Trabajadoras domésticas de América Latina abogaron por una ley de migrantes en encuentro celebrado en Nicaragua

Trabajadoras domésticas migrantes de América Latina exigieron este sábado desde Managua (capital de Nicaragua) el cumplimiento de sus derechos laborales, como recibir por pago el salario mínimo, la jornada de ocho horas y protección social, entre otros.

Durante el II Encuentro Latinoamericano y del Caribe de Trabajadoras Domésticas y Migrantes, se denunció la falta de garantías sociales y salariales que enfrentan las mujeres que se dedican al trabajo doméstico fuera de su país de origen.

Asimismo, piden que se apruebe en la Asamblea Nacional una ley de migrantes, a fin de poder establecer convenios bilaterales con otros países y garantizar el cumplimiento de sus derechos laborales.

En el marco de la actividad, la vicepresidenta mundial de la Federación de Trabajadoras del Hogar, Ernestina Ochoa, dio a conocer que en América Latina existen unas 17 millones de trabajadoras domésticas y a escala mundial unas 100 millones.

Ochoa denunció que las trabajadoras domésticas enfrentan muchos problemas como la discriminación y el acoso y abuso sexual. “Muchas veces no se les reconocen sus derechos a organizarse en sindicatos y movimientos que den frente a todos los problemas que enfrentan”, apuntó.

Agregó que muchas veces las trabajadoras domésticas son víctimas de abuso sexual por negarse a realizar actividades pesadas y amenazar al empleador con denunciarlo.

En agosto de 2014, la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos detuvo a unas 50 mujeres centroamericanas que cruzaron la frontera del país de forma ilegal en compañía de sus hijos; todos ellos menores de edad.

TeleSur