de la deuda; Moody’s lo llama impago) y la cadena internacional de noticias CNN envió alertas telefónicas y anunció: “Puerto Rico goes into default for the first time in its history” (Puerto Rico entra en default por primera vez en su historia).

En entrevista con EL VOCERO, Jesús Manuel Ortiz, secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, dijo que en la administración García Padilla “no estamos viendo la cobertura como una positiva o negativa sino más bien es el reflejo de la situación fiscal que heredamos”.

“Estamos concentrando los esfuerzos en atender esta realidad, llevar la información correcta de la situación que atraviesa Puerto Rico en términos económicos”, sentenció.

Sobre el efecto de la cobertura de medios en el mercado y la imagen de Puerto Rico, la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Melba Acosta Febo, se limitó a decir, en declaraciones escritas a pedido de EL VOCERO, que “una vez este el Plan de Ajuste Fiscal, comenzaran las reuniones con los bonistas para dialogar sobre reestructurar la deuda. PFC (CFP) será uno de los grupos con quienes nos reuniremos”.

El secretario de Asuntos Públicos apostó también al Plan de Ajuste Fiscal que prepara el Grupo de Trabajo para la Recuperación Fiscal y Económica designado por el primer ejecutivo.

“Las noticias que han estado saliendo, esas que me comentas en particular, reflejan la realidad fiscal que hay. El enfoque es llevar la información correcta tanto a los mercados como a los medios y trabajar para salir de la situación que encontramos”, agregó.

En cuanto a la decisión de Standard & Poor’s Ratings Services (S&P) de degradar a su nivel más bajo, “D” (de imposible cobro), la clasificación de la deuda de la CFP, Ortiz indicó que “ese tipo de reacción del mercado muchas veces es impredecible, pero siempre está dentro del marco de posibilidades”.

“El Plan (de Ajuste Fiscal) es el inicio del proceso. Se tomó como base el Informe Krueger, obviamente hay recomendaciones del informe que serán parte del plan y otras no lo serán. Hay recomendaciones que vienen de otros sectores de la sociedad. Así que una vez se termine ese trabajo estará más clara la ruta que se estará siguiendo para atender la situación”, apuntó al tiempo que dijo que todavía no se han iniciado conversaciones formales con ningún acreedor.

Mientras, Acosta Febo indicó que, “precisamente, trabajando para reestructurar la deuda de PFC (CFP), se buscará un periodo de moratoria en los pagos de principal, parecido a lo que ocurre en PREPA (Autoridad de Energía Eléctrica)”.

Crucial la liquidez para pagar GO’s

La presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Melba Acosta Febo, informó, a preguntas de EL VOCERO, que el próximo pago de las Obligaciones Generales (GO’s por sus siglas en inglés) debe emitirse en enero de 2016 por la cantidad de $375 millones.

Acosta Febo no pudo garantizar el pago de esta deuda asegurada por la Constitución de Puerto Rico, pero indicó que “seguimos trabajando para mejorar la liquidez del Gobierno central para que se pueda hacer los pagos”.

Las declaraciones de Acosta Febo están a tono con las que hizo hace dos semanas el director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Luis Cruz Batista, quien aseguró que aunque el pago de los GO’s está asignado en el presupuesto dependerá de la liquidez.

El funcionario dijo a EL VOCERO que el Gobierno tendrá que hacer un balance entre el compromiso constitucional que tiene el país con esta deuda y la responsabilidad que tiene el Estado de prestar los servicios de seguridad, salud y educación a la ciudadanía.

“Reconocemos la prioridad de los GO’s sobre otras deudas y la diferencia con otras deudas, pero
también hay que reconocer que hay un deber del Estado de mantener unos servicios de salud, unos servicios de educación y seguridad a nuestro pueblo, esos elementos hay que mirarlos. Así que es parte del proceso en una
negociación, que ambas partes acuerden modificar unos términos y condiciones de unos pagos que hoy se hacen sumamente difíciles”, sentenció.

¿Y si los tenedores de los GO’s no aceptan renegociar los términos de pago? ¿Cómo garantizar ahora que los servicios de salud, seguridad y educación no se van a afectar si la decisión de renegociar no cae solo en el Gobierno de Puerto Rico? ¿Por qué mejor no preparar a la gente sobre lo que puede pasar?, preguntó EL VOCERO.

“Te entiendo. Esto va ser un proceso la mar de interesante y va ser un proceso difícil, en el sentido de que hay ‘issues’ legales y sociales. Es un ‘issue’ del Estado cumpliendo con lo que tiene que hacer desde el punto de vista legal, moral y social. Esa va ser la ecuación que tendremos que balancear en los próximos meses. Ese es el gran reto. Por esos decimos que hay que mirar esto como un gran todo”, respondió.

“Hay que llevar un mensaje de que el Gobierno tiene que seguir operando, de que hay unos servicios que dar y que tienes que buscar la forma de que esta negociación entre los bonistas y Puerto Rico, al final del día sea positivo. También tenemos que de alguna forma lograr que ese dólar se invierta para que la economía se siga desarrollando”, apuntó.

El Vocero

Pierluisi fustiga al gobierno por el impago a los bonistas

El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, fustigó al gobierno por no haber cumplido con el pago de la deuda de la Corporación para el Financiamiento Público (CFP) y lamentó que el nombre de Puerto Rico se vaya a afectar por el impago.

“Era innecesario dejar de pagar esos 58 millones de dólares. Los fondos estaban ahí. Se había creado una reserva en la legislatura para usarla en propósitos como este”, manifestó al reaccionar a las primeras planas de los periódicos en Estados Unidos y otros países en los que se da cuenta del impago.

El también comisionado residente de Puerto Rico en Washington lamentó que su oficina se haya inundado de llamadas de diversos medios de comunicación de Estados Unidos y otros países para que explicara las consecuencias del impago para el país y los acreedores.

“Es vergonzoso, es una gran pena que uno debe sentir. Y esto va a tener un impacto tremendo. El buen nombre de Puerto Rico, el crédito de Puerto Rico está empañado”, expresó durante una entrevista radiofónica (WAPA Radio).

Para el presidente del PNP, rehabilitar la imagen de Puerto Rico como una jurisdicción que cumple con sus compromisos financieros, tomará tiempo ante la situación actual que ha sido divulgada al resto del planeta.

“Va a tomar años rehabilitar, rehabilitar este buen nombre que siempre hemos tenido”, indicó.

El delegado puertorriqueño en el Congreso de Estados Unidos subrayó que “el gobierno de Puerto Rico siempre ha cumplido con sus obligaciones” por lo que las explicaciones que se quieren dar “sobran”.

Metro