Quíntuple crimen en México: detienen a un sospechoso y continúan las protestas contra el gobernador de Veracruz

Policías de investigación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) detuvieron a un hombre que estuvo en el departamento del edificio ubicado en el número 1909 de la calle Luz Saviñón, en la colonia Narvarte, el pasado 31 de julio, donde fueron asesinadas cuatro mujeres y el fotorreportero Rubén Espinosa Becerril.

En conferencia de prensa, el titular de la PGJDF, Rodolfo Ríos Garza, señaló que después de las diligencias que se realizaron en el departamento, personal de servicios periciales encontró varias huellas dactilares y una de ellas dio registro positivo de una persona del sexo masculino después de confrontarla con la base de datos de la procuraduría.

Mediante esa prueba se logró saber que la huella pertenece a una persona con antecedes penales por los delitos de violación y lesiones, por lo cual el Ministerio Público giró una orden de localización y presentación, agregó el funcionario.

La policía de investigación ubicó al sujeto, de quien guardó su identidad para no entorpecer la investigación, y desde ayer se encuentra en calidad de presentado ante el Ministerio Público de la Fiscalía de Homicidios, instancia que tiene 48 horas para determinar su situación jurídica.

Acerca de los avances de la investigación, el procurador expuso que se confirmó la nacionalidad de la joven extranjera de 29 años. Tenemos la respuesta del consulado de Colombia que acredita que la chica, efectivamente, es de nacionalidad colombiana y ya tenemos la identidad de la misma.

Aclaró que su nombre no es Nicole, como se difundió, pero se reservó la identidad de la joven para cumplir el protocolo por tratarse de un feminicidio. Sobre la actividad que desempeñaba la víctima, dijo que espera la respuesta del consulado, que también informará sobre los antecedentes que tienen de ella en Colombia.

Ayer Ríos Garza manifestó que los presuntos feminicidas entraron al departamento de Luz Saviñón al mediodía del viernes 31 de julio, de lo cual se desprende que en tres horas –por la hora de salida que captaron las cámaras: 15:03– torturaron a las víctimas, las asesinaron y saquearon el domicilio.

Sin embargo, seguimos analizando todos los videos a los que hemos tenido acceso. La única cámara que no grababa y no aportó nada para la averiguación fue la del inmueble, aclaró el procurador.

Ante los cuestionamientos sobre la línea de investigación referente a las amenazas del gobierno de Veracruz que denunciaron Nadia Vera y Rubén Espinosa, Ríos Garza explicó que están en coordinación con las autoridades de aquella entidad y recibiendo todas las declaraciones y testimonios de quien tenga algo que aportar. Cualquier línea de investigación está abierta.

La Jornada

Las protestas contra Duarte se replican en Madrid, Londres, DF y otras ciudades mexicanas

Periodistas, activistas y ciudadanos han salido de nuevo este miércoles a las calles del Distrito Federal y en ciudades de los estados de Veracruz, Baja California, Sinaloa y Chiapas, para manifestarse y exigir justicia por la muerte del fotoperiodista Rubén Espinosa, y de otras cuatro mujeres, entre ellas la activista Nadia Vera Espinosa, asesinados el pasado viernes en un departamento de la colonia Narvarte en la capital mexicana.

Desde el pasado domingo, centenares de manifestantes recorrieron el Paseo de la Reforma en el Distrito Federal, donde señalaron al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, entidad donde Espinosa radicó durante ocho años, hasta hace un mes que decidió autoexiliarse en esta ciudad luego de constantes amenazas.

El lunes, ayer martes, y hoy mismo, las protestas por el multihomicidio de la Narvarte no han dejado de replicarse en distintos estados del país y en el extranjero.

Este miércoles, nuevamente un grupo de manifestantes arribó a la representación del Gobierno de Veracruz en la Ciudad de México. Ahí colocaron fotografías de Rubén Espinosa y de Nadia Vera.

Diversas personas se colocaron enfrente de las oficinas del gobierno veracruzano con una pancarta donde se lee: “Duarte asesino, todo apunta a ti”.

“También estamos aquí, enojados con la sociedad que no se ha organizado y no ha manifestado su indignación, no sólo por este crimen, sino por todos en los que el gobierno está involucrado”, dijo un asistente al mitin.
En los muros y rejas del inmueble oficial colocaron fotografías de Nadia Vera, Yesenia Quiroz y el fotoperiodista Rubén Espinosa, quienes fueron asesinados junto con Alejandra y Nicole.

Los manifestantes exigieron justicia al caso y pidieron a las autoridades capitalinas una investigación que apunte como probable responsable a el Gobernador Javier Duarte de Ochoa e integrantes de su gabinete, luego que dos de las víctimas difundieran que eran perseguidos, hostigados y acosados por presunta gente del gobierno veracruzano.

“Javier Durarte asesino”, “ejército asesino”, “periodismo libre” fueron algunas de las leyendas que se leían en las pancartas.

Algunos de participantes dijeron que el Estado mexicano está violando derechos humanos como las desapariciones forzadas, privación de la libertad de expresión, ejecuciones extrajudiciales y de ser omiso ante la violencia que ha dejado cientos de miles se muertos.

Colegas de Rubén Espinosa también se sumaron al mitin y pidieron al Gobierno federal que brinde las garantías para realizar con libertad su trabajo.

Activistas, periodistas y ciudadanos también se dieron cita afuera del domicilio donde ocurrió el crimen, ubicado en la calle Luz Saviñon, número 1909, donde también exigieron que se esclarezca el caso y colocaron fotos de las víctimas, así como carteles en donde acusan al Duarte de Ochoa de ser el autor intelectual del homicidio.

Por la noche, realizaron en el lugar una velada, donde los asistentes dieron lectura a poemas y recordaron la labor activa de los jóvenes asesinados el pasado 31 de julio y reiteraron su exigencia al Gobierno de una investigación que esclarezca los hechos.

Periodistas y fotógrafos se manifestaron la tarde de este miércoles en el Congreso de Veracruz por el asesinato del fotógrafo autoexiliado.

Con pancartas y fotografías del reportero gráfico los manifestantes repudiaron en el recinto local la muerte de su colega.

Ahí exigieron al Congreso local que inste a la Fiscalía de Veracruz a que entregue a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) la información que se tenga del caso.

Luego de que legisladores panistas solicitaron un receso, Noé Zavaleta, corresponsal de Proceso, leyó un comunicado, a nombre del gremio veracruzano, donde exigió a la Fiscalía estatal que deje de proteger a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que fueron señalados por participar en las agresiones contra estudiantes de la Universidad Veracruzana el pasado 5 de junio en Xalapa. Acto que Rubén Espinosa documentó.

Recordó, que este hecho obligó a Rubén, 10 días después, a dejar el estado y refugiarse en el Distrito Federal, donde él mismo decía que se sentía tranquilo y seguro.

“Ya vimos que no fue así”. recriminó.

En tanto, en la ciudad de Xalapa, periodistas y activas salieron a las calles para manifestarse por el asesinato de Espinosa. Ahí señalaron al Gobernado Javier Duarte de Ochoa como responsable de la muerte del fotoperiodista.

Frente al palacio de Gobierno se congregaron con pancartas y gritaron: “¡Fuiste tú, Javier Duarte, fuiste tú!”.

En la movilización también exigieron justicia para la activista Nadia Vera y las otras tres mujeres asesinas en la Narvarte.

Además realizaron un bloqueo en zona centro de la ciudad.

En Tijuana, la mañana de este miércoles colgaron por un momento cámaras, micrófonos y libretas, en protesta por el homicidio de Rubén Espinoza.

La manifestación de solidaridad de los comunicadores de esa entidad se desarrolló en la garita de cruce internacional de San Ysidro, el paso fronterizo más transitado en el mundo.

En forma pacífica y silenciosa, reporteros de diversos medios de comunicación de Tijuana, ciudad “donde empieza la patria”, exigieron esclarecer, el asesinato del fotógrafo de la agencia de noticias de Veracruz AVC y colaborador de la revista Proceso.

Demandaron a las autoridades enfocar las líneas de investigación en la actividad laboral de Rubén, y no divagar en cuestiones personales, como se ha dado en los casos de otros periodistas asesinados, como el caso de Regina Martínez, en Veracruz.

“Nuestra solidaridad con los compañeros de Veracruz y del resto del país”, expresó Vicente Calderón, periodista independiente, al añadir que el gremio periodístico se encuentra “preocupado por lo que pasa en México, al igual que el resto de los sectores del país”, subrayó.

Conminó a los compañeros mantenerse unidos y solidarios en el ejercicio del oficio, recordando que “cuando suenan los balazos la gente corre en sentido contrario, nosotros tenemos que ir a ver quién dispara, por qué dispara y a quién está afectando, colaboramos para que la verdad se sepa y no la controlen por medio de redes sociales o las oficinas de comunicación social las entidades de gobierno.

En el municipio de Ahome, trabajadores de los medios de comunicación del norte de Sinaloa se congregaron en el monumento a la libertad de expresión, para exigir justicia por el asesinato del reportero gráfico.

Los comunicadores, dirigidos por Edgardo Vásquez Mungarro, dirigente de la asociación de periodistas de Los Mochis, pidieron el peso de la ley para que los culpables.

En puebla, integrantes de la sociedad civil realizaron también una protesta en favor del esclarecimiento del caso del fotoperiodista Rubén Espinosa.

En Oaxaca, el pintor oaxaqueño Francisco Toledo participó en la velada por la memoria del fotoperiodista Rubén Espinosa y las cuatro mujeres asesinadas en la capital mexican, la protesta se organizó para pedir justicia por el caso y congregó a varias personas en la Plaza de Santo Domingo.

EN CHIAPAS DAN ÚLTIMO ADIÓS A NADIA

Familiares y amigos asistieron hoy al entierro de la activista Nadia Vera Pérez, cuyo cuerpo fue trasladado el lunes en la noche desde la capital del país, a su natal Comitán. La ceremonia se realizó en el Panteón Municipal.

La activista fue despedida entre aplausos y la exigencia porque se haga justicia.

La carroza fúnebre partió alrededor de las 12:45 horas de la funeraria en donde fue velada. YT fue seguida por una caravana de amigos y familiares que corearon: “Nadia vive, la lucha sigue”.

PROTESTAS EN EL MUNDO

Medio centenar de personas se concentraron hoy delante de la Embajada de México en Madrid, España, para rendir homenaje al fotógrafo mexicano y las demás víctimas.

El acto, convocado por el colectivo YoSoy132 de Madrid, honró a las víctimas con flores blancas y con la lectura de un poema escrito por la madre de una de las fallecidas.

Al grito de “justicia para todos los asesinados” se cerró el acto, en el que uno de los miembros de esta plataforma, Francisco Escobedo, aseguró a Efe que “ya no se puede vivir en México porque la situación es insostenible”.

Las palabras de Escobedo fueron secundadas por su compañera Nayeli Cano, quien declaró que “este tipo de actos no se pueden realizar en México porque entonces los próximos en caer podríamos ser nosotros”.

En el Consulado de México en Londres, manifestantes colocaron también fotografías de Espinosa y exigieron justicia por el multihomicidio de la Narvarte.

PROTESTAS NO PARAN

Ayer un centenar de reporteros marcharon sobre la costera Miguel Alemán, en el puerto de Acapulco, para exigir que se esclarezca el asesinato del fotoreportero Rubén Espinosa y de cuatro mujeres más.

En Morelia, Michoacán, periodistas de los diferentes medios de comunicación marcharon de la plaza Villalongín hasta la plaza Melchor Ocampo para exigir justicia para Rubén Espinosa y en demanda de mayor seguridad para el gremio.

En León, Guanajuato, este martes, periodistas de distintos medios de la entidad, se manifestaron frente a la Delegación Estatal de la Procuraduría General de la República (PGR), para exigir una respuesta ante el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa así como al resto de las agresiones a periodistas.

Un grupo de más de 20 reporteros, camarógrafos y fotógrafos, se reunieron esta tarde, cuestionando la tardía respuesta de las autoridades ante los diferentes hechos violentos que se han presentado en la entidad, como el caso de Gerardo Nieto Álvarez, asesinado en Comonfort; Karla Silva, golpeada en Silao; y Guillermo Villegas, arrestado en León por grabar a elementos de la Policía.

El lunes, en Xalapa, Veracruz, reporteros y fotógrafos se reunieron para despedir simbólicamente a Rubén Espinosa.

Con una ofrenda floral, donde los fotógrafos colocaron sus cámaras, y en medio de aplausos recordaron a su compañero y colega quien desde hace ocho años radicaba en esa entidad, hasta hace un mes que huyó de Veracruz tras recibir diversas amenazas para refugiarse en el Distrito Federal.

En la capital chiapaneca se conglomeraron periodistas, activistas, y defensores de derechos humanos. Los manifestantes recorrieron las calles del centro de San Cristobal de las Casas, Comitan, frente al Palacio de Gobierno, de donde la activista Nadia Vera es originaria.

En el centro fueron colocados carteles con mensajes pidiendo justicia por el multihomicidio de la colonia Narvarte, además de gritar consignas por el encarcelamiento del gobernador de Veracruz.

Ese mismo días en la noche, ciudadanos y un grupo de fotoperiodistas proyectaron en los muros de la catedral de Oaxaca una imagen del Gobernador de Veracruz, Javier Duarte a quien señalan como probable responsable de este crimen.

Algunos de los asistentes llevaban el rostro cubierto con una foto de Rubén Espinosa. Además encendieron veladoras alrededor de otras imágenes del fotoperiodista.

SinEmbargo

Dan último adiós a Nadia con un “nos duele lo que te hicieron”

“Seamos realistas, hagamos lo imposible”, se advertía en una cartulina que Mirtha Luz Pérez Robledo, madre de la activista asesinada Nadia Dominiq, portaba junto al retrato de su hija. Encabezando el cortejo iba Efrén Vera, padre de la activista asesinada el pasado fin de semana en la Ciudad de México, acompañado de sus tres hijos.

Inés Pérez Robledo, tía de Nadia, dejó un mensaje en Facebook que los presentes asumieron como suyo: “Me duele lo que te hicieron, y por tu memoria seguiré luchando contra este sistema podrido”.

Con música de fondo de Vicente Fernández cantando Amor eterno, Motivos, Solamente una vez y otras, el ataúd con el cuerpo de Nadia Vera salió de la funeraria donde anoche fue velada la también promotora cultural.

Cerca de 100 personas, entre amigos, familiares y activistas solidarios con la familia Vera Pérez, aceptaban con resignación que Nadia “murió por sus ideales”, luchando por tratar de cambiar este país.

“Ojalá sea un parteaguas para que la gente cambie, para que exista un poco de conciencia y que sepan que hay gente que puede morir por sus ideales. Estoy consciente y puedo decir que gracias a Dios que mi hija va a ser un bastión para cambiar un poco este país. Era muy niña. ¡Qué más puedo decirle a todos ustedes, gracias!”, expresó Efrén Vera.

“Ella creía que otro mundo es posible, así lo pensaba, así lo dijo. Gracias a todos. Las cosas buenas no se pueden acabar, ella era una mujer buena, era una hermosa niña y simplemente nos la mataron.

Va a pasar mucho tiempo para que esta herida cierre, pero si de algo estoy seguro, es que esto va a crecer”, agregó.

“Mi país es un campo de amapolas regado con la púrpura savia de los jóvenes”, se leía en otra cartulina, una estrofa de uno de los poemas de la madre de Nadia Vera.

“Te amamos Nadia, vete en paz, que nosotros nos quedamos en la guerra”, señalaba otra cartulina que quedó depositada en la tumba de la joven.

Nadia Dominiq Vera Pérez era promotora y gestora cultural, activista política, directora del Festival de Video Arte Oftalmológica y promotora de la Compañía Internacional de Danza Contemporánea Cuatro X Cuatro en Xalapa, Veracruz.

Desde sus comienzos en su ciudad natal, Comitán de Domínguez, la joven participó activamente en el grupo de Teatro Escudo Jaguar, dirigido por Andrés Campos, en el área de difusión cultural, y como actriz actuó en algunas obras teatrales que la poeta Mirtha Luz Pérez Robledo, su madre, realizó para este grupo.

Además participó en los festivales más importantes de la entidad, entre ellos el Rosario Castellanos, Cervantino Barroco y Maya Zoque.

Inició sus estudios en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, donde cursó por un semestre la carrera de Sociología para después cambiarse a la Facultad de Antropología Social, en la ciudad de Xalapa.

El activista Alejandro Tello dijo anoche durante la velación que “con los ideales que ella portaba desde pequeña, comienza a ejercer su voz en alto, para que se haga justicia, y lo hace presente con los ideales del EZLN”.

Según Tello, Nadia Vera se perfiló como una mujer con carácter político, pues participó en el movimiento de #YoSoy132 de Veracruz.

“Nadia, hoy te recordamos con mucha dignidad y cariño, los amigos más cercanos nos unimos a este dolor que tiene toda la familia. Nadia, la amiga que cobijó, abrazó y enseñó a quien le faltaba aprender de la vida, a abrir los ojos de la ciudadanía cuando más se ocultaba entre las sombras, ella seguirá alzando su voz, lo hace con más resonancia, en cada rincón de este continente, hoy su presencia ha traspasado las fronteras, los límites territoriales, ella, una luchadora joven con causa dignas y justas que clama justicia”, expresó Tello.

Ya en el panteón, se escucharon las siguientes consignas: “La vida es el principal derecho que tenemos, defendámoslo unidos y organizados”, “Hay un sonido mío en tus palabras, ¿no te vayas de mí, pájara libre!”, “Los jóvenes tenemos la fuerza, la vida y el valor de gritar lo que muchos por miedo callan”, “La lucha sigue: por un mundo donde quepan muchos mundos”, “Un día no habrá silencio, un día los gritos de justicia romperán los tímpanos de quienes tienen las manos manchadas de sangre inocente”.

Proceso