Con el compromiso de fortalecer la cooperación multilateral, concluyó la IV cumbre de mandatarios de América del Sur y países árabes

La IV cumbre de mandatarios de América del Sur-Países Árabes (ASPA) concluyó hoy aquí con una valoración positiva de los vínculos entre ambas regiones, pero con asignaturas pendientes que intentarán dirimirse en Venezuela 2018.

Tras dos jornadas de discusiones, los jefes de Estado de los 22 países de la Liga Árabe y los 12 de la Unión de Naciones Suramericana (UNASUR) aprobaron la denominada Declaración de Riad, en la que se llamó a impulsar la cooperación política, económica, comercial, tecnológica y ambiental.

Presidentes, reyes, primeros ministros y otros jefes de delegaciones ratificaron el compromiso con los objetivos de la agenda post 2015 de la ONU sobre desarrollo sostenible, la lucha contra la desigualdad y la pobreza, además de dar particular importancia al aspecto de las inversiones.

Como en la mayoría de los discursos, los dignatarios expresaron preocupación por la propagación del terrorismo islamista en Medio Oriente y otras zonas del planeta, y urgieron a adoptar estrategias de concertación para combatir y derrotar todas las formas de extremismo.

En esa misma línea, el texto avalado por los 34 estados se pronunció contra los conflictos armados, particularmente los que sacuden a Siria, Yemen y Libia, pero con omisiones precisas -propio de su carácter diplomático y conciliador- a los países que alientan a los terroristas que allí combaten.

La cumbre ASPA saludó, sin embargo, iniciativas negociadoras regionales y de la ONU para acabar con más de cuatro años y medio de derramamiento de sangre en Siria, y propiciar la estabilidad en Iraq, escenario principal de las acciones terroristas del Estado Islámico, así como en Libia.

Guiado por el sentido de las discusiones de esta segunda y última jornada a puerta cerrada, árabes y sudamericanos expresaron absoluto respaldo a la causa del pueblo palestino y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo confiar en que dentro de tres años pueda hablarse de una solución duradera.

Maduro habló en la sesión de clausura en su condición de anfitrión de la V cumbre ASPA, prevista para realizarse en Venezuela en 2018. “Ojala en la cumbre 2018 tengamos un estado ampliamente reconocido y un pueblo palestino en el ejercicio de sus derechos”, expresó.

Además de asuntos de interés internacional, la cita de Riad se pronunció sobre la disputa entre Gran Bretaña y Argentina por las Islas Malvinas, las relaciones de países con organismos internacionales y los temas de deuda, así como el elemento petrolero y ambiental.

Los miembros del mecanismo birregional apoyaron las posiciones a favor de trabajar por combatir el cambio climático durante la próxima cumbre de París, y los latinoamericanos -en particular Venezuela, Ecuador y Uruguay, como presidente pro-témpore de la UNASUR- apelaron a elevar los precios del crudo.

La creación de un banco de inversiones del Sur, los retos de la Agenda 2030 de la ONU y la idea de crear una secretaría permanente del ASPA para encauzar y dar operatividad a sus esfuerzos y decisiones, quedan como tareas pendientes con la esperanza de haberlas materializado en Venezuela dentro de tres años.

Prensa Latina

Maduro y Correa discuten precio del petróleo con miembros OPEP

Maduro y el Rey de Arabia Saudita analizaron los proyectos para trabajar en conjunto e invertir en el área petrolera, energética y tecnológica. El presidente de Venezuela Nicolás Maduro junto a su homólogo de Ecuador, Rafael Correa, sostuvieron reuniones bilaterales con otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con la finalidad de discutir un posible aumento del precio del crudo. El encuentro se da en el marco de la IV Cumbre de América del Sur y Países Árabes (ASPA), celebrada en Riad, capital de Arabia Saudita, donde los mandatarios latinoamericanos dialogaron por separado con el rey saudí, Salman Bin Abdelaziz, para abordar el tema energético.  El mandatario venezolano planteó la posibilidad de crear una fórmula que permita establecer un precio justo del hidrocarburo y mostró su esperanza de que se logren avances en este aspecto a corto plazo.

En este encuentro bilateral se analizaron las relaciones y los proyectos para trabajar en conjunto e invertir en el área petrolera, energética y tecnológica. De igual manera, se revisaron los proyectos e inversiones que se llevan adelante dentro de la Comisión Mixta de Alto Nivel Venezuela-Arabia Saudita. Maduro estuvo acompañado por la canciller Delcy Rodriguez, el ministro del Poder Popular para Energía, Eulogio del Pino y los titulares de la cartera de economía y finanzas.

El jefe de Estado suramericano también se reunió con el Emir catarí, mientras que el ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería venezolano, Eulogio del Pino, lo hizo con su homólogo saudí, Ali bin Ibrahom al Naimi.      Otros dirigentes como la canciller colombiana, María µngela Holguín, y el vicepresidente de Uruguay, Raúl Sendic, también solicitaron la revisión de los precios del crudo por estar afectando la economía en sus países. EN CONTEXTO     La cumbre de ASPA surgió en 2005 con el objetivo de impulsar el intercambio económico y comercial entre los países de la Liga Árabe y los de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). La Cumbre de Riad, de dos días de duración, marca el décimo aniversario del lanzamiento de este foro político-comercial, que ha celebrado ya tres encuentros a ambos lados del océano Atlántico: Brasilia (2005), Doha (2009) y Lima (2012). Durante el segundo día de jornada, el mandatario venezolano anunció que la próxima Cumbre ASPA se hará en su país en el año 2018. Asimismo, en su participación ante los representantes de las naciones defendió la consolidación de una nueva estrategia para enfrentar la baja negativa de los precios del petróleo.

EL DATO: Venezuela tiene las más grandes reservas de petróleo del mundo, y Arabia Saudita es el principal productor del crudo.Ambas naciones buscan concretar estrategias que permitan fijar un precio justo, y así lograr una estabilización en el mercado petrolero, que de solidez a la economía mundial.

teleSur

Argentina agradece apoyo de países ASPA por Malvinas y fondos buitre

El gobierno de Argentina agradeció hoy a los países sudamericanos y árabes (ASPA) por el apoyo mostrado a sus demandas sobre la cuestión de las islas Malvinas y la lucha contra los fondos buitre.

En un comunicado difundido por su Cancillería, Buenos Aires reconoció la solidaridad de las delegaciones participantes en la IV Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de ASPA con los temas propuestos por su delegación, incluidos en el documento final del cónclave.

Dado a conocer en la jornada como Declaración de Riad, sede de la cumbre, dicho documento reunió el llamado de las naciones del grupo a la reanudación de negociaciones entre Argentina y Reino Unido, con el propósito de hallar una solución “pacífica y definitiva” a la cuestión de las Islas Malvinas.

En ese sentido, los países integrantes de ASPA expresaron preocupación por la falta de cumplimiento, a medio siglo de su adopción, de la resolución 2065 (XX) de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El instrumento, que reconoció la existencia de una disputa de soberanía sobre las islas entre ambas naciones, identificó al caso Malvinas como una situación colonial que debe resolverse en coherencia con la resolución 1514 (XV) del propio organismo, que establece la meta de eliminar toda forma de colonialismo.

La declaración de la capital saudita igualmente reafirmó el derecho de Argentina a tomar acciones legales contra la exploración y explotación no autorizadas de recursos no renovables en su plataforma continental.

Asimismo, los países ASPA reconocieron el derecho de cada Estado a reestructurar sus deudas soberanas sin interferencias de los llamados fondos buitre u otros Estados.

Al respecto, abogaron por la promoción de principios básicos para las reestructuraciones de deudas soberanas, en concordancia con el desarrollo sostenible y el crecimiento económico con inclusión de los pueblos.

La IV Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de ASPA, concluida este miércoles, significó el décimo aniversario de creación del foro, establecido con el fin de incrementar el diálogo político y la cooperación biregional.

Prensa Latina

Volver