“Va ser un gusto vernos en La Haya y que allí Chile rinda cuentas, ante esta corte, sobre las injusticias que se han cometido contra nuestro país” – Héctor Arce, procurador general del Estado boliviano

Arce a Muñoz: Va ser un gusto vernos en La Haya y que Chile rinda cuentas de injusticias

El procurador general del Estado, Héctor Arce, dijo ayer domingo que le toma la palabra al canciller chileno, Heraldo Muñoz, de sentar a Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para que rinda cuentas sobre las injusticias cometidas en contra de Bolivia.

Muñoz aseguró la semana pasada que su país no seguirá “perdiendo el tiempo” en contestar las “declaraciones infundadas” de Bolivia, que acusó al cónsul chileno en La Paz de querer desestabilizar a su Gobierno y amenazó con expulsarlo.

Y las palabras del jefe de la diplomacia chilena de “nos vemos en La Haya” son tomadas por el Gobierno boliviano como una aceptación expresa de Chile de la competencia de esa corte.

“Le tomamos la palabra y va ser un gusto vernos en La Haya y que allí Chile rinda cuentas, ante esta corte, sobre las injusticias que se han cometido contra nuestro país”, sostuvo Arce.

Bolivia lucha por recuperar su acceso al océano Pacífico perdido tras una guerra contra Chile en el siglo XIX, pero Santiago argumenta que en 1904 los países firmaron un tratado limítrofe y no hay temas pendientes.

“No hay ninguna posibilidad de que la Corte pida a Chile que entregue territorio; eso no va a ocurrir, se lo puedo garantizar”, dijo Muñoz sobre la demanda boliviana.

“Chile ha dicho que la demanda boliviana pretende alterar la intangibilidad de las fronteras, totalmente falso; la demanda boliviana no tiene absolutamente nada que ver con fronteras, la demanda boliviana es una demanda por diálogo”, replicó Arce.

En abril de 2013, La Paz llevó el centenario diferendo bilateral al tribunal internacional con el objetivo de que se obligue a Santiago a negociar una salida soberana al Pacífico en virtud de los ofrecimientos de solución hechos por Chile.

“Chile no puede borrar con el codo lo que ha escrito con la mano durante más de un siglo (…), habido un reconocimiento concreto del derecho boliviano”, remarcó Arce.

El litigio en La Haya ha tensado las relaciones entre ambos países que esperan el pronunciamiento de la CIJ, entre octubre y diciembre de este año, sobre la excepción al juicio que presentó Chile.
Libre del colonialismo moderno

Por otra parte, el procurador al analizar la situación del país, poco después de celebrar los 190 años de la independencia, sostuvo que Bolivia es libre de todas las formas del colonialismo moderno.

Ahora somos mucho más independientes y estamos liberados de las formas de colonialismo moderno, liberados del imperialismo. Somos un país que se desarrolla por sí mismo, avanzamos por nuestro propio desarrollo, acotó Arce en una entrevista con medios estatales.

Admitió que “ahora es un orgullo ser boliviano y eso yo lo siento. Muchas veces vamos a congresos y nos preguntan cómo hacemos. Es un orgullo, porque somos una referencia y eso era imposible hace 10 años”.

Antes había un Estado de sometimiento de los sectores indígenas, populares, por parte de unas familias de elite, recalcó y recordó que de 1997 a 2005 el Producto Interno Bruto creció 3,2 por ciento, y desde entonces a 2014 creció 5,1 por ciento.

También rememoró que la inversión pública pasó de 567 millones de dólares como promedio por año en el período de 1997 a 2005 y llegó a dos mil 167 millones de dólares desde entonces al presente.

La Jornada