Ante crisis fiscal, Gobernador reitera posibilidad de impago a los acreedores

El gobernador Alejandro García Padilla defendió este martes, las gestiones que realiza su administración para renegociar la deuda pública del País y subrayó que la misma se duplicó entre 2005 a 2012, tanto por gobiernos del Partido Popular Democrático como del Partido Nuevo Progresista.

Al propio tiempo, justificó los aparentes informes contradictorios que han ofrecido miembros de su equipo fiscal en torno a la posibilidad de recortes en la jornada laboral o un cierre parcial del Gobierno.

“Quiero zanjar esas contradicciones que son aparentes. Si yo tengo que pagarles a los bonistas, tendríamos que probablemente reducir jornadas o hacer malabares jurídicos que a veces son los que han hecho gobiernos anteriores, sacar chavos de un bolsillo, meter en otro bolsillo, etc. Nosotros, como he dicho antes, estamos evaluando todos los mecanismos para evitar que haya reducción de jornada, un cierre de Gobierno, o dejar de pagar el bono, por ejemplo”, indicó.

Sostuvo que lo que han dicho la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento, Melba Acosta, el director ejecutivo de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Luis Cruz, y el secretario de Hacienda, Juan Zaragoza, “es lo que dicen los números”.

“Si no encontramos mecanismos extraordinarios, de emergencia, los que no son comunes en el Gobierno, podrían pasar esas otras cosas, como cierres parciales, reducción de jornada, etc. Ante esa realidad he convocado a los acreedores del país, independientemente de que no fui yo el que fui a cogerle los chavos prestao’s”, elaboró García Padilla a preguntas de periodistas, tras ofrecer un mensaje en la reapertura de un hangar para reparación de aeronaves en las instalaciones de la antigua Base Roosevelt Roads, en Ceiba.

El gobernador recalcó que la deuda de Puerto Rico se duplicó de 2005 al 2012.

“Esos son los números. Empezó en el 1941 y llegó hasta 2004, y de 2005 a 2012, se duplicó lo que se había acumulado desde el 41”, sostuvo.

“Yo los he invitado a ellos (los acreedores) a negociar y hemos propuesto un plan de cinco años y hemos propuesto legislación de la Junta de Control Fiscal, para darles garantías de que el gobierno de Puerto Rico no va a hacer las malas prácticas de los gobernadores anteriores, de las cuales todo el mundo da cuenta, de ambos partidos, -esto no es un asunto de partidos-, para garantizarles a ellos que pueden negociar y que Puerto Rico no va a volver a esas malas prácticas”, abundó García Padilla.

“Si no negocian y me obligan a escoger entre los acreedores y los puertorriqueños, yo le voy a pagar a los puertorriqueños. Si me obligan a escoger entre ellos y nosotros, estoy con nosotros porque los que fueron a elegirme como gobernador fueron los puertorriqueños y las puertorriqueñas, y yo los represento a todos ellos”, agregó el mandatario.

Un reportero le preguntó para qué están considerando una reducción en la jornada laboral, si en caso de que tuvieran que escoger, ha dicho que no le van a pagar a los bonistas y su respuesta fue: “Porque yo no vengo a decir mentiras agradables, yo le tengo que decir la verdad al país”.

García Padilla dijo que “la verdad es la que tenemos que afrontar, que los otros gobiernos tomaron tanto prestado sin tener con qué pagar que nos trajeron a estas circunstancias, que nosotros sin haber creado la crisis, habiéndola heredado, tenemos que enfrentarla y tenemos que decirle al país por qué y cuáles serían las consecuencias de tomar un camino y el otro camino”.

Mencionó como ejemplo que si los acreedores no negocian, “al fin y al cabo, también va a ser peor para ellos”, porque se van a empezar a generar demandas.

“Otros gobernadores tendrían mucha popularidad porque se la pasaban diciendo mentiras agradables, yo no. La verdad es la verdad, es hija de Dios y es invencible, pero por supuesto, hay que decirle al país cuáles son las rutas y cuáles son las consecuencias de las rutas”, sostuvo el primer ejecutivo.

Se le preguntó también que tenía que decir a los analistas políticos que sostienen que esa es una movida política y dijo que “no conocen” la función del gobernador.

“El gobernador está aquí para defender a los puertorriqueños y puertorriqueñas. Quien haya dicho eso, le contesto desde aquí que si quiere ser el gobernador de los acreedores que se postule, pero le advierto que ya tiene primarias porque el otro partido ya tiene dos que lo que hacen es defender a los acreedores”, dijo García Padilla.

Por su parte, el exgobernador Rafael Hernández Colón salió en defensa hoy de García Padilla ante las críticas del también exgobernador Aníbal Acevedo Vilá por las medidas que ha tomado la presente administración para encarar la crisis fiscal.

Hernández Colón sostuvo en declaraciones escritas, que las medidas y los medios “reales” para enfrentar la crisis fiscal y la recesión de la economía que atraviesa el país corresponden al gobierno electo por el pueblo en las pasadas elecciones.

“A todos los exgobernadores nos corresponde aportar nuestras ideas para ayudar al Gobierno en el descargo de sus responsabilidades con el país. Nuestra aportación no se lleva a cabo constructivamente si se hace mediante críticas y planteamientos mediáticos ante la opinión pública”, dijo el exgobernador en alusión a las expresiones que hizo Acevedo Vilá en las redes sociales repudiando “el secuestro de reintegros” y otras medidas tomadas por el gobierno de García Padilla.

“Esa manera de hacerlo, que reviste el carácter de oposición en vez de ayudar, debilitan la gestión gubernamental para atender la crisis. Debemos tener presente que de la gestión del Gobierno depende la efectividad con que enfrentamos la crisis. Como demuestran las experiencias de los pasados años, planteamientos de alternativas a las medidas que propone el gobierno cuando se llevan al extremo de la insolidaridad lo que hacen es profundizar la crisis”, sentenció Hernández Colón.

Primerahora


VOLVER