Venezuela y Colombia crearán plan de seguridad fronteriza

La ministra para las Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, sostuvo ayer una reunión con su homóloga colombiana, María Ángela Holguín, con el propósito de discutir los problemas de seguridad y contrabando que afectan la frontera colombo-venezolana, causando daños económicos a Venezuela.

La reunión se concretó al cumplirse una semana del cierre de la frontera por el estado Táchira, tras el ataque a tres militares venezolanos en la entidad.

Desde Cartagena de Indias, en Colombia, Rodríguez informó que próximamente habrá una reunión entre las autoridades de defensa de Venezuela y Colombia para establecer un plan de seguridad para la zona fronteriza.

Señaló que en el encuentro se abordó el tema del narcotráfico. “Ustedes saben que en la República hermana de Colombia hay producción importante de droga y los países vecinos nos vemos afectados por el tránsito de la misma”, dijo.

Rodríguez indicó que se solicitó a las autoridades pertinentes el listado de los paramilitares desmovilizados “para que podamos estrechar la labor conjunta, la cooperación judicial, la cooperación policial, en este sentido”.

Añadió que a la situación en la frontera se ha sumado el contrabando de extracción de combustible y de alimentos, así como el ataque a la moneda nacional.

Al respecto, señaló que informaron a las autoridades de Colombia acerca de instrumentos jurídicos, que han sido identificados por equipos técnicos, que permiten el ataque a la moneda y facilitan el contrabando hacia Colombia de productos Venezolanos.

DIÁLOGO PRODUCTIVO 

La canciller sostuvo que en la reunión tuvieron “una franca conversación, como conversan y hablan los hermanos, un diálogo productivo”.

Expresó que con la reunión se ha dado el primer paso “hacia la búsqueda de una ruta que nos permita construir una nueva frontera”.

La ministra recordó que el presidente Nicolás Maduro se ha visto obligado a tomar medidas transitorias como el cierre temporal de la frontera y el decreto de estado de excepción en algunos municipios fronterizos en el estado Táchira, “en razón del desborde institucional producto de la comisión de delitos violentos en la frontera”.

Resaltó que ante la solicitud de algunos sectores de la salida de Colombia de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), “como decimos en criollo en Venezuela, se quedarán con los crespos hechos porque aquí estamos dos países hermanos, miembros de Unasur, resolviendo nuestros problemas de manera franca”.

COMUNICACIÓN DIRECTA

Rodríguez señaló que en la reunión se informó al Gobierno del vecino país acerca de una manipulación mediática “que ha mentido al pueblo de Colombia, que ha mentido a la comunidad internacional sobre supuestas agresiones a ciudadanos colombianos”.

En ese sentido, indicó que se acordaron mecanismos de comunicación directos y permanentes entre ambos países.

Añadió que con esta comunicación directa no darán cabida “a la mentira mediática y a la agresión mediática en contra del pueblo de Venezuela, en contra del presidente Nicolás Maduro”.

Recordó que Venezuela ha sido una Patria de cobijo para millones de ciudadanos colombianos.

Resaltó que hay una normativa internacional vigente que prohíbe el fomento y la incitación al odio entre los países. “Una cosa es la opinión que se pueda tener sobre un tema y otra muy distinta es fomentar el odio entre nuestros pueblos”.

Rememoró la situación que vivió el pueblo de Ruanda “que fue llevado a una guerra entre fraternales producto de las conspiraciones y agresiones mediáticas”.

GARANTÍA DE DERECHOS HUMANOS

En cuanto a los protocolos en materia de derechos humanos, indicó que se acordaron mecanismos directos “para que sea la verdad la que se imponga”.

Reiteró que Venezuela posee una de las constituciones más garantistas y promotoras de derechos humanos que existen.

Resaltó que las misiones sociales también están dirigidas a garantizar los derechos humanos de los venezolanos y de los colombianos que hacen vida en el país, producto del éxodo generado por la violencia paramilitar y de bandas criminales.

Además, ratificó el compromiso del gobierno del presidente Maduro de seguir construyendo la Patria Grande.

COLOMBIA RECONOCE QUE CRÍMENES EN LA FRONTERA HACEN DAÑO A VENEZUELA

La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, reconoció ayer los problemas en la frontera colombo-venezolana que son generados por bandas criminales dedicadas al narcotráfico, así como la extracción ilegal de combustible “que desangra a Venezuela” y el diferencial cambiario que genera contrabando y “que esta haciendo un daño inmenso en Venezuela”.

Desde Cartagena de Indias, en Colombia, donde se realizó la reunión con la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, subrayó que en el tema del contrabando ha habido un trabajo conjunto de la policía fiscal y aduanera colombiana y de las autoridades venezolanas.

“Han decomisado mercancías e hidrocarburos, así como ha habido capturas de 247 personas y la aprehensión de casi 47 mil millones de pesos”, detalló.

Holguín informó que en la reunión también se propuso un encuentro entre los ministros de Defensa “para mirar todos los temas relacionados con el crimen organizado, con las bandas criminales y todas esas situaciones que encontramos en la frontera”.
Puntualizó que el Gobierno de Colombia fortalecerá la estrategia en la lucha contra estos factores en 47 nuevos pasos informales.
“Esperamos que sea una operación binacional, por ahora es de Colombia, estamos seguros de que juntos podremos combatir mucho más efectivamente”, dijo.

Añadió que el Gobierno del vecino país iniciará las referidas acciones en un corto tiempo.
La canciller colombiana señaló que en la reunión también trabajaron en el tema del contrabando de combustible.
Al respecto, manifestó que espera que haya una reunión de ministros, así como una propuesta de Venezuela para trabajar contra esta situación.

“Sabemos que muchas de las bandas criminales se lucran del combustible venezolano”, afirmó Holguín.

Acerca del diferencial cambiario, indicó que el vicepresidente de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco Torres, conversó con el ministro de Hacienda colombiano, Mauricio Cárdenas, al tiempo que añadió que se espera que tengan una reunión próximamente.

Reiteró que en la frontera también hay movimiento legal, por lo que hicieron un llamado al Gobierno venezolano “para que podamos reestablecer ese paso tan importante en la frontera y seguiremos trabando a profundidad para que sea una frontera nueva, que sea productiva”.

Manifestó que el Gobierno colombiano acompañará a los ciudadanos que son deportados.

Recordó que Venezuela los ha recibido “de manera generosa durante décadas; muchos colombianos han vivido en Venezuela y sienten a Venezuela como su patria”.

Añadió que solicitaron al defensor del Pueblo que visite la ciudad de San Antonio del Táchira, con el gobernador de la entidad, José Gregorio Vielma Mora, “y pueda acompañar sus enseres de Venezuela”.

Además, señaló que en el encuentro acordaron una reunión de los defensores del pueblo de ambas naciones para trabajar en que haya un protocolo en las deportaciones de Venezuela hacia Colombia.

Reiteró que Colombia seguirá trabajando unida con Venezuela para combatir todos los crímenes organizados que se dan en la frontera y que generan violencia.

DAYNE TORRES / CIUDAD CCS 

Ciudad Caracas

Santos llamó a Maduro, pero no le ha respondido: Holguín

En diálogo con 6AM Hoy por Hoy de Caracol Radio la canciller María Ángela Holguín reveló que el presidente Juan Manuel Santos ha intentado la comunicación directa con su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, pero a la fecha no ha sido posible establecer el contacto directo.

Según confirmó, el jefe de Estado “lo llamó el fin de semana y no había recibido respuesta de él”.

Por esta razón durante el encuentro con cancilleres que se dio este miércoles en Cartagena, le manifestó la voluntad del presidente Santos de establecer una comunicación directa.

“Yo estuve conversando con la canciller y le dije que el presidente estaba abierto a el momento en el que él (Maduro) lo considerara”, explicó la ministra de Relaciones Exteriores.

La canciller reveló además detalles del diálogo que sostuvo con su homóloga de Venezuela, Delcy Rodríguez, afirmando que lo más positivo será la construcción de un protocolo para la deportación de connacionales que será presentado en los próximos días y que obligará a el respeto de los derechos de los connacionales.

“Para nosotros el tratamiento a los deportados, la manera como han hecho esa deportación es algo no que no vamos a permitir”, por lo que se el protocolo deberá incluir el respeto por las normas internacionales.

En la visita que realizará el Defensor del Pueblo a la zona, llevará el borrador del protocolo, para que se revise, se ajuste y se implemente en los próximos días.

“Avanzamos en que haya un protocolo de deportación, que estará en los próximos días, para que haya respeto a los colombianos, estamos peleando por un respeto a todos los colombianos que no se vulneren sus derechos”, señaló la canciller.

Asimismo va a verificar el tema de las casas derribadas, porque el Gobierno de Venezuela aseguró “que solo han demolido 4 casas donde han encontrado cosas”.

Confirmó que se acordó en los próximos días la realización de nuevas reuniones, entre los ministros de Defensa, Hacienda y Minas de los 2 países para buscar estrategias comunes para combatir los problemas como el contrabando y la inseguridad.

Se cerrarán además por parte de la Fuerza Pública 47 pasos de fronteras ilegales para prevenir el delito.

Así como se dará un nuevo encuentro entre cancilleres que se espera que se dé la próxima semana.

“Aspiro a que sí se abra la frontera y que ellos se den cuenta de que cerrando la frontera no van a lograr que se acaben todas las situaciones que allí se registran”, consideró la canciller.

Caracol

frontera_venezuela

En Cúcuta hay 1088 colombianos deportados y 4260 retornados espontáneos

Desde el 22 de agosto, 1088 colombianos han sido deportados / repatriados en Norte de Santander, tras el cierre de la frontera y la declaratoria del Estado de Excepción Constitucional en seis municipios del estado del Táchira en Venezuela. La Cruz Roja Colombiana estima que 4260 personas más habrían retornado de forma espontánea, por esta situación.

Las cifras fueron divulgadas por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios en Colombia (OCHA), que para su informe tuvo colaboración de socios de las redes de asistencia humanitaria EHL y GTP. Cubren el período del 23 al 26 de agosto de 2015.

Del total de personas que han regresado, voluntariamente o forzados, OCHA informó que, al menos, 929 personas se encuentran en seis albergues habilitados en los municipios de Cúcuta y Villa del Rosario y que 369 se han trasladado a sus ciudades de origen en Colombia. Las demás están en otros sitios de Cúcuta y poblaciones cercanas.

La entidad de Naciones Unidas informó que las mayores dificultades para proporcionar asistencia se han dado con las familias que han retornado de forma espontánea, pues de ellas no hay un registro oficial. También dijo que dentro de la población retornada se han identificado casos de colombianos que habían ido a Venezuela en condición de refugiados y solicitantes de refugio. No hay una cifra consolidada de estos casos.

Tanto OCHA como la Cancillería y el Ministerio del Interior, participantes del Grupo Temático de Protección de Norte de Santander, están diseñando una caracterización y una ruta de atención para la población retornada de forma espontánea.

El informe llama la atención sobre que, aunque la situación más crítica se presenta en Norte de Santander, también hay casos de deportación y de retorno espontáneo en Arauca y La Guajira, también departamentos fronterizos con Venezuela.

ALBERGUES Y NECESIDADES BÁSICAS

OCHA destacó que la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) está a cargo de las líneas de asistencia humanitaria con elementos alimentarios y no alimentarios en los seis albergues habilitados en Cúcuta y Villa del Rosario, en los que han sido entregados 500 kits de aseo y 500 colchonetas (contando con 500 más en stock). Está lista la entrega de 500 carpas y 1600 pañales.

Pero alerta de que además de los albergues formales, se han establecido unos informales en puntos como La Playa y Juan Frío (del municipio de Villa del
Rosario), donde no están garantizadas las condiciones mínimas de habitabilidad. También pide fortalecer los puestos de registro para retornos espontáneos, en cada albergue, igualar las condiciones en todos los puntos y mejorar las condiciones de alimentación, agua y saneamiento y atención a niños, niñas y madres gestantes.

La investigación hecha en la zona de la crisis humanitaria permitió constatar que el evento desbordó las posibilidades de reacción en asuntos como la atención en salud, educación, nutrición, seguridad alimentaria y prestación de los servicios de agua, saneamiento e higiene. Sin embargo consigna la respuesta que han empezado a dar distintas entidades del Estado colombiano, para paliar las dificultades.

Finalmente, OCHA recuerda que el número de deportados / repatriados colombianos desde Venezuela ha ido en aumento desde el inicio de 2015, llegando a su pico máximo en marzo, con 1187 deportados.

El Universal

Volver