Venezuela y Ecuador acuerdan estrategias para defender la posición de los países productores de petróleo

La ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, informó que representantes Venezuela y Ecuador sostuvieron este jueves una reunión bilateral para crear estrategias para la defensa de los países productores de crudo, que integran la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), ante la baja de los precios del crudo promovida por acciones imperialistas.

En la reunión, que se llevó a cabo en el Palacio de Miraflores, en Caracas, participaron el canciller de Ecuador, Xavier Lasso, así como el viceministro de hidrocarburos y el presidente de la Empresa Nacional de Petróleo de Ecuador. Por parte de Venezuela estuvieron el ministro de Petróleo y Minería, Elogio del Pino, y el representante ante la Opep, Iván Orellana.

En transmisión de Venezolana de Televisión, Rodríguez señaló que el presidente de la República, Nicolás Maduro, recibió en el Palacio Miraflores a la comitiva de Ecuador, a fin de revisar el tema energético mundial, como miembros de la Opep, para “trazar una sola estrategia para salir a la comunidad internacional a defender la posición de los países productores de petróleo”.

“Desde los centros imperiales se ha estado haciendo utilización política del petróleo para atentar contra Rusia, contra Venezuela, contra nuestros países, contra nuestros gobiernos progresistas”, dijo Rodríguez, al tiempo que comentó que ante esto se ha diseñado un plan que será sometido a la consideración a los jefes de Estado (Maduro, de Venezuela, y Rafael Correa, de Ecuador), para luego darlo a conocer a la comunidad internacional.

Este plan “busca esencialmente la defensa de nuestros recursos energéticos, el uso soberano de los recursos energéticos que hacemos estos gobiernos en beneficio de nuestros pueblos”, comentó la Canciller.

Asimismo, indicó que durante la reunión bilateral se analizó el impacto del capital financiero mundial y “cómo ha sido el impacto criminal que acaba, además, con el ambiente” por parte de los productores de petróleo y gas de esquisto –hidrocarburo no convencional, cuya extracción afecta considerablemente el ambiente–, dicha producción ha influido en la baja de precios del barril de crudo que se produce en los países de la Opep.

Solidaridad con Ecuador

Por otra parte, Rodríguez reafirmó la solidaridad de Venezuela con el pueblo de Ecuador, ante los intentos de golpe de Estado que la derecha de ese país promueve a fin de acabar con la Revolución Ciudadana.

“Enviamos nuestro compromiso absoluto de solidaridad a nuestro hermano pueblo del Ecuador, en la construcción y la consolidación de la patria grande”, enfatizó la Canciller.

Asimismo, Rodríguez comentó que en la reunión se analizó “cómo intereses imperialistas buscan una división de la unidad latinoamericana y caribeña con el despliegue de una arremetida de golpes no convencionales, que pretenden el debilitamiento institucional de nuestros Estados, para que progrese el renacimiento de esos modelos neoliberales que sometieron a nuestros pueblos a situaciones de penurias política, económica, social y cultural”, en las décadas de los 80 y 90.

“Sin embargo, sabemos que los pueblos nos acompañan en esta batalla y respaldan a nuestros gobiernos”, agregó.

En los últimos meses, gobiernos latinoamericanos han sido objetivo de los denominados “golpes blandos” o “suaves” promovidos por la derecha nacional e internacional, que han pretendido derrocar a los gobiernos de líderes revolucionarios y progresistas mediante acciones violentas en las calles, paros, y guerras psicológicas y económicas.

Los casos más emblemáticos se han dado contra los gobiernos de El Salvador, Brasil, Ecuador, Bolivia, Argentina y Venezuela, donde los gobernantes priorizan la felicidad y el bienestar de los pueblos por encima del capital; además de una férrea defensa de su soberanía y autodeterminación.

En los mencionados países, sectores de la oposición han mantenido el mismo modus operandi, definido por diversas estrategias, entre ellas, el impulso de campañas de descrédito, desinformación, miedo; así como denuncias de presuntas acciones de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

AVN