Arnaldo Samaniego, candidato oficialista para la intendencia de Asunción (Paraguay): “Aprendí a construir consensos, ese es el camino”

Por Carlos Gómez

Arnaldo Samaniego llega para la entrevista luego de una larga reunión política con el presidente de la República en Mburuvicha Róga, sobre la que todos los medios de comunicación hablaron, especulando sobre el contenido de la misma. Creí que lo iba a encontrar más impaciente, sin embargo lo noté tranquilo y con muy buen humor.

Antes de iniciar la conversación me pidió unos minutos para relajarse, tomar un café y recorrer los pasillos del Alondra Hotel Boutique, ubicado en pleno centro comercial del Barrio Carmelitas; quedó fascinado por la arquitectura y lo refinado del ambiente. De vuelta a la conversación decidió compartir conmigo unos datos históricos sobre participación en elecciones que prepararon sus asesores: En las internas del 2010, la ANR consiguió 72.000 votos, y en las generales del mismo año se convirtió en intendente, gracias a 90.745 votos. Trato de sacarle algunos comentarios sobre la reunión con Cartes.

Arnaldo Samaniego, de familia política donde su papá y sus hermanos militan en la ANR, revela que el liderazgo prendió muy temprano en él. Además admite que no logra desconectarse jamás del cargo, “te absorbe muchísimo, los pocos momentos que tengo los comparto con amigos y familia”. Se compara con un bombero, ya que está apagando incendios permanentemente; además de su faceta como hombre público también tiene otra revelada públicamente en los últimos tiempos: cantante de karaoke, “cantar desestresa, y si cantas mal, mejor”.

Desde tu elección como diputado, hace ocho años que estás en elecciones permanentes. ¿Qué aprendiste en todo este tiempo?

Que no hay que perder el tiempo con peleas, las peleas desgastan, no traen resultados positivos. Aprendí a construir consensos, ese es el término.

Una familia de políticos, ¿tradición familiar?

Sí, digamos que por tradición, creo que esa vocación de servicio y liderazgo natural lo traemos en la sangre. El tío abuelo de papá (Zacarías Samaniego) fue uno de los fundadores del partido. Nací en un ambiente político, pero aun así mi padre siempre nos puso límites y nos decía: “si les gusta la actividad política está bien, pero esperen terminar una carrera universitaria”.

Como venís de una familia política, ¿consultás con ellos las decisiones a ser tomadas?

Y sí, ya que todos estamos en lo mismo. Papá es el que siempre nos orientó; a pesar de su limitación académica tiene una visión muy clara en la política. No es de mucho hablar, pero cuando se fija en algo la pega.
Recuerdo su advertencia: “hay tres cargos que no debíamos aceptar, que no eran recomendables: ministro del Interior, presidente de ESSAP e intendente de Asunción”.

¿Quién te asesora políticamente?

No hay una sola voz. Nosotros nos consultamos mucho con Lilian (Samaniego) las decisiones políticas, y bueno con Gustavo (Samaniego) también, además él tiene un perfil de planificador como ingeniero que es.

Podés detallar tu entorno, las personas que más inciden en tu gestión. ¿Quiénes son y qué hacen?

No sé si son los más influyentes, pero coordino todas las tareas principalmente con dos personas: el Ing. Martín González, quien es mi jefe de Gabinete, una persona con mucha cintura política que conoce la gestión, y el Ing. Genaro Cristaldo, mi director de obras.

En el sondeo de “A quiénes elegimos” dijiste simpatizar con la corriente ideológica de “centroizquierda”

Doctrinariamente, los más avezados en su momento dijeron que el partido es de centroizquierda por el componente social que tiene. Si vamos a calificar al partido es nacionalista. Creo que la ANR representa la paraguayidad misma. Pero si tanto quieren definir a Arnaldo yo soy “obrista”: obras, obras y obras (risas).

El electorado de la capital sigue siendo el más crítico en las elecciones.

Capital sigue siendo la caja de resonancia, y eso se explica porque la globalización ha llegado muy rápido a la ciudad de Asunción; además contamos con una población variada, más la flotante; los medios de comunicación, los formadores de opinión que han contribuido a una mayor crítica, a un electorado más crítico.

Planteás ganar las elecciones con tu partido. ¿Porque creés que te resulta muy difícil convencer, atraer al electorado independiente, apartidario?

La fortaleza no puedo negar que es el partido Colorado, pero claro que conquisto también a no colorados y es porque jamás perseguí a nadie por pensar diferente.
Hay un intenso trabajo político.

 

Las heridas de las últimas internas siguen abiertas, es algo que le preocupa al Presidente, ¿hay temor de fuga de votos?

En política todo es posible, pero de acuerdo a la experiencia que le mostramos al Presidente no puede haber heridas tan graves, atendiendo que las elecciones se desarrollaron con absoluta normalidad y transparencia, además todos aceptaron los resultados. Puede que hayan quedado algunas heridas internas en la dirigencia de base pero la cúpula del partido ya ha dado muestra de unidad y eso va permeando en la dirigencia y en el electorado mismo.

¿Hay personas disgustadas con el manejo político del Presidente que podrían votar en contra del partido?

El presidente es una líder nacional que cumple también una función política, te puede gustar o no una persona, pero si no hay argumentos sólidos para salir en contra del partido, no tiene sentido.
Y es ahí donde se impone la fuerza del partido. El colorado sabe que está en juego el partido, no Arnaldo Samaniego u Horacio Cartes.

15 años con los colorados en Asunción, desde el “bacheburt” hasta “¿dónde está el bache?” Mucho no ha cambiado.

El municipio es una empresa muy difícil de llevar adelante, prácticamente inviable y sí, es verdad que nos seguimos quejando del bache y los raudales desde hace 15 años, pero en varias partes de la ciudad ya llegaron soluciones definitivas a esos problemas. Nadie puede negar, siendo objetivos, el atraso en el que nos encontrábamos. Nosotros estamos cambiando de forma gradual, no es suficiente todo lo que se hizo, somos conscientes de eso.

Has asegurado que “las otras ofertas electorales no tienen propuestas para la ciudad, y que su único objetivo es sacarle al partido del gobierno municipal”.

Totalmente. La oposición hace acuerdos para sacar del medio al partido Colorado, pero sin propuestas, entonces difícilmente puedan administrar bien la ciudad. Cada uno busca su espacio de poder y termina siendo ingobernable: miren lo que le pasó a (Fernando) Lugo y Federico (Franco).

Sos el primer intendente que busca su reelección en Asunción, ¿A qué se debe?

El cambio aún no se sustancia, varias obras están en ejecución y otras tantas están proyectadas. Es que nadie dimensiona la burocracia que hay en la municipalidad, 236 días como mínimo para adjudicar una obra y la gente te pregunta: “¿por qué ahora recién?”.

Aun con el problema de la burocracia, por lejos somos la administración con más obras en esta era democrática. Nos hemos esforzado tanto, pero aun así mucha gente que no ve a la ciudad mejor por eso necesitamos más tiempo.

Cartes no ha dudado en apoyar desde un primer momento tu reelección; llegado el momento ¿harías lo mismo por el Presidente?

Es muy prematuro hablar de eso, además primero lo conversaría con él, hay que saber primero si quiere o no, pero si hay una decisión de él, por supuesto. ersonalmente creo que la posibilidad de la reelección se tiene que revisar, si es para continuar las obras proyectadas tiene que continuar el mismo equipo. Se tendría que ver, no quiero contaminar con ninguna opinión una decisión política, pero sí voy a agradecerle al presidente por el trabajo coordinado con la municipalidad.

Dijiste que tu período se centró en arreglar la casa, financiera y administrativamente, además en priorizar obras.

Poner las cosas en su lugar y proyectar. Al llegar a la municipalidad teníamos una deuda de 200.000 millones (de guaraníes), al salir 27.000 mil millones de deuda flotante con proveedores. Hemos triplicado los ingresos sin crear nuevos impuestos, además de mantener el gasto corriente.

Siempre que se le pregunta sobre su gestión, responde de memoria. Sin embargo, la opinión de la gente es que ha esperado al último año para ponerse a trabajar, ¿falló la comunicación?

Si vamos a buscar un error, fue ese, claramente. No supimos comunicar, además nos ha costado el relacionamiento con los formadores de opinión, uno de nuestros objetivos es mejorar la comunicación. Sabemos que si a la gente no le mostrás permanentemente, se olvida.

Principal objetivo para los próximos 5 años

Objetivos realizables: Infraestructura como nunca; espacios verdes que deben ser recuperados; seguir con el trabajo coordinado con el Gobierno, de lo contrario es imposible. Llegar al 80% de cobertura del desagüe pluvial; más seguridad e iniciar solución definitiva para los bañados, documentando propiedades.

¿Cuál es tu siguiente paso en la vida política?

No pienso luego en eso (risas), pero yo soy político, así que vamos a continuar.

La Nación