Según estudio de la CEPAL, el impuesto a las ganacias reduce la desigualdad en la Argentina

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) destacó a la Argentina, junto con Brasil y Uruguay como los tres países de toda la región donde “los impuestos sobre la renta personal, las contribuciones a la seguridad social y las transferencias públicas en efectivo, incluidas las jubilaciones y pensiones, reducen en conjunto la desigualdad, medida por el coeficiente de Gini, en torno de un 13% en promedio”.

De acuerdo con la Cepal, el coeficiente de Gini de Argentina antes de la acción fiscal es de 0,484; y luego de aplicar el impuesto a las Ganancias, pasa a ser de 0,467.

El análisis que lleva por título “El potencial redistributivo de la fiscalidad en América Latina”, realizado por los funcionarios de la Cepal Michael Hanni, Ricardo Martner y Andrea Podestá, también remarcó que “Brasil, Chile y la Argentina presentan una alta desigualdad antes de la acción fiscal, que en parte es corregida mediante pensiones y jubilaciones públicas, programas de transferencias -como la Asignación Universal por Hijo- e impuestos directos”, como Ganancias.

“Más allá de las diferencias entre países, en mayor o menor medida, en todos los casos las transferencias públicas en efectivo, como los programas de transferencias condicionadas u otros y el impuesto sobre la renta personal disminuyen la desigualdad en la distribución del ingreso”, subrayaron los analistas.

Precisaron que “en promedio, el 61% de la reducción del coeficiente de Gini de los ingresos de mercado proviene de las transferencias públicas en efectivo, incluidas las pensiones, y el resto de la disminución corresponde al efecto del impuesto sobre la renta y el pago de las contribuciones a la seguridad social”.

Hanni, Martner y Podestá aseguraron que “el impuesto sobre la renta personal es el que tiene una mayor repercusión redistributiva”.

Pusieron como ejemplo que “el promedio de recaudación en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) por concepto de impuesto sobre la renta de los individuos llega al 8,4% del Producto Interno Bruto (PIB)”, y compararon que “en cambio en América Latina y el Caribe apenas promedia 1,4 puntos del PIB”.

El estudio de la Cepal concluyó que “en el caso de la población en edad de trabajar, en los que más se reduce la desigualdad de los ingresos de mercado vía transferencias e impuestos directos son Uruguay, Brasil y Argentina; y le siguen México, Panamá, Chile y Costa Rica”.

También puntualizó que “entre la población en edad de retiro también se destacan Brasil, Argentina, Uruguay y Chile, con una caída del coeficiente de Gini cercana o superior al 30% y Panamá, Costa Rica, Venezuela,
Ecuador y Bolivia, con disminuciones en la desigualdad entre el 15% y el 23%”.

Télam

Ver informe completo 

http://www.cepal.org/es/comunicados/en-revista-cepal-se-analiza-el-potencial-redistributivo-de-la-fiscalidad-en-la-region